Biografía de Johann Sebastian Bach

Johann Sebastian Bach (Eisenach, Turingia, Alemania, 31 de marzo 1685 – Leipzig, Alemania, 28 de julio 1750). Artista y Músico clásico de origen alemán, reconocido como el mejor compositor del Barroco y ampliamente admirado en todas las latitudes del mundo por la belleza y complejidad de sus innovadoras piezas, producidas en el siglo XVIII, en las cuales -según opinión de los expertos en materia musical- mezcla diferentes estilos musicales europeos, al tiempo en que usa magistralmente su talento narrativo, para ilustrar diferentes sucesos y emociones a través de la melodía, razón por la cual también es considerado uno de los músicos clásicos más importantes de la Historia.

Vida temprana

Johann Sebastian Bach nació en la localidad de Eisenach, Turingia, Alemania, el 31 de marzo de 1685, aunque algunos investigadores señalan que su nacimiento tal vez pudo ocurrir unos días antes, el 21 de marzo de 1865. Sin embargo, por convención, se considera como la verdadera la primera fecha. Bach llegó al mundo en el seno de una familia de músicos luteranos. Su padre, Johhan Ambrosius fue un reconocido músico de Eisenach, y se cree que introdujo a Bach desde muy temprana edad en la música, enseñándole a tocar violín. Inició su educación formal a los siete años, cuando comenzó a asistir a la escuela. A los diez años perdió a sus padres, quedando bajo el cuidado de su hermano mayor, Johann Christoph Bach, quien se desempeñaba como organista en una iglesia de Ohrdruf. Bach se mudó con su hermano, quien lo inscribió en la escuela y le enseñó a tocar el órgano.

Comienzo de su carrera musical

A los quince años, logró un cupo en una escuela en Lúneburg, gracias a su hermosa voz de soprano, no obstante cuando su voz cambió al poco tiempo, se dedicó a tocar el violín. A los dieciocho años, en 1703, ingresó como músico de la corte de Johann Ernest III, duque de Saxe-Weimar, sirviendo como organista oficial, aunque en ocasiones también tuvo que interpretar el violín. Rápidamente, Bach fue construyendo una gran reputación artística. Su siguiente empleo fue en la Iglesia Nueva de Arnstadt, donde fue contratado como organista principal. No obstante, dentro de sus funciones no sólo estaban la de interpretar la música durante los actos, sino que también debía impartir clases a los niños de la comunidad religiosa, cosa que a Bach parecía no simpatizarle mucho, tratando de distanciar lo máximo cada clase, razón por la cual fue reprendido en más de una ocasión. En 1706, contrajo matrimonio con Maria Barbara Bach, su prima, con quien tuvo siete hijos, de los cuales solo unos pocos lograron sobrevivir a la infancia.

Al año siguiente, en 1707, logró conseguir otro puesto de organista la Iglesia de San Blas, en Mühlhausen. Sin embargo, la felicidad de Bach fue borrada por la resistencia del Pastor de la Iglesia a sus arreglos musicales novedosos y complejos, ante el argumento de que la música eclesiástica debía ser simple. En esta época Bach compuso su obra “Actus Tragicus”. Al año siguiente, en 1708, Bach consiguió el puesto de organista oficial en la corte del duque Wilhelm Ernst de Weimar. Fue una etapa de mucha producción musical para Bach, quien en esta época logró componer su “Tocata y fuga en re menor”, la cual es considerada como una de sus piezas para órgano más conocidas. Igualmente trajo al mundo su cantata “Del corazón, y de la boca, y de la escritura”.

Estadía en Cöthen

Nueve años después, en 1717, a Bach se le presentó la oportunidad de trabajar para el príncipe Leopold de Anhalt-Cöthen. No obstante, el duque Wilhelm Ernst se negó a renunciar a su músico predilecto, llegando incluso a encerrarlo en la cárcel cuando lo descubrió tratando de irse. Casi a finales de ese año, el Duque lo liberó, dándole su bendición para que se trasladara finalmente a Cöthen, donde le aguardaba el príncipe Leopold. Durante su estadía en esta corte, Bach compuso la mayoría de sus conciertos, sonatas y suites, aunque también escribió obras para violín. En 1721, compuso su “Conciertos de Brandenburgo”, en honor al soberano de ese ducado. Así mismo escribió su libro “El clave bien temperado”. En cuanto a su vida personal, en 1720, su esposa María falleció. Al año siguiente, Bach contrajo matrimonio con una dama de nombre Anna Magdalena Wülcken, con quien tuvo trece hijos, de los cuales sobrevivieron sólo la mitad. Tres años después, la orquesta de la corte del príncipe Leopold se disolvió, obligando a Bach a buscar nuevos horizontes.

Iglesia de Santo Tomás

Rápidamente consiguió un puesto como organista y maestro de música en la Iglesia de Santo Tomás, ubicada en Leipzig, donde combinó sus labores con la creación de algunas de sus grandes piezas. Durante su estadía en esta localidad alemana escribió varias de sus cantatas. Entre 1727 y 1729 compuso sus “Pasiones”, de las que, según la crítica, la más célebre es la “Pasión según San Mateo”. Así mismo en 1733 escribió las piezas “Krye” y “Gloria”, las cuales integraron posteriormente, en 1749, una pieza musical que encarnaba una misa latina completa, conocida en la actualidad como su “Misa en si menor”, aunque la obra no se tocó nunca durante su vida.

Años finales

En 1747, viajó a Prusia, donde conoció a Federico II el Grande, hijo del Rey Sargento, a quien obsequió más tarde su obra “Ofrenda Musical” compuesto por una serie de fugas de su autoría. En 1749, emprendió la composición de los que sería su último trabajo musical “El arte de la fuga”, el cual no logró terminar. En 1750, decidió someterse a una cirugía ocular, a fin de recuperar parte de la visión que había venido perdiendo desde hace unos años. No obstante, la intervención falló, provocándole la pérdida total de la vista. Unos meses después, sufrió un derrame cerebral que puso fin a su vida, el 28 de julio de 1750.

Fuente de imagen: change.org

Biografía de Johann Sebastian Bach

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar