Biografía de José Santos Chocano

Ampliar este tema:

José Santos Chocano Gastañodi (Lima, Perú, 14 de mayo de 1875 – Santiago, Chile, 13 de diciembre de 1934). Célebre Poeta de origen peruano, reconocido como una de las voces más destacadas de Latinoamérica, por su verso sonoro y colorido, que lo lleva a ser identificado también como un Poeta modernista.

Trascendencia de José Santos Chocano

Igualmente, Santos Chocano, cuya fama sólo pudo opacar otro gran Poeta, como lo fue César Vallejo, es tenido por la Crítica como un escritor prolífico y versátil, el cual exploró la esencia del poema Épico, así como el Lírico. Al mismo tiempo, aun cuando la mayoría de las fuentes literarias lo señalan como un representante del Modernismo, algunos estudiosos de su obra insisten en que está más cercano al romanticismo. Sin embargo, más allá de las clasificaciones poéticas, lo cierto es que Santos Chocano comparte sitial de honor con otros poetas latinoamericanos como el cubano José Martí, el nicaragüense Rubén Darío o el colombiano José Asunción Silva, no en vano José Santos Chocano es conocido por antonomasia como El Cantor de América.

Primeros años

De acuerdo a lo que han señalado sus biógrafos, José Santos Chocano Gastañodi nació en la ciudad de Lima, Perú, el 14 de mayo de 1875, convirtiéndose en hijo de José Félix Chocano de Zela y su esposa, doña Aurora Gastañodi. Así mismo, es importante destacar que Santos Choocano nació en un momento histórico en donde Lima se encontraba ocupada por los chilenos, como resultado de la Guerra del Pacífico.

Estudios Académicos

Con respecto a su educación formal, se conoce que Santos Chocano cursó sus primeros estudios en el Instituto de Lima, al cual ingreso en 1884. Así mismo, sus estudios secundarios estuvieron a cargo del Colegio de Lima –aun cuando otras fuentes lo llaman Colegio Labarthe- en donde se graduó como Bachiller en 1886, sin que esto significara desentenderse de la institución dirigida por Pedro Adolfo Labarthe, en donde fue contratado como profesor de matemáticas.

Posteriormente, en 1891, Santos Chocano se matriculó en la Facultad de Letras de la Universidad Mayor de San Marcos. No obstante, por sorprendente que parezca, al poco tiempo abandonó la carrera. Unos años después, en 1894, manifestó una nueva vocación: el Periodismo, carrera en la que se estrenó en 1894, cuando se incorporó al diario La Tunda como colaborador. No obstante, esto traería algunas consecuencias en su vida, puesto que este medio impreso ejercía una abierta oposición al gobierno del general Andrés A. Cáceres.

Años de presidio

De hecho, su conocida y ferviente oposición al general Cáceres se convirtió en excusa perfecta para ser acusado por el gobierno de este militar como conspirador, siendo apresado finalmente en 1895 y enviado al reclusorio por excelencia de los presos políticos de la Lima de ese entonces: la Fortaleza de Real Felipe. Sin embargo, el destino quería que apenas unos meses después de su arresto, la coalición cívico-demócrata lograra la victoria, hecho que se tradujo en la Libertad de aquellos arrestados por oponerse a Cáceres, entre ellos Santos Chocano. Incluso, una vez que Nicolás de Piérola asumió la presidencia, éste mandatario nombro a Santos Chocano como secretario de la Presidencia.

Inicios como escritor

Así mismo, ni el incidente con Cáceres, ni el tiempo en presidio ni sus nuevas responsabilidades pudieron aplacar la vocación de Santos Chocano por escribir y publicar. De esta manera en 1895 se convirtió en el director de El Perú Ilustrado, revista frente a la que estuvo todo un año. Igualmente, fue en esta época que Santos Chocano publicó sus primeros poemarios: Las iras santas y En la aldea, publicaciones a las que se les unirían un año después las obras La Neblina, Azahares y la Selva virgen, demostrando ya en ese momento su gran genio creativo y poético.

Carrera política

Así también, el nuevo siglo traería también nuevos rumbos para este poeta peruano, quien en 1901 se estrenó como Cónsul General del Perú, cargo en el que se desempeñó por dos años y donde tuvo que afrontar importantes responsabilidades como la de asegurar la legalidad sobre el arbitraje que había pretendido devolver el orden entre Chile y Perú, con respecto a las provincias Arica y Tacna, las cuales seguían bajo el poder chileno.

Concluida esa responsabilidad, Santos Chocano fue enviado a Bogotá, Colombia, donde durante todo 1904 se desempeñó como Encargado de Negocios del Perú. Así mismo, entre 1905 y 1906 asumió la responsabilidad de ser Secretario de la legación del Perú ante España, sin embargo sería muy poco el tiempo en el que permaneció por poco tiempo, pues de acuerdo a lo que insinúan algunas fuentes, Santos Chocano se vio envuelto en casos de corrupción y negocios ilegales. Incluso, quienes afirman estas historias, fueron varias las oportunidades en donde debió abandonar países por iguales motivos. No obstante, estos viajes le brindan la oportunidad a Santos Chocano de conocer y entablar amistad con algunos de los más grandes escritores y poetas del momento, entre los que destaca el mismísimo Rubén Darío.

Participación en gobiernos internacionales

Continuando con su obra poética, Santos Chocano publica Los conquistadores en 1906, obra de teatro, género que también fue cultivado por Santos Chocano. Así mismo, los años siguientes resaltan por su activa participación en otros movimientos políticos del continente, entre los que destacan:  Guatemala (1908) donde fundó La Prensa, medio en donde participaban representantes del régimen y revolucionarios; México (1912) en donde fue colaborador directo del presidente Madero, hasta que éste fue asesinado, hecho que produjo la expulsión de Chocano del país;  Estados Unidos, donde desde la ciudad de Nueva York realizaría una intensa actividad a favor de Pancho Villa y Venustiano Carranza, representantes de la Revolución Mexicana, movimiento que incluso lo llevó a convertirse en consejero directo de Pancho Villa. Igualmente, Santos Chocano regresó en 1919 a Guatemala, en donde asumió la responsabilidad de convertirse en secretario del dictador Manuel Estrada Cabrera, hecho que casi le cuesta la vida, cuando fue sentenciado a fusilamiento, una vez que Estrada Cabrera perdió el poder. Afortunadamente sus relaciones sociales y su posición como poeta reconocido pudieron hacer que Santos Chocano se salvara de esta condena, pudiendo así regresar al Perú.

Honores

No obstante, a pesar de estos vaivenes y conflictos políticos, a su regreso en 1921 a su tierra natal, ésta lo recibió con el honor de nombrarlo Hijo Predilecto de la Ciudad de Lima. Apenas un año después de este reconocimiento, Santos Chocano fue nombrado Poeta de América, recibiendo además una condecoración directamente de las manos del presidente Augusto B. Leguía, en una ceremonia realizada el 5 de noviembre de 1922.

Últimos años

Durante sus últimos años, Santos Chocano se mantuvo activo en la escritura de sus obras, cultivando géneros como el Teatro, el Ensayo y por su puesto la Poesía. Así mismo, en 1828, Santos Chocano tomó la decisión de abandonar su tierra natal, para radicarse en Chile, donde produjo otras importantes obras literarias, como por ejemplo los ensayos El escándalo de Leticia ante las conferencias de Río de Janeiro y El alma de Voltaire y otras prosas o su poemario Poemas del amor doliente, publicado en 1837, de forma póstuma, luego de que José Santos Chocano falleciera el 13 de diciembre de 1834 en manos de un enfermo mental, quien lo asesinó en la ciudad de Santiago, en Chile. A su muerte, este escritor peruano dejaba un legado de suma importancia en las letras latinoamericanas, entre las que se pueden contar 19 poemarios, 7 obras de teatro y 6 obras de prosa, conformadas por ensayos y memorias, entre otros.

Imagen: wikipedia.org

Biografía de José Santos Chocano

Bibliografía ►

loading...

Ver más Artículo al azar