Cómo se leen las fracciones

Quizás lo mejor, previo a abordar una explicación sobre la forma correcta en que deben elevarse las fracciones, sea revisar de forma breve la propia definición de Fracciones, a fin de tener plena conciencia de la expresión involucrada.

Las fracciones

De esta manera, se puede comenzar por decir que las Matemáticas han definido las Fracciones como un tipo de expresión matemática por medio de la cual se representan los números fraccionarios o racionales. En consecuencia, las fracciones servirán para dar cuenta, siempre y sin excepción de cantidades no enteras o no exactas.

Así también, la disciplina matemática señalará que las Fracciones estarán constituidas siempre por dos elementos, cada uno de los cuales podrán ser explicados de la siguiente manera:

  • Numerador: en primer lugar, el Numerador será concebido como el elemento que ocupa o constituye la parte superior de la fracción. Se entenderá también que su misión será la de expresar cuántas partes del todo se han tomado, o son representadas por la fracción.
  • Denominador: en segunda instancia, el Denominador es comprendido entonces como el elemento que ocupa la parte inferior de este tipo de expresión. Por su parte, este elemento contará con la tarea de indicar en cuántas partes de encuentra dividida la unidad, de la cual la fracción representan solo algunas de ellas.

De esta forma, en cuanto al significado de esta expresión, así como de cada uno de sus elementos, la fracción contará cómo se han tomado determinadas partes de una unidad que a su vez ha sido dividida también en un determinado número de fragmentos. No obstante puede que se necesite de un ejemplo gráfico para explicar más eficientemente a qué se refiere específicamente la fracción:

Suponiendo que se cuente con una unidad, la cual se haya dividido en cinco parte iguales, de las que a su vez se deseen tomar o expresar solamente dos de ellas, se tendrá la siguiente fracción para expresar esta situación:

Cómo se lee una fracción

Teniendo presente el concepto de Fracción, tal vez ciertamente sea mucho más sencillo aproximarse a una explicación sobre la forma correcta en que debe leerse toda fracción, hecho que deberá realizarse tomando en cuenta las siguientes nociones:

1.- Siempre que se quiera leer una fracción, se comenzará por mencionar al numerador, para lo cual se usará el nombre cardinal de los elementos numéricos: uno, dos, tres, cuatro, cinco, etc.

2.- En segundo lugar, se nombrará al denominador, el cual contará con las siguientes especificaciones:

Si el denominador es igual a 2 este número se leerá siempre como “medio”. Por ejemplo:

Si el denominador es igual a 3 se leerá siempre y sin excepción como “tercio. Por ejemplo: un tercio:

Si por el contrario, el denominador es un número comprendido entre 4 y 10, se usará el nombre ordinal del número: cuarto, quinto, sexto, séptimo, octavo, noveno y décimo. Por ejemplo:

Si, en cambio, el denominador es un número mayor a diez, se deberá leer con el nombre cardinal del número, seguido del sufijo –avos: doceavos, venticincoavos, etc. Por ejemplo:

Ejemplos de cómo leer una fracción

No obstante puede que la mejor manera de completar una explicación sobre la forma correcta en que debe ser leída toda fracción, sea a través de la exposición de algunos ejemplos concretos que permitan ver en la práctica cómo se aplican cada una de las reglas dictadas por las Matemática en este sentido. A continuación, algunos de ellos:

Imagen: pixabay.com

Cómo se leen las fracciones

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar