Diagrama de flujo

Ampliar este tema:

Uno de los principales métodos de expresión de los algoritmos es el Diagrama de flujo. Sin embargo, previo a abordar una explicación sobre esta expresión gráfica, se revisará la propia definición de Algoritmo, para así entender el diagrama de flujo en su contexto preciso.

El algoritmo

De esta manera, se puede comenzar por decir que en realidad no existe una definición clara o específica del algoritmo, puesto que cada autor y corriente ha promulgado la suya propia. No obstante, el Algoritmo puede ser definido como un conjunto de instrucciones, que llevan a la solución de un problema o proceso, siguiendo un grupo de pasos ordenados y preciso.

Así mismo, el Algoritmo se describirá como un esquema o conjunto de instrucciones, que sirven ampliamente a las ciencias de la computación, la Lógica y también las Matemáticas, ya que les permite expresar procesos, cómputos y soluciones de una manera precisa, limitada y no ambigua, propia de sus lenguajes y necesidades.

Sin embargo, los algoritmos no son únicos de estas disciplinas, pues también pueden encontrarse numerosamente en la vida cotidiana. Por ejemplo, las instrucciones de un manual o una receta de cocina pueden ser consideradas un Algoritmo, puesto que constituyen una serie de pasos o instrucciones que producen un resultado final.

Propiedades del algoritmo

Igualmente, los distintos autores han señalado que los algoritmos cuentan con una serie de propiedades, las cuales pueden ser descritas de la siguiente manera:

  • Están constituidos por un conjunto de instrucciones, que deben ser presentadas de forma secuencial, puesto que conforman un método, cuyos pasos deben desarrollarse en un orden específico.
  • El número de instrucciones que contiene o constituye el algoritmo debe ser finito, para así permitir que tanto el usuario como el objeto en donde se realizará la implementación pueda llevar a cabo un proceso específico.
  • Las instrucciones deben ser expresadas de forma precisa, y sin lugar a ambigüedades.
  • Así mismo, las instrucciones del algoritmo no aceptan experimentación, es decir, que el usuario debe seguir cada una de ellas, sin que existan otras opciones.
  • El algoritmo cuenta con una entrada, que básicamente es el planteamiento del problema, un conjunto de instrucciones y una salida, la cual casi siempre es el producto que arroja el cumplimiento del algoritmo.
  • El algoritmo puede ser considerado también un objeto abstracto, así como una creación, por lo que puede ser registrado bajo autoría de derechos, es decir, que tiene derechos de autor.
  • El algoritmo puede tener varios niveles de expresión, así como dos distintas formas de hacerlo: por medio de diagramas de flujo o por medio del pseudolenguaje.
  • El fin último del algoritmo es lograr su implementación, o en otras palabras que cualquier usuario pueda resolver un problema en base a los pasos descritos por ellos, o que un aparato u objeto pueda también ejecutar acciones precisas.  

Diagrama de flujo

Toda vez se han revisado estas cuestiones, seguramente resulte mucho más sencillo aproximarse a una explicación del Diagrama de flujo, el cual ha sido descrito, junto al Pseudocódigo, como uno de los dos distintos modos de expresión de tienen los algoritmos.

De forma mucho más sencilla, el Diagrama de flujo es entendido como una expresión gráfica o esquema gráfico del algoritmo, en el cual quedan entonces graficadas de manera explícita y con un lenguaje conciso, la entrada, instrucciones, derivaciones y salidas de este conjunto de pasos.

Entre las distintas características que se pueden encontrar sobre el Diagrama de flujo están la de contar con la implementación de símbolos, con interpretaciones específicas, los cuales se encuentran unidos por medio de un conjunto de flechas, que marcan la dirección que debe seguir cada uno de los procesos. Los algoritmos expresados en diagrama de flujo se encuentran regidos por medio de ISO.   

Así mismo, este tipo de gráficos se caracteriza por expresar los algoritmos de una forma sencilla, a fin de que el usuario pueda captar las instrucciones de manera rápida y logrando una fácil lectura de cada una de ellas. Al ser gráfico, por lo general, para evitar grandes extensiones, los diagramas de flujo se usan solo para algoritmos pequeños, que resuelven problemas sencillos. También son un esquema bastante usado para introducir a los usuarios y programadores al mundo de los algoritmos.

Normas de trabajo para el diagrama de flujo

Siendo sin embargo bastante práctico, el Diagrama de flujo es usado por varias disciplinas, como por ejemplo la Economía, la Psicología cognitiva, los procesos industriales, la sociología, entre otras ciencias sociales y matemáticas, pues ven en él una forma bastante sencilla de graficar sus procesos y solución de problemas.

Empero, práctico en ningún caso quiere representar informal, puesto que para crear un Diagrama de flujo deben seguirse una serie de normas, tanto antes de comenzar a hacerla, como durante la realización de esta. A continuación, algunas de las normas:

Acciones previas

Antes de comenzar con la realización del Diagrama de flujo, se deberá seguir los pasos que se mencionan a continuación: Definir lo que se espera resuelve o produzca el algoritmo representado; saber quién lo usará y en qué forma; establecer el nivel de expresión que tendrá el algoritmo, es decir, si se hará por medio de una descripción de alto nivel, usando un modelo matemático, así como el lenguaje que se usará.

También puede usarse una descripción formal, en donde el pseudocódigo permita establecer cuál será la secuencia de pasos que se seguirán; también se tomará en cuenta la implementación, en donde se evidencia cuál y cómo se hace uso del algoritmo. Por último, entre las acciones previas está la de determinar cuáles son los límites que presentan las instrucciones a señalar.

En el desarrollo del algoritmo

Así mismo, la construcción del algoritmo requiere que se cumplan una serie de pasos que deben seguir el orden siguiente: fijar cuál es realmente el alcance del proceso, es decir, establecer la entrada y la salida; así mismo se debe saber cuántos y cuáles son los pasos a describir; comportarse según los detalles de cada punto; graficar el algoritmo siguiendo la secuencia establecida.

Simbología del diagrama de flujo

Siendo un sistema gráfico, en el Diagrama de flujo se puede encontrar también que este tipo de esquemas cuentan con una simbología, que permite el uso no ambiguo y universal de ellos. A continuación, una breve descripción de la mayoría de símbolos que se pueden encontrar en la realización de diagramas de flujo:

  • Elipse: también denominado como óvalo, se usa para expresar la entrada y salida del diagrama de flujo.
  • Rectángulo: en este tipo de símbolos se representan las actividades que deben realizarse.
  • Rombo: por su parte, los rombos están destinados a representar una decisión o incluso una pregunta.
  • Círculo: esta figura o símbolo se emplea para representar el conector, o el enlace que existe entre las diversas actividades que existen en el diagrama.
  • Triángulo boca abajo: es el símbolo de archivo definitivo. Significa que el documento se guardará de forma permanente.
  • Triángulo boca arriba: por su lado, este símbolo demuestra que el archivo es temporal, por lo que deberá guardarse solo por algún tiempo, hasta que lo sustituya un archivo definitivo.

Ejemplo de Diagrama de flujo

Sin embargo, puede que la forma más eficiente de completar una explicación sobre el Diagrama de flujo sea a través de la exposición de un ejemplo concreto, que permita ver cómo se puede indicar la resolución de un problema por medio de un Diagrama de flujo. A continuación, el siguiente proceso:

El problema a resolver puede ser averiguar por qué la lámpara no enciende. Identificada esta entrada, se puede presumir que existe una salida, y varias posibles opciones de prueba. Por ende, antes de graficar el diagrama de flujo, se establecerán los pasos que se llevarán a él, teniendo entonces lo siguiente:

  • Entrada: La lámpara no enciende.
  • Instrucción 1: revisar si la lámpara está enchufada
  • Salida 1: si la respuesta es no, entonces se produce la salida “enchufar la lámpara”.
  • Instrucción 2: si la respuesta es sí, se pasa a la instrucción 2 “preguntarse si estará quemado el foco”.
  • Salida 2: si la respuesta es sí, se pasa a la segunda salida “cambiar el foco por uno nuevo”.
  • Salida 3: si la respuesta es no, se sigue a la tercera salida “comprar una lámpara nueva”.

Teniendo esta serie de pasos, y además habiendo elegido el lenguaje natural para expresar el Diagrama de flujo se deciden también cuáles serán los símbolos que se escojan, según la simbología que existe en este tipo de esquemas: Por ende, las entradas y las salidas deberán ser expresadas dentro de un elipse, mientras que las decisiones o cuestionamientos se expresarán con un rombo. Las conexiones, por su parte deberán ser señaladas con flechas, las cuales serán las que dicten la dirección del diagrama.

Establecidos los pasos, el nivel de expresión y el método, junto con su simbología, entonces se procede a generar el diagrama de flujo:

Hecho este gráfico, podrá presentarse a los distintos usuarios, quienes al seguirlo tendrán las instrucciones suficientes para actuar en caso de que la lámpara no funcione. Para esto, coloca las posibles opciones que puede seguir este proceso.

Imagen: pixabay.com

Diagrama de flujo

Bibliografía ►

loading...

See more Random post