Ejemplos de cómo preparar buñuelos y natilla

Siempre que llega Navidad regresan las reuniones y cenas familiares, y con estos eventos los dulces, bebidas y comidas tradicionales, que hacen que estas celebraciones tengan el sabor navideño de todos los años.

Por lo general, de estos platos se encargan las abuelas y madres de familia, las cuales colocan toda su sabiduría al fogón, a fin de consentir el paladar de todos los presentes, con recetas que han pasado de generación en generación. No obstante, a veces sucede que la persona se encuentra lejos o le toca por primera vez organizar una Navidad para los miembros de su familia. En este sentido, más que desesperación, lo ideal es recurrir a un recetario que puedan aportar las famosas recetas que le dan sabor navideño a las noches decembrinas.

A continuación entonces ejemplos de cómo preparar dos platillos navideños, muy famosos en Latinoamérica, sobre todo en Colombia, Uruguay y Perú:

Receta para preparar Buñuelos

A pesar de que son consumidos durante todo el año, en los desayunos o meriendas vespertinas, estos pasteles redondos de yuca, son uno de los alimentos navideños por excelencia en tierras colombianas. Para prepararlos se necesitan los siguientes ingredientes: un (1) kilogramo de queso costeño o semiduro, no muy salado / un (1) kilogramo de fécula de maíz / cien (100) gramos de azúcar / cuarenta (40) gramos de almidón de yuca / cuarenta (40) gramos de polvo para hornear / tres (3) huevos / un cuarto ( ¼ ) de agua / y un litro de leche. Así mismos se requerirá de un (1) bolw para amasar / una (1) estufa / y una (1) olla profunda.

Una vez que se tengan todos los elementos a mano, se procederá a la preparación. Para esto se debe verter el queso en un procesador de alimentos o en una licuadora, previamente secados, a fin de molerlo. Una vez que se haya molido el queso, se vierte en el bolw donde se amasará la preparación. De inmediato se agregan uno a uno los ingredientes secos, es decir, la fécula de maíz, el azúcar, el almidón de yuca y el polvo para hornear. Con ayuda de la mano se mezclan de forma envolvente.

A continuación se agregarán los ingredientes líquidos. Para empezar se agrega un huevo, y se amasa para integrarlo, y así sucesivamente hasta verter los tres huevos en la masa. De igual forma se agrega el agua y la leche. Y se amasa nuevamente hasta conseguir una masa homogénea, de buena consistencia media. Una vez terminado el proceso de amasado, se debe entonces dejarla reposar, tapada con un paño húmedo, durante veinte minutos.

Pasado ese tiempo, colocamos en una olla profunda una buena cantidad de aceite, donde los buñuelos puedan sumergirse y flotar (aproximadamente de medio a un litro de aceite)  y se coloca al fuego. Una buena forma de saber si el aceite está listo para recibir los buñuelos, es tomar un pedazo pequeño de masa, redondearla con las manos y verterla en el aceite, si ésta empieza a girar, es el momento de freír los buñuelos. Para esto se deben tomar pedazos de masa de tamaño pequeño o mediano (entre cinco y seis centímetros de diámetro), darles forma redondeada con las manos y proceder a colocarlos en el aceite caliente. Dejarlos freír durante unos diez minutos aproximadamente.

Pasado este tiempo deben retirarse aquellos que luzcan más dorados, y se pueden ir sirviendo calientes a medida de que salen. Otra opción es colocarlos en forma de pirámide en una bandeja, a fin de adornar también la mesa navideña.

Receta para preparar Natilla

Otra de las recetas típicas de tierras colombianas, así como de algunas regiones de Uruguay, Costa Rica y Perú, es la Natilla, la cual se acostumbra a preparar también en época navideña, siendo una de las invitadas especiales de la mesa de Noche Buena y Año Nuevo. Para prepararla se necesitarán: cuatro (4) huevos / cuatro (4) cucharadas de azúcar / una (1) cáscara de limón / una (1) rama de Canela / una (1) cucharada de Azúcar / medio ( ½ ) litro de leche / dos (2) cucharadas de fécula de maíz / un poco de canela en polvo. Así mismo se requerirá de una (1) olla profunda, una (1) cuchara de madera / un (1) molde.

Cuando se cuenten con todos los ingredientes a mano, se deberá colocar la olla al fuego, a fin de agregar la leche, la rama de canela y la cáscara de limón. Una vez que ésta comience a hervir se retira del fuego, y se mantiene aparte, dejando que la leche se perfume durante diez minutos con el aroma de la canela y el limón. Pasado ese tiempo se retira la corteza de limón y la de canela de la leche. Aparte se procede a mezclar las yemas de huevos y el azúcar hasta obtener una mezcla bastante homogénea y sin muchos grumos. A continuación se agrega, a esta preparación de huevos y azúcar, la fécula de maíz, y se sigue mezclando, a fin de eliminar los grumos de ella.

Se procede entonces a agregar esta preparación a la leche, llevándola nuevamente al fuego, sin dejar de remover. Una vez que haya llegado al punto de hervor, se retira del fuego, y se coloca en el recipiente donde los serviremos. Se lleva a la nevera por un tiempo, hasta que la preparación cuaje. Cuando se vaya a servir en la mesa navideña, se espolvorea con la canela pulverizada, y se puede decorar con unas ramitas y cerezas marrasquino.

Fuente de imagen: 1.-entrechiquitines.com; 2.- mr-cupcake.com

Ejemplos de cómo preparar buñuelos y natilla

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar