Ejemplos de recetas a base de zanahoria

Ampliar este tema:

Tal vez uno de los alimentos más nutritivos y ricos en vitamina A, sean las zanahorias, las cuales originarias de Asia han invadido al mundo, para brindarles sus grandes propiedades medicinales y nutricionales, que las convierten en la mejor opción del menú.

No obstante, aun cuando toda madre o padre sueña con ver a sus hijos comer zanahoria cruda en vez de papitas u otros snacks, la realidad puede no ser siempre complaciente. Sin embargo, que los niños no acepten bastoncitos de zanahoria a primera vista no quiere decir que no puedan dárseles de comer de otra forma. En este sentido, los padres deberán recurrir a incluir dentro de la preparación de sus platos la zanahoria, incluso sin que se vea a todas luces la intención.

A continuación un menú completo a base de zanahoria, que demuestra, que bien sea de entrada, sopa, plato principal, bebida o postres, esta hortaliza puede llegar a las mesas y platos de los más pequeños, para aprovechar todo su valor nutricional:

Aperitivo: croquetas de zanahoria

Una excelente, rica y creativa entrada, que le permita a mamá incluir las zanahorias en la dieta de sus hijos son las croquetas de zanahoria, las cuales no sólo pueden ser usadas como entrada, constituyendo también la posibilidad de ser una rica merienda o un sabroso desayuno. Para prepararlas se necesitarán los siguientes ingredientes: cinco o seis (5 ó 6) zanahorias / dos (2) cucharadas de harina (puede ser de amaranto o coco) /  media (1/2) cebolla picada en trocitos pequeños / dos (2) cucharadas de perejil finamente picado / medio (1/2) tomate picado en trocitos pequeños, sin semillas / un (1) huevo /  sal y pimienta al gusto / Un chorrito de aceite (puede ser también de ajonjolí). Así mismo se requerirá de un (1) rayo / un (1) tazón / una (1) sartén.

Una vez se tengan reunidos todos los ingredientes, se procederá entonces a pelar y rallar las zanahorias. Cuando estén listas, se colocará el sartén al juego, y cuando esté caliente, se pondrán las zanahorias durante unos segundos, a fin de restarles humedad. Cuando estén listas, se agregarán a un tazón, donde también se incorporarán el resto de los ingredientes: el perejil, el tomate, la cebolla, la sal. Así mismo se agregará el huevo, mezclando todo de forma envolvente. Así mismo se pondrá en la sartén el aceite y se llevará al fuego hasta que esté caliente, se tomará con una cuchara una cantidad de masa, y se pondrá a freír, dándole vueltas y forma de croquetas. Sacar cuando esté dorada por cada lado. Servir como aperitivo.

Entrada: Crema de Zanahoria

Otra forma creativa y deliciosa de comer zanahorias, es haciendo una crema, la cual se puede servir como entrada, adornando la mesa además con su particular color y textura. Para prepararla se necesitarán una (1) zanahoria / media (1/2) cebolla cabezona / un (1) poco de cilantro / un (1) diente de ajo / un (1) chorrito de aceite / pimienta y sal al gusto. Cuando se cuenten con todos los ingredientes, se procederá a pelar y cortar en trozos muy pequeñitos la cebolla, el perejil y el ajo. Se coloca el aceite en una sartén y se lleva al fuego, cuando esté caliente, se sofríen un poco los vegetales, hasta que la cebolla tome una color transparente.

Por otra parte, se coloca a hervir agua en una olla, a la que se agrega sal y pimienta. Cuando el agua haya comenzado a hervir, se procede entonces a agregar la zanahoria, y los vegetales que se han sofrito. Se deja cocinar hasta que la zanahoria se torne blanda, casi a punto de puré. Se procede entonces a licuar, no colocando demasiado líquido. Se sirve caliente, aunque se puede tomar también fría.

Plato principal: canelones de ricota y zanahoria

Igualmente, la zanahoria puede ser la protagonista de cualquier plato principal. En este caso, se usará para preparar unos nutritivos y sanos canelones, que además cuentan con la ventaja de no tener harina, lo que los convierten también en la opción ideal para aquellas personas celíacas o que hayan decidido dejar las harinas.

Para preparar esta receta, se necesitará los siguientes ingredientes. Para la masa:   dos (2) huevos completos / cuatro (4) claras / cuatro (4) cucharadas de maicena / media (1/2) cucharadita de polvo para hornear / cuatro (4) cucharadas de leche de coco o almendras / sal al gusto. Así mismo, para el relleno se requerirán de cuatro (4) zanahorias grandes / una (1) cebolla grande / seis (6) cucharaditas de ricota / sal al gusto. De igual forma, para la salsa, se hará uso de salsa de tomate, la cual necesitará: seis (6) tomates maduros / un (1) diente de ajo / sal y pimienta al gusto.

Para la preparación de la masa, se procederá de la siguiente forma: se deben mezclar y batir todos los ingredientes hasta que den una apariencia bastante homogénea, después de lo cual se deben llevar al menos 20 minutos al refrigerador. Transcurrido ese tiempo, se debe colocar una sartén al fuego, agrega un poco de aceite de ajonjolí, y esperar a que se caliente. Con ayuda de una cuchara para sopa, se vierte un poco de la masa sobre el aceite, como si se fuese a hacer una panqueque, permitiéndole cocinarse por ambos lados. Una vez lista, se retira del fuego, y se conservan aparte.

Por su parte, para el relleno, se deberán cocinar las zanahorias, hasta que lleguen a punto de puré, momento en el cual se licúan con un poco de aceite de almendras o coco, hasta conseguir un puré homogéneo. Así mismo, se deben picar las cebollas, las cuales se sofreirán hasta que se transparenten. Se les incorpora entonces el puré, y se concina por cinco minutos más. Luego se incorpora la ricota, hasta que todo se integre.

Una vez listo, se debe colocar en el centro del panqueque esta preparación, para luego enrollarla sobre sí misma. Se le agrega por encima entonces la salsa que se ha hecho previamente, cocinando a fuego lento los tomates y el ajo, previamente licuados. Se puede espolvorear con un poco de pimienta, aceite de oliva y oréganos. Se sirven uno o dos por personas.

Postre: Brownie de zanahorias con nueces

Así también, se puede también incluir en el menú, bien como portes o como meriendas, unos deliciosos brwonies de zanahorias, los cuales además de coloridos y deliciosos, le aportarán importantes elementos nutritivos a la alimentación de toda la familia.

Para prepararlos se necesitarán:  dos (2) tazas de harina de coco / una (1) cucharada de polvo para hornear / cuatro (4) zanahorias grandes / Cuatro (4) cucharadas de miel natural / un cuarto de manteca animal / dos (2) huevos / una pisca de sal / una (1) taza de nueces. Cuando se dispongan de todos los ingredientes, se deberán colocar en un tazón , la harina, el polvo de hornear, y las nueces, previamente picadas. Así mismo, en la licuadora, se deberá incorporar las zanahorias picada en trozos pequeños, la manteca, la miel y los huevos, procediendo a licuar, hasta obtener una mezcla homogénea. En ese momento, se deben mezclar con los ingredientes secos, hasta obtener una masa espesa.

Enmantecar y enharinar un molde para brownie, y verter la masa en él, a fin de llevarla al horno, por aproximadamente veinte minutos, o hasta que la preparación esté, es decir, hasta que un cuchillo introducido en su centro salga completamente limpio. Comer una vez se haya enfriado.

Imagen: vegrecetas.com

Ejemplos de recetas a base de zanahoria

Bibliografía ►

loading...

See more Random post