El asesinato a la semilla

Este artículo no tiene la finalidad de cambiar el mundo. Tampoco cambiar a nadie. Ni es su objetivo crear pánico ni miedo, sino informar una situación de urgencia máxima, que exige tomar serias y radicales decisiones.

EL SENTIDO COMÚN Y LA INTELIGENCIA

Bien sabemos que el camino hacia la verdadera AUTO REALIZACIÓN ÍNTIMA DEL SER se basa en los Tres Factores de la Revolución de la Consciencia o más precisamente, en los Cuatro Pilares de la Sabiduría.

Pero también sabemos que nosotros somos una parte del Ser que debe trabajar por perfeccionarse y que este trabajo es tanto interno como externo. “Ayúdate que Yo te ayudaré”. Un ejemplo de nuestro trabajo en la parte exterior es con el cuidado de los alimentos que ingerimos como el cerdo, las drogas, los conservantes y químicos, el bagre, las hormonas y todo lo que indican las recomendaciones gnósticas al respecto, porque recordemos que la Energía Sexual se compone fundamentalmente de tres aspectos: impresiones, aire y comida. Los tres deben ser de altísima calidad para que la energía cristalice los cuerpos existenciales del Ser.

Necesitamos usar el Sentido Común. Es urgente volvernos inteligentes, más prácticos y reflexivos. El Ser busca volvernos realmente INTELIGENTES, no siervos dormidos de quién sabe qué o quién que confundimos con el Ser por causa de la Pereza.

 Ahora más que nunca se debe cumplir con lo que el Maestro de Maestros nos enseñó:  “Quien quiera seguir en pos de mí, DÉJELO TODO, COJA SU CRUZ Y SÍGAME”.

LA REDUCCIÓN DE LA POBLACIÓN EN MARCHA

Grandes acontecimientos se avecinan y debemos estar preparados física, psicológica y espiritualmente. El anticristo de la falsa ciencia con sus inventos diabólicos ha ido destruyendo progresivamente, a la naturaleza y al ser humanoide. Uno de sus últimos y diabólicos inventos es la semilla transgénica.

Naciones Unidas (ONU) ha emitido docenas de documentos públicos en los que están llamando a una reducción del 80% de la población mundial. De hecho, en la ‘Conferencia Mundial de la Mujer’ celebrada en Pekín, el Director del Programa de Alimentos de la ONU dijo que usarían la comida como arma contra las personas, debido al incremento acelerado de humanoides, lo que les hace muy difícil y ahora casi imposible poder controlarlos a todos y aseguran que en esta etapa de su agenda la idea ya no es controlar sino “eliminar”.

La gente vivimos y pasamos toda la vida coleccionando baratijas insignificantes o en la superación personal de lo material, mientras ignoramos todo lo que está sucediendo a nuestro alrededor, creyendo que el mundo es el retrato basura que la televisión y los medios de comunicación nos muestran.

Pero lo más lamentable es que tengamos el Conocimiento y sigamos haciendo lo mismo de siempre, por lo que este mensaje sólo dará un shock a quien estimula su Consciencia a diario y no a quienes han adoptado el Conocimiento a su tren de vida y personalidad, quienes incluso han llegado a burlarse del hecho de que el mundo está siendo domado mentalmente por gentes que practican la Magia Negra y que son los diseñadores y guardianes de la mal llamada sociedad, la cual cuenta con miles de armas y estrategias para impedir que cualquiera de nosotros se auto realice, tal cual como los yoes lo hacen por dentro.

Las personas del común esperamos llegar a una Consciencia elevada o a ser entregados a la salvación por un salvador, sin nunca haber tomado responsabilidad por nuestras acciones, es decir, sin hacer grandes súper esfuerzos y dolorosos sacrificios para destruir la falsa personalidad formada por el sistema social que fue creado y es el reflejo exacto de nuestro mundo interior.

El sistema entero está completamente corrompido y podrido hasta el núcleo; es corrupto en cualquiera de las maneras en que lo analicemos. Nuestra comida ahora está envenenada con toxinas, junto con todos los productos masivos contenedores de químicos y drogas letales para el cerebro, la salud en general y lo más grave: la Energía Creadora Sexual.

Esos productos son provenientes de marcas como por ejemplo: CocaCola, Postobon, Bavaria, Philip Morris, Nestle, Noel, Colombina, Jack Nacks, Frito Lay, Margarita, Alpina, Fruco, Colgate, Crem Helado, San Jorge, Rica, Zenu, Pastas la Muñeca, Doria,  Arroz Casanare, Arroz Flor Huila, Diana, Roa,  etc, etc , etc, cualquiera que sea masivo ya lleva el veneno por Ley, ya que para poder cumplir con las normas establecidas de comercio, ahora modificadas con el TLC con USA,  las empresas deben comprar semillas certificadas que son producidas por MONSANTO.

LOS ILUMINATI: MONSANTO Y EL ASESINATO DE LA SEMILLA

 La multinacional estadunidense MONSANTO, que figura como principal proveedor del TLC con Colombia en cuestiones agrícolas, al igual que SYNGENTA, haN patentado la vida, la obra de Dios, la semilla de la naturaleza. HaN hecho una creación diabólica, adulterándola e injertándola genéticamente, con virus, bacterias, promotores virales, con su propio pesticida o volviéndola resistente al herbicida más tóxico del planeta, como es el Glifosato. Los miembros directivos de MONSANTO son practicantes de la Magia Negra y pertenecen a sectas masónicas ocultas como los ILUMINATI, a la que pertenecen personajes como Geroge Bush, Barack Obama, los Papas, Cardenales y otros presidentes de naciones.

Se ha creado un imperio biotecnológico que está llevando a la ruina y acabando con los campesinos de los países, cuyos gobiernos se prestan para ello. En la India, por culpa de esas semillas transgénicas y por no poder pagar las deudas adquiridas con Monsanto, se han suicidado 300 mil campesinos y la región algodonera que era la más próspera, ahora está en ruinas y con muchas muertes; por todo esto, la Corte Suprema de la India prohibió en forma terminante, esas semillas tóxicas y adulteradas llamadas transgénicas y que en Colombia, para despistar al pueblo, las llaman certificadas.

Ahora con la entrada de alimentos y semillas genéticamente modificados a Colombia y a diferentes lugares del planeta, estamos viendo llegar una situación con el potencial de destruir toda la cadena alimenticia de La Madre Tierra y cualquier posibilidad de auto realización en cada ser humanoide.

En estos instantes, en departamentos como Tolima, Casanare, Boyacá y otros donde se producen grandes cantidades de comida como arroz, papa, yuca, frijol, etc, la policía acompañados del ICA destruyen e incautan miles de toneladas de alimentos y semillas naturales, “haciendo cumplir la ley que protege los derechos de autor”, porque ahora los autores y dueños de las semillas legales certificadas son multinacionales químicas como MONSANTO.

Eric Séralini, el mejor biólogo molecular de la Unión Europea, realizó una investigación con ratas de laboratorio durante 2 años, pagada por multinacionales, entre ellas Carrefour y el resultado fue el siguiente:
En 2 años y con alimentación natural, murieron 2 ratas y de muerte natural.
Las ratas alimentadas con semillas transgénicas aumentaron en un 600% la muerte, con toda clase de tumores, cánceres, etc.
 Y esas fotografías, cuando fueron dadas a conocer al mundo, crearon una gran resistencia en la opinión pública y en los gobiernos, inclusive de Rusia y de Japón, rechazando esas semillas tóxicas que tanto daño han causado y causarán a plantas, animales, humanoides y a todo el planeta.

En ratas alimentadas con transgénicos y además, resistentes al Glifosato, multiplicó aún más, la muerte de las ratas y con peores clases de tumores.

Eric Séralini en su laboratorio ubicado Francia, experimentó con células humanas, a las cuales les aplicó Glifosato en menor proporción de la que se usa en la agricultura y las células murieron rápidamente. Las semillas transgénicas resistentes al Glifosato, al desarrollarse las plantas, son como una esponja para absorber ese herbicida y como es natural, esto pasa a los organismos al consumir los alimentos.

Debemos comprender que cuando se realiza un trasplante de órganos, el sistema inmunológico lo identifica como un cuerpo extraño y lo rechaza. Los médicos para contrarrestar ese rechazo recetan supresores inmunológicos como la cortisona, etc., y esto naturalmente baja las defensas orgánicas. Lo mismo ocurre con el ADN y con el sistema inmunológico de las plantas, cuando le injertan genes extraños, además de virus y promotores virales. Todo esto crea un desequilibrio en el sistema inmunológico, endocrino y además, esas semillas han perdido la principal capacidad de las células, que es la de su reproducción; al nacer la planta, esas semillas no germinan.

 

 

El asesinato a la semilla
Source: Religión, filosofía y afines  
marzo 24, 2015
loading...

Ver más Artículo al azar