El caso más famoso del Triángulo de las Bermudas: la enigmática desaparición del Vuelo 19

El famoso Triángulo de las Bermudas… en la actualidad muchos han escuchado hablar sobre el particular, pero no siempre ha sido así. Se descubrió de manera oficial, sólo hasta el 5 de diciembre del año 1945, cuando en este lugar, en inmediaciones de la costa de Estados Unidos, desaparecieron como por arte de magia cinco aeronaves pertenecientes a la marina estadounidense.

Momentos de tensión y confusión

Partieron desde la base aérea de Florida llamada Fort Lauderlade, pero luego se esfumaron sin rastro alguno.  Veamos todos los detalles de esta misteriosa historia:

A partir de ese momento, empezaron a circular las teorías del Triángulo de las Bermudas en el mundo entero, dejando claro que por alguna extraña razón, cualquiera que transitara por estas coordenadas corre un gran riesgo de desaparecer sin explicación alguna.

Mantened todos los aviones cerca. Tendremos que amerizar si no encontramos tierra. Cuando un avión tenga menos de 10 galones de combustible, bajaremos todos juntos. 

Esta fue la última conversación por el radioteléfono que se logró captar el 5 de diciembre del 45, a las 18 horas con 20 minutos. La señal que fue emitida por el Vuelo 19 tardó cerca de 45 minutos en llegar a su destino.

Pero no era sólo un vuelo como si fuese un avión, sino todo un escuadrón conformado por cinco de los mejores bombarderos de la Fuerza Aérea, cada uno tripulado por 14 oficiales expertos, que efectuaban maniobras de entrenamiento sobre la región de las Bahamas y de un segundo para otro, se borraron de esta realidad por completo, dando inicio a uno de los mayores enigmas de la humanidad: el triángulo de las Bermudas.

Dicho equipo de aviones se dirigía hacia el Atlántico con el objetivo de efectuar unas pruebas muy frecuentadas por esos escuadrones. Ese día la hora indicada para el despegue eran las 13:45, pero a causa de la llegada tardía del teniente que lideraba la operación, de nombre Charles C. Taylor, las maniobras comenzaron a las 14:10.

A las 15:00 la base seguía captando transmisiones del avance de las pruebas, pero 40 minutos más tarde, todo cambió abruptamente. De repente, a las 15:40 se escuchó en el radio a una persona no identificada preguntando por la lectura que marcaban las brújulas de los pilotos.

No sé dónde estamos. Nos debemos haber perdido tras el último giro». Entonces, el Teniente salió a ayudar: «Aquí FT-74, el avión o barco que ha llamado a ‘Powers’, por favor, identifícate para que alguien pueda ayudarte.

Fueron varias transmisiones de la misma índole. Luego pareció una voz que se identificó como FT-28, que advertía que se habían quebrado sus dos brújulas e intentaba a toda costa hallar Fort Lauderdale, Florida, pero se hallaba muy desubicado y no sabía qué hacer.

Pero la base de Fort Lauderdale se comunicó con el teniente Taylor y le solicitó que activara su transmisor IFF y de ese modo proceder con la triangulación de su localización, pero el oficial no dio respuesta. Al rato, llegaron unas comunicaciones del teniente informando que se dirigían a 030 grados durante un periodo de 45 minutos y que intentaba desviar el Golfo de México.

También dijo que había activado su transmisor, pero no había recibido ninguna señal. Por ello se le pidió que modificara la frecuencia dos veces, pero cuando la movió a 4808 kHz, ya no se escuchó más. pasados unos minutos, en la frecuencia de 3000 kHz, se captó la voz de Taylor diciendo que le era imposible ajustar la frecuencia y se le notaba muy perturbado.

El clima se tornó muy agreste y eso empeoró aún más las comunicaciones. Unas cuantas transmisiones más se oyeron sobre las 18:04, en las que el teniente que lideraba los escuadrones manifestaba que estaban perdidos, dando algunas instrucciones y jamás se supo más de ellos.

De inmediato, surgieron distintos equipos de búsqueda, como un hidroavión Consolidated PBY Catalina. Su misión era hallar el escuadrón y traerlo de vuelta a tierra. Al anochecer arribaron dos Martin PBM Mariner, uno de los cuales despegó sobre las 19:30 con 13 tripulantes a bordo y jamás se volvió a saber nada de él.

Los restos de los bombarderos jamás han aparecido

A pesar de que en el año 1986, como fruto de las búsquedas intensas que se desplegaron, el gobierno estadounidense le dijo al mundo que habían encontrado el Vuelo 19, pero cuatro años más tarde se confirmó que al sacar las aeronaves del océano, se percataron de que no coincidían sus números de serie y por lo tanto, no se trataba de los mismos. De hecho, se evidenció que se trataban de aviones que fueron arrojados al mar, pues ya no estaban funcionales.

A partir de entonces, se han perdido muchas aeronaves, al igual que embarcaciones que se atreven a pasar por aquellas extrañas coordenadas denominadas como El Triángulo de las Bermudas. ¿Habrán pasado a otra dimensión? Es lo más probable, coinciden las teorías al respecto.

Imagen: wikipedia.org

El caso más famoso del Triángulo de las Bermudas: la enigmática desaparición del Vuelo 19

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar