El Homo sapiens arcaico o pre-sapiens

Ampliar este tema:

De acuerdo a las Teoría Biológica de la Evolución, el ser humano es el producto de millones de años de transformaciones, adaptaciones y mutaciones, que dieron origen a varios seres de otras especies, que se erigen como parientes o antepasados directos del humano actual, por pertencer al mismo género: el homo.

En este sentido, quienes apoyan esta teoría han descrito que entre las variedades que pueden contarse dentro del género Homo, destacan como principales el Homo neanderthanlensis, el Homo rhodesuensis, el Homo heidelbergensis, el Homo erectus, así como el Homo sapiens, el cual es considerado como el antecesor del Homo sapiens sapiens, nombre por el cual es reconocido biológicamente el hombre moderno.

Definición de Homo sapiens

En este sentido, la Teoría evolucionista ha definido al Homo sapiens como una variedad del género homo, la cual se cree desciende directamente del Homo erectus, especie que durante algunos años vivió en la tierra a la par que los Homo sapiens. Así mismo, la Ciencia ha determinado que esta variedad de homínido es el antecesor directo del ser humano actual, el Homo sapiens sapiens, razón por la cual es conocido por el nombre de Homo sapiens arcaico, o incluso pre-sapiens.

Características del Homo sapiens

Igualmente, a través del estudio de los diferentes hallazgos arqueológicos, la Ciencia ha concluido algunos interesantes datos sobre esta especie, las cuales dan cuenta sobre su antigüedad, sus interacciones con otras variedades de homínidos, el uso de herramientas que poseía, las costumbres alimenticias y de sobrevivencia, entre otros aspectos biológicos que definen a este individuo, distinguido como ancestro del hombre moderno. En este sentido, resulta pertinente exponer algunas de estas características. A continuación, los principales rasgos del Homo sapiens arcaico:

Antigüedad

De acuerdo a los distintos estudios realizados por la Ciencia, el Homo sapiens data de hace aproximadamente quinientos mil (500.000) años, momento en el que se cree apareció en Etiopía, continente africano, desde donde comenzó su expansión, desplazándose y poblando tanto África como Europa. Así mismo, la Ciencia ha concluido que esta variedad de homínido pudo haber persistido durante una gran cantidad de años, extinguiéndose totalmente hace apenas treinta mil años. Se cree que compartió tiempo en la tierra con el Homo erectus, así como con el hombre Neandertal, a quien terminó desplazando, unos cinco mil años antes de su extinción.

Tamaño del cerebro

En cuanto a los principales aspectos biológicos, la Ciencia coloca especial énfasis en el tamaño del cerebro de estos individuos, el cual –según los estudios realizados- poseía un volumen que oscilaba entre 1.200 y 1.400 cc, medida que lo coloca totalmente a la par con el cerebro del hombre moderno, el Homo sapiens sapiens, el cual cuenta con un volumen que se encuentra entre 1.100 y 1.300 cc. Así mismo, entre otros de los rasgos inherentes a la conformación craneal de estos individuos, los científicos han apuntado que poseía un cráneo bastante grueso, así como una barbilla que se caracterizaba por ser poco acentuada.

Talla y peso

Por otra parte, la Talla y el Peso de esta variedad de homínido también es un rasgo a resaltar, pues aun cuando guarda relación con las tallas y pesos de los humanos actuales, presenta un gran dimorfismo sexual entre los miembros del género Homo sapiens, lo cual no es tan pronunciado en el género humano actual. De esta forma, los científicos han apuntado que dentro de los Homo sapiens un varón podía llegar a presentar una talla de 170 cm, mientras que la hembra alcanzaba apenas el 150 cm. Igualmente, el peso también presentaba una gran diferencia entre los géneros, pues mientras que el varón podía pesar 65 kg, la hembra no pasaba de los 50 kg.

Manejo de herramientas

Otro rasgo característico de gran importancia en cuanto al Homo sapiens es el manejo de herramientas que este individuo homínido logró desarrollar. En este punto, los científicos han apuntado que en realidad, tanto el diseño y empleo de las herramientas no difería mucho del que había empleado su ancestro inmediato, el Homo erectus. De esta forma, el Homo sapiens se caracterizó principalmente por la fabricación y uso de hachas de mano, desarrolladas primitivamente en base a lascas de piedras, unidas a un núcleo.

Subsistencia

Se cree de igual forma, a la luz de los más recientes descubrimientos, que a diferencia del Neandertal, el Homo sapiens sí fue un gran cazador. En este sentido, los científicos creen que el humano arcaico se proveía de proteína animal, a través de la actividad de la caza, la cual realizaba con la ayuda de lanzas, fabricadas para ese fin. Igualmente, hallazgos como el ocurrido en Xujiayao (norte del territorio chino) en donde los investigadores encontraron gran cantidad de huesos equinos, da cuenta de que posiblemente el Homo sapiens arcaico llegó a ser un gran jinete, capacidad que seguramente incorporó hábilmente a la actividad de la casa.

Longevidad

Con respecto a la esperanza de vida de este individuo, los científicos también han indicado que lo más seguro es que no superara los cuarenta años, límite que fue siendo superado a medida que esta especie evolucionó, adaptándose de mejor forma al ambiente, y conformando una cultura que le permitía proteger mucho más a sus individuos de aquellos elementos que colocaran en riesgo su vida.

Imagen: wikipedia.org

El Homo sapiens arcaico o pre-sapiens

Bibliografía ►

loading...

See more Random post