El Impacto Ambiental de la Industria Cervecera, Refresquera y Alimentaria

El Impacto Ambiental de la Industria Cervecera, Refresquera y Alimentaria

La industria cervecera, refresquera y alimentaria ha sido una fuerza impulsora significativa en la economía mundial, la cultura y la vida cotidiana. Estos sectores desempeñan un papel esencial en la satisfacción de necesidades básicas y en la creación de productos que forman parte integral de la identidad global. Vamos a examinar de cerca el impacto que estas industrias han tenido en el mundo, desde la generación de empleo hasta la influencia en la salud pública y el medio ambiente.

Orígenes

Con la Revolución Industrial, la producción de cerveza experimentó cambios significativos. La tecnología permitió una producción a mayor escala y una mayor consistencia en la calidad. Las cervecerías modernas comenzaron a emerger en el siglo XIX. El siglo XX vio la consolidación de grandes cerveceras y la expansión de marcas a nivel mundial. A su vez, también surgió un renacimiento de la cerveza artesanal y una creciente diversidad de estilos y sabores. En las últimas décadas, ha habido un interés creciente en la cerveza artesanal y en explorar diversas variedades y métodos de elaboración. Hoy en día, la industria cervecera es global y abarca una amplia gama de cervecerías, desde las grandes corporaciones hasta las cervecerías artesanales locales, cada una con sus propias tradiciones y enfoques en la elaboración de cerveza.

Por su parte, las bebidas gaseosas y carbonatadas se consumían ocasionalmente el siglo pasado, la producción y comercialización a gran escala de refrescos comenzó a tomar forma durante el siglo XIX, evolucionando considerablemente desde entonces, con la introducción de nuevas formulaciones, envases y estrategias de marketing. Actualmente, hay una amplia variedad de refrescos disponibles, desde las grandes marcas internacionales hasta las opciones locales y artesanales.

La industria alimentaria evidentemente tiene una historia más larga, la cual se remonta a los inicios de la civilización, ya que la producción y procesamiento de alimentos son actividades esenciales para la supervivencia de la humanidad. La transición de la caza y la recolección a la agricultura marcó el comienzo de la producción de alimentos a gran escala. Durante el Neolítico, que comenzó alrededor del 10,000 a.C., las comunidades humanas comenzaron a cultivar plantas y a domesticar animales para obtener una fuente más constante de alimentos. La Revolución Industrial marcó un cambio significativo en la producción y distribución de alimentos.

La mecanización, la introducción de nuevas tecnologías y el desarrollo del transporte permitieron una mayor eficiencia en la producción de alimentos a gran escala. Durante el siglo XIX, se desarrollaron métodos más avanzados de conservación de alimentos, como el enlatado, lo que permitió la preservación de alimentos por períodos aún más largos. El siglo XX vio el surgimiento de la industria alimentaria moderna, con la introducción de procesos industriales, la mejora de la refrigeración y la congelación, y el desarrollo de alimentos procesados y envasados. En la actualidad, la industria alimentaria continúa evolucionando con innovaciones tecnológicas, como la ingeniería genética, la tecnología de alimentos a base de plantas y alternativas a la carne, así como enfoques más sostenibles y conscientes de la salud.

Estas industrias, son una fuente importante de empleo en todo el mundo. Desde la producción y distribución hasta la comercialización y venta al por menor, creando millones de puestos de trabajo directos e indirectos, y contribuyen significativamente al crecimiento económico de los países, generando ingresos fiscales y atrayendo inversiones.

El Impacto Ambiental de la Industria Cervecera, Refresquera y Alimentaria

Impactos Negativos

A pesar de que estos procesos se han acelerado y por lo tanto, distribuido a más personas, las industrias refresquera, cervecera y alimentaria tienen impactos significativos en el medio ambiente en diversas etapas de su cadena de producción, desde la agricultura de materias primas hasta la eliminación de residuos.

Uno de los impactos negativos más importantes es el uso de Agua. La producción de cerveza requiere grandes cantidades de agua para el cultivo de la cebada, el proceso de malteado y la elaboración de la cerveza. Esto puede contribuir a la escasez de agua en ciertas regiones. Entre los países más productores de cerveza encontramos:

  • China: ha sido consistentemente el mayor productor de cerveza en términos de volumen. La creciente población y la demanda de productos occidentales han impulsado la producción de cerveza en este país.
  • Estados Unidos: tienen una industria cervecera muy grande y diversa, con una gran cantidad de cervecerías artesanales y marcas reconocidas a nivel internacional.
  • Brasil: es un gran productor de cerveza y tiene una cultura de consumo de cerveza importante. Las cervezas brasileñas, tanto las marcas locales como las internacionales, son populares en el país.
  • México: La industria cervecera mexicana ha experimentado un crecimiento significativo, y México es conocido por sus cervezas, tanto a nivel nacional como internacional.

Alemania: tiene una larga tradición cervecera y es famosa por su variedad de cervezas. Aunque es un país más pequeño en términos de población que los anteriores, Alemania tiene una producción de cerveza considerable.
El cultivo de ingredientes clave para la cerveza, como la cebada y el lúpulo, requiere grandes cantidades de agua. En regiones propensas a la escasez de agua, el uso extensivo en la agricultura puede agravar los problemas de disponibilidad de agua para las comunidades locales.En áreas donde la demanda de agua para la producción de cerveza compite con otros usos, como la agricultura de alimentos, la industria, el suministro de agua potable y la preservación de ecosistemas acuáticos, puede haber tensiones y conflictos por los recursos hídricos. El concepto de «huella hídrica» se refiere al volumen total de agua utilizado directa e indirectamente para producir un bien o servicio. Las cervecerías y las cadenas de suministro asociadas pueden trabajar para reducir su huella hídrica mediante prácticas más sostenibles, como la eficiencia del uso del agua y la reutilización de aguas residuales tratadas.

El Impacto Ambiental de la Industria Cervecera, Refresquera y Alimentaria


Otro gran problema son las emisiones de gases de efecto invernadero, especialmente en términos de transporte y refrigeración.

En la industria Refresquera el uso de envases y residuos plásticos, generan grandes cantidades de desperdicio, lo que contribuye a la contaminación plástica y la acumulación de residuos en vertederos y océanos. El proceso de fabricación de bebidas refrescantes también requiere cantidades significativas de agua, y en algunas regiones, esto puede contribuir a la escasez de agua. En cuanto a la industria alimentaria, la agricultura a gran escala para la producción de alimentos a menudo implica la conversión de tierras, lo que puede contribuir a la pérdida de biodiversidad y la deforestación.

La producción de alimentos procesados puede implicar el uso intensivo de recursos naturales, como el suelo, el agua y la energía, contribuyendo a la presión sobre los ecosistemas. La industria alimentaria también genera grandes cantidades de envases, que pueden contribuir a la contaminación ambiental si no se gestionan adecuadamente. La cadena de suministro de alimentos, incluida la producción agrícola, procesamiento, transporte y distribución, puede generar emisiones significativas de gases de efecto invernadero.

¿Cómo Mejorar los Procesos Industriales?

Mejorar la sostenibilidad de las industrias, incluyendo las industrias cervecera, refresquera y alimentaria, implica adoptar prácticas y políticas que minimicen el impacto ambiental y promuevan la responsabilidad social. Una de ellas es eficientizar el uso de recursos. Implementar prácticas y tecnologías que reduzcan el uso de recursos naturales, como agua, energía y materias primas. Esto incluye la adopción de tecnologías más eficientes, procesos de producción más limpios y la optimización de la cadena de suministro. Otra forma de minimizar este impacto se relaciona con la gestión sostenible del agua. Monitorear y gestionar de manera responsable el uso del agua, implementando prácticas de conservación y reutilización de agua siempre que sea posible. Además, reducir la contaminación del agua mediante la gestión adecuada de los efluentes. El uso responsable de materias primas y fomentar prácticas agrícolas sostenibles para la obtención de materias primas, como la cebada, el lúpulo y otros ingredientes. Esto puede incluir la promoción de la agricultura orgánica y prácticas de cultivo que minimicen la erosión del suelo y reduzcan el uso de productos químicos.

La implementación de sistemas de gestión de residuos eficientes que reduzcan la cantidad de residuos generados y promuevan el reciclaje. Esto incluye la gestión responsable de subproductos, como los residuos de granos de la producción cervecera.

Adoptar envases sostenibles y ecoamigables, como el uso de materiales reciclables y la reducción del uso de plásticos. Fomentar el reciclaje y la reutilización de envases en la cadena de suministro. Otro punto a mejorar es la eficiencia energética en todas las etapas de la producción, desde la fabricación hasta la distribución. Incorporando fuentes de energía renovable siempre que sea posible.

El Impacto Ambiental de la Industria Cervecera, Refresquera y Alimentaria


Algo que a menudo pasa desapercibido es la obtención de certificaciones ambientales reconocidas, como ISO 14001, que demuestren el compromiso de la empresa con prácticas sostenibles y la reducción del impacto ambiental. El ser transparente sobre las prácticas comerciales y compartir información con los consumidores sobre los esfuerzos de sostenibilidad. Esto puede ayudar a construir la confianza del consumidor y aumentar la conciencia sobre la importancia de elegir productos sostenibles.

La colaboración con comunidades locales, organizaciones no gubernamentales y otras partes interesadas para abordar de manera efectiva los problemas ambientales y sociales relacionados con la producción industrial.
Invertir en investigación y desarrollo de prácticas y tecnologías más sostenibles que puedan mejorar la eficiencia y reducir el impacto ambiental de las operaciones. La adopción de estas estrategias no solo beneficia al medio ambiente, sino que también puede mejorar la reputación de la empresa, fortalecer las relaciones con los consumidores y reducir costos a largo plazo. Es fundamental que estas acciones sean parte de un enfoque holístico de sostenibilidad que abarque toda la cadena de suministro y la operación empresarial.

Fuentes:

  1. www.loscervecistas.es/historia-de-la-cerveza/
  2. www.metalboss.com.mx/cuando-el-refresco-era-medicina-la-historia-de-la-industria-refresquera
  3. es.wikipedia.org/wiki/Industria_alimentaria
  4. www.enlight.mx/blog/calentamiento-global#:~:text=Incremento%20de%20los%20gases%20de%20efecto%20invernadero&text=Los%20procesos%20de%20las%20industrias,a%20los%20rayos%20del%20sol.

Imágenes: 1. mapfre.com 2. expansion.mx 3.mexicali686.com 4. eco-nutricion.com

Bibliografía ►
El pensante.com (noviembre 29, 2023). El Impacto Ambiental de la Industria Cervecera, Refresquera y Alimentaria. Recuperado de https://elpensante.com/el-impacto-ambiental-de-la-industria-cervecera-refresquera-y-alimentaria/