Hugin y Munin, los cuervos de Odín

Hugin y Munin, los cuervos de Odín

Cuervos del Norte

Hugin y Munin son un par de cuervos asociados con el dios Odín, ambos viajan alrededor del mundo recogiendo noticias e información para luego posarse en el hombro del dios y susurrarle lo que han visto. Las aves están atestiguadas en la Edda Poética, compilada en el siglo XIII a partir de fuentes tradicionales.

Hugin y Munin en la arqueología

Se han encontrado distintas piezas y vestigios con las figuras de los cuervos: existen diferentes medallas de oro en donde aparece el retrato de un humano a caballos, equipado con una lanza y acompañado de dos aves. Las medallas (bracteatos) han sido encontrados en Suecia, Noruega y en menos número Inglaterra. También existen dos broches de la edad de hierro que muestran a dos aves idénticas de origen germánico, que pueden representar a los cuervos.

OniBaba, o la leyenda de la anciana malvada Yōkai En el folclor japonés se conoce como ...
Seres fabulosos. El unicornio La magia del unicornio El unicornio, anim...

Por otro lado, también se han encontrado unos tapices de Oseberg descubiertos en el barco funerario en Noruega, cuenta con una escena que contiene dos pájaros negros que asoman sobre un caballo y tiran de él como si fuera una procesión. Y finalmente, se deben nombrar otros descubrimientos como moldes de fundición y once copias, las cuales se especulan eran usadas como ornamentación.

Una relación simbiótica con el dios

La relación de los cuervos con el dios se ha visto relacionada con prácticas chamánicas, la habilidad de enviar su pensamiento (Hugin) y mente (Munin) en un viaje como un chamán cuando cae en trance. También se hace relación de Odín y de las aves con el concepto nórdico de Fylgja, el cual habla de cómo una criatura sobrenatural acompaña a una persona. Por último, se teoriza a Hugin y Munin como el complemento de un dios que no era del todo perfecto y carecía de alguna habilidad:

“En una simbiosis biológica, un organismo típicamente apunta alguna debilidad o deficiencia sobre otro(s). Al igual que en una simbiosis, Odín el padre de todos los seres humanos y los dioses, aunque en forma humana era él mismo imperfecto. Como una entidad separada, le faltaba la percepción de profundidad (por tener un solo ojo) y aparentemente desinformado y olvidadizo. Pero sus debilidades fueron compensadas por sus cuervos, Hugin (mente) y Munin (memoria) que formaban parte de él.”

Fuentes:

  1. https://mitologia.fandom.com/es/wiki/Hugin_y_Munin

Imagen: lacomunidaddelroble.wordpress.com

Bibliografía
El pensante.com (febrero 27, 2021). Hugin y Munin, los cuervos de Odín. Recuperado de https://elpensante.com/hugin-y-munin-los-cuervos-de-odin/