La animalidad intelectual

La animalidad intelectualLa animalidad intelectual

Un gran porcentaje de personas consideran que son diferentes a los animales, sólo por el hecho de pensar, pero la verdad es que son animales pensantes y eso es todo. Un animal se guía por el instinto; el hombre actual, es dominado por su mente, que a su vez es dominada por su instinto.

Hoy por hoy,  en todo lado abundan animales intelectuales creyéndose superiores, inteligentes y muy capaces, que hasta se atreven a estar criticando y juzgando a los otros de su especie. Es obvio que tales sujetos no son conscientes de que no son más que otros de los tantos del montón de la masa, convencidos por las propias mentiras que surgen de la mente y al final, en un panteón resultan como Rainmundo y todo el mundo en igualdad de condiciones.

Tan fácil es evidenciar esta cuestión, que basta con auto-observar la lujuria salvaje que se lleva dentro, además de la ira bestial que controla las acciones del individuo. Ni qué decir del orgullo, o quizá de la gula, o tal vez de la envidia o de la pereza. Aspectos inconfundibles de la naturaleza animal.

Artículo relacionado

Por eso es que no somos hombres, sino animales intelectuales equivocadamente llamados hombres. Un hombre real utilizaría el 100% de la capacidad de su cerebro, pensaría por sí mismo y detestaría que otros pensaran por él. Nunca caería en el error de  tomar prestadas palabras o ideas de otros y no  reconocer expresamente haberlo hecho.

Ese virus denominado plagio hace que los que se hacen llamar inteligentes y se creen el cuento, presenten como suyo un trabajo total o parcial sin ser su autor o autora. De esta manera, con  una copia fragmentaria o total de un texto, presentan como suyo todo un orden de ideas ajenas y no lo informan.

Es por ello que donde más se convierte en notorio este mal, producto del sistema social absurdo, es en las universidades, colegios, centros educativos. Otra causa fundamental es la pereza, que viene siendo la madre de aquellos defectos mencionados en anteriores párrafos. Tal defecto siniestro hace que los estudiantes actuales no hagan uso de las herramientas lingüísticas como las comillas, y así pudieran argumentar sus ideas con las teorías de otros. Así comenzaría a debilitarse el plagio, al reproducir, como si fueran propios, conceptos contenidos en un artículo publicado por otro, ofreciéndolos como fruto de una apreciación personal.

Te puede interesar
Frases célebres sobre la eutanasia
La eutanasia, de acuerdo a muchas legislaciones, es el derecho de una persona de poner fi...
En qué consistió el cisma de Oriente
El cisma de oriente consistió en un conflicto religioso cristiano, en el que la Iglesia C...
Frases célebres de Karl Otto Apel
“Un pueblo que carece de la capacidad de crítica que proporciona la reflexión desde princ...
Los centros energéticos del cuerpo humano
Es más que necesario y prioritario conocer todo acerca de los siete centros energéticos q...
La Virgen de la Candelaria
Luz Divina y Herencia Cultural La Virgen de la Candelaria, venerada en la tradici...
Magia Wicca
La Wicca es una filosofía y religión pagana, cuyos orígenes -según sus seguidores- se re...
La historia de Santa Lutgarda
Mística del Siglo XII Ella comparte, junto con otras mujeres importantes de la fe...
Características principales del leninismo
Descripción del Leninismo En el ámbito político, se conoce como Leninismo a una corriente...

Actualizado por última vez en noviembre 11, 2022 12:08 pm

Compartir

AVISO LEGAL


Este sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para poder ofrecer una experiencia personalizada y ofrecer publicidades afines a sus intereses. Al hacer uso de nuestra web usted acepta en forma expresa el uso de cookies por nuestra parte... Seguir leyendo

ACERCA DEL SITIO


El pensante es una biblioteca con miles artículos en todas las áreas del conocimiento, una pequeña Wikipedia con ejemplos, ensayos, resumen de obras literarias, así como de curiosidades y las cosas más insólitas del mundo.

DERECHOS DE AUTOR


Todos los derechos reservados. Sólo se autoriza la publicación de texto en pequeños fragmentos siempre que se cite la fuente. No se permite utilizar el contenido para conversión a archivos multimedia (audio, video, etc.)

© 2024 El Pensante