La campaña alemana en el desierto: Tobruk

El asedio de Tobruk

Es reconocida la batalla de Tobruk por la fiera resistencia de los ingleses y australianos contra los alemanes. La ventaja de los Afrikacorps era visible al inicio de 1941 por el buen aprovisionamiento de sus ejércitos. Las líneas de suministro eran sólidas y bien protegidas.

La defensa australiana era abastecida por cantidades gigantescas de armamento y proyectiles traídos por mar al puerto de Tobruk. La posición fortificada de los aliados los ayudaba a defenderse  contra Rommel. El primer ataque sería aleman.

El general von Prittwitz, encargado del manejo de la 15° división de Panzer, se le mandó atacar con  fuerza junto con la 5° división ligera. La artillería aliada los destruyó, eliminando al nombrado general. La resistencia aliada comenzaba a volverse el dolor de cabeza de Erwin Rommel.

Para aislar el terreno aliado, los alemanes tomaron las ciudades cercanas de Bardia, Sollum y el fuerte de Carpuzzo el 13 de abril de 1941. Parecía que las ciudades que componen «El paso de Halfaya» facilitarían a los alemanes la toma de Tobruk.

Operación Tiger

Todo parecía erguirse a favor de los alemanes. El mismo Churchill preocupado admitió que si no se hacía nada, en dos días Tobruk sería historia. Los alemanes tenían una excelente posición gracias a las avanzadas del paso de Halfaya y sólo esperaban la orden de atacar a los australianos.

Churchill mandó a Alejandría cinco buques cargados de aviones y tanques para desembarcar en la costa. La travesía desde Inglaterra no fue sencilla y uno de los buques cargado de 57 tanques y 10 aviones fue hundido por una mina nazi.

Los demás llegaron a Alejandría escoltados por unos acorazados que bombardearon la ciudad tomada de Bengazi entre el 7 al 8 de mayo. Los obuses ingleses aterraban a los sorprendidos alemanes  con sus torpedos lanzados desde el Mediterráneo.

Batalla de Sollum

El contraataque se llevó con fuerza desde Egipto. Los británicos enviaron al general Waver con algunas de sus legiones extranjeras. El objetivo: tomar el paso de Halfaya. La división británica india fue enviada directamente contra Sollum, pero los alemanes contuvieron a los aliados.

Los cañones de 88 mm marcaron la diferencia contra los tanques británicos. La división india fue destruida y no lograron acercarse a la ciudad tomada. Los alemanes sabían bien que no iban a terminar los problemas. Ese mismo día los alemanes enfrentaron otras dos divisiones acorazadas británicas.

Los ingleses fueron aniquilados por la  posición alemana que atacó desde los costados del paso de Halfaya. Sin embargo, una parte importante de las divisiones británicas se infiltraron hasta el Fuerte Capuzzo en un movimiento de tenaza para sacar a los nazis.

Claramente los soldados alemanes fueron vencidos y obligados a escapar hacia una zona llamada «cota 208» donde los británicos difícilmente pudieron  llegar. Con el fuerte tomado se prepararon para asaltar Sollum. En ese momento Erwin Rommel llegaba por atrás con su ejército acorazado.

Con gran potencia,  la 15° división Panzer atacó el Fuerte tomado por los aliados, obligándolos a retirarse por donde vinieron. La estrategia envolvente alemana hizo retroceder a los aliados. Churchill en esta derrota perdió 100 tanques y un centenar de hombres. Los alemanes comprendieron que los británicos iban enserio.

¿Qué buscaban los ingleses con estos ataques? Hacer un camino hasta Tobruk. Sabía bien Churchill que tomando la ciudad, los alemanes perderían mucho terreno y serían fáciles de vencer en África. Sólo que el general Rommel ocasionaba miedo entre los aliados por su tenaz aguante.

Toda esta operación se llamó Operación Battleaxe; la búsqueda de hacer una tenaza contra los alemanes había sido favorecida con el desembarco de los cuatro buques de tanques y aviones. Los ingleses esperaron finalizar la batalla de Sollum para ver la debilidad alemana: los tanques.

Operación Crussader

Armados de nuevo, los ingleses buscaron la ofensiva contra los alemanes por mar y por tierra. Más del 75% de los equipos y de los soldados alemanes se hundieron por los torpedos ingleses. El general Rommel necesitaba tomar Tobruk para avanzar hacia Egipto lo antes posible.

Los ingleses aprovecharon una tormenta en el desierto para golpear antes que los alemanes dieran el paso: el 18 de Noviembre de 1941 volvieron los ataques. Más de 1.000 vehículos y una división inglesa, neozelandesa e india, rodeo la Cuarta División alemana de Panzer.

El General inglés, Cunningham, cercó las tropas alemanas. La 3° sección de reconocimiento italiana no dejó que avanzaran varios tanques aliados. Los contuvo con 100 tanques que sufrieron fuertes pérdidas, aunque menores que las sufridas por los ingleses.

El 22  de noviembre los alemanes hicieron un ataque en la noche, donde rodearon los tanques ingleses y salieron victoriosos con más de 200 prisioneros y más de 30 tanques capturados. La victoria aun no era satisfactoria del todo, pues los ingleses hasta ahora estaban empezando su Operación Comander, que buscaba enviar a los alemanes fuera de África.

Lo cierto era que empezaban a lograrlo. Las fuentes de suministro alemanas se agotaban y el ejército británico estaba decidido en su lucha contra los Africakorps.

Fuentes:

  1. https://www.exordio.com/1939-1945/militaris/batallas/afrikakorps/crusader.html
  2. https://es.wikipedia.org/wiki/Operaci%C3%B3n_Crusader

Imágenes: ww2diario.blogspot.com.

La campaña alemana en el desierto: Tobruk
Source: Historia  
julio 4, 2018
loading...

Ver más Artículo al azar