El origen del ramen

Japonés no, Chino

Gracias a las series animadas, es creencia popular que el ramen es de origen japonés cuando en realidad es chino. En realidad, al principio era conocido como fideos chinos: su nombre se debía a la forma artesanal en la que eran preparados los fideos, estirando la masa hasta darle la forma correspondiente. Al principio el platillo era vendido en restaurantes de Shangai, pero más adelante pasó a la isla japonesa.

Para la década de los 50’s se convirtió en un platillo bastante apreciado por la sencillez con la que se podía preparar y por lo económico que era: en cualquier esquina había vendedores ambulantes que vendían el plato. Las preparaciones por lo general consistían en una sopa de fideos hecha con unos pocos ingredientes en un caldo a base de sal y huesos de cerdo.

Durante 1958, tras la Segunda Guerra Mundial, el ramen dio el salto a Hokkaido, una famosa isla del norte del país nipón. Allá se hizo muy popular el Sapporo ramen y fue gracias a una empresa del mismo territorio que se lanzaron al mercado distintas variaciones del ramen.

Su popularidad creció: pasó de ser un plato simple a convertirse en el principal

Con la llegada de la década de los 80’s y 90’s, el ramen dejó de ser una simple guarnición para convertirse en un plato rápido de elaborar y fácil de consumir hasta el punto que se hicieron programas de televisión dedicados a él. La gente se sentía fascinada con la forma tan rápida en la que se podía preparar y comenzaron a agregarle nuevos ingredientes para convertirlo en un plato de primera opción.

Con el auge del comercio global, pasó poco tiempo para que el producto se exportara a el resto del mundo, teniendo en cuenta siempre sus tres ingredientes básicos: los fideos que se elaboran a mano con harina de trigo sal, el kansui un tipo de agua con una mezcla de carbonato de potasio y carbonato de sodio más ácido fosfórico, y finalmente, la sopa (que es la que marca la diferencia), pues su preparación es una tradición en Japón. Como norma general hablamos de una sopa elaborada con pollo, salsa de soja y extracto de pimiento rojo.

En otras preparaciones de ramen podemos encontrarla con carne de cerdo, con miso y semillas de soja, en algunas ocasiones se agrega huevo, brotes de alga nori, pescado o sardinas secas. También se puede clasificar el ramen según su preparación:

  • Shio ramen, la receta más clásica y fiel a la china; el tonkotsu ramen, cuyos protagonistas son los huesos de cerdo, que se hierven durante horas hasta obtener un caldo blando espeso.
  • Shoyu ramen, en el que el caldo es elaborado no solo con pollo, sino también con verduras y el toque final lo aporta la salsa de soja, la cual dota al ramen de un color oscuro.
  • Y el miso ramen, que sigue la misma línea de los dos anteriores, pero en lugar de soja o huesos se le añade pasta de miso

Fuentes:

  1. https://www.diariovasco.com/gastronomia/despensa/ramen-origen-historia-20201006102343-nt.html

Imagen: firstwefeast.com

El origen del ramen

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar