La entrevista

De acuerdo a la mayoría de fuentes teóricas sobre Comunicación, la Entrevista puede ser concebida como una técnica investigativa –empleada tanto en el periodismo, la medicina y demás áreas académicas- en la cual dos o más personas entablan una conversación, cuyo principal propósito es obtener una información específica, bien si esta es una opinión o una relación de datos objetivos.

Protagonistas de una entrevista

Por consiguiente, la Entrevista es también vista como un diálogo objetivo, basado en un intercambio de preguntas y respuestas, sin espacio para la discusión o el debate, en donde los protagonistas, considerados entonces como parte de los principales elementos de la Entrevistas, son el Entrevistador y el Entrevistado, quienes deben regirse por ciertos cánones de comportamiento, a fin de garantizar la efectividad de la técnica, cuyo principal objetivo será conseguir la información que se necesita o persigue. A continuación, los perfiles que debe poseer cada uno de ellos:

Entrevistador

Según señalan las fuentes especializadas, el Entrevistador estará a cargo de tres aspectos principales: el primero, dirigir en todo momento la entrevista, guiando al entrevistado por los diversos tópicos de interés; en segundo lugar, será el encargado de pensar y exponer las preguntas ante el entrevistado;  finalmente, es el Entrevistador quien deberá reproducir, ordenar y editar la entrevista, logrando plasmar objetivamente la información presentada por el entrevistado, presentándola de una forma creativa.

Sin embargo, estas funciones por parte del Entrevistador hacen que este deba regirse por un código de comportamiento, el cual básicamente constituye la técnica que debe seguir, con el fin de realizar y obtener una buena entrevista, y que podría decirse que está constituido por los siguientes parámetros:

  • En primer lugar, el Entrevistador debe tener hacia su Entrevistado –pese a tener posiciones diferentes- una actitud positiva, caracterizada por el buen trato.
  • Así mismo, deberá presentar en todo momento buena disposición, y sobre todo paciencia a la hora de plantear las preguntas, y recibir las respuestas.
  • Debe plantear las preguntas en un tono de voz alto, de forma clara, y jamás con la intención de indisponer a su entrevistado.
  • Igualmente, deberá escuchar pacientemente la respuesta de su entrevistado, siguiendo las normas del buen oyente (mirar fijamente a quien habla, no interrumpir, tener una postura corporal adecuada) y teniendo presente que en ningún momento debe pelear o engancharse con el entrevistado.
  • Por otro lado, el Entrevistador deberá tener presente en todo momento que la opinión o información crucial en la entrevista es la del Entrevistado, por lo que su propia opinión no debe aparecer dentro de la aplicación de esta técnica, en donde su función es generar las preguntas, y plantearlas.
  • En cuanto al registro de la entrevista, el Entrevistador debe tener cuidado de escribir de forma clara, y textual lo dicho por Entrevistado, y de grabarlo siempre deberá ser con la autorización de la persona a la que se le hace la entrevista.
  • El Entrevistador deberá tener cuidado también de usar un lenguaje claro y sencillo, el cual mueva al Entrevistado a sentirse del todo cómodo en la conversación, lo cual asegurará una buena entrevista, en términos de sinceridad.
  • Las preguntas deberán ser claras, sencillas y directas, redactadas de modo que el Entrevistado tenga libertad de contestar lo que realmente piensa.
  • Así también, de forma preventiva, el Entrevistador deberá escribir previamente las preguntas que le hará al Entrevistado, y sobre todo conocer sobre este y el tema que se abordará durante la conversación.

Entrevistado

Por su parte, el Entrevistado será el sujeto a quien el Entrevistador hace las preguntas en búsqueda de respuestas. A pesar de que es el centro de la Entrevista, y no necesariamente deba tener conocimientos periodísticos, su comportamiento también influye en el éxito de la aplicación de la técnica de la entrevista. Por consiguiente, el perfil de un buen Entrevistado estaría regido por los siguientes cánones:

  • El Entrevistado deberá respetar en todo momento las normas del buen hablante: ver fijamente al interlocutor, responder adecuadamente, tener una postura corporal adecuada.
  • Así mismo, a la hora de escuchar las preguntas del Entrevistador, deberá cumplir igualmente las normas del buen oyente, prestando atención a las preguntas que su interlocutor le plantea.
  • De igual forma, el Entrevistado deberá tratar de tener un tono de voz claro, amigable y amable.
  • En cuanto a sus respuestas, el Entrevistado deberá también tratar de ser preciso, además de conciso, enfocándose en lo que se le ha preguntado, para así evitar caer en digresiones muy extensas, o la exposición de un gran número de anécdotas.
  • Igualmente, el Entrevistado debe hacer lo posible por tener en claro los datos o cifras que expondrá durante la entrevista, por lo que será recomendable en ocasiones que lleve consigo sus anotaciones y apuntes.
  • Aunque es responsabilidad del Entrevistador no caer jamás en el plano del ataque personal o la discusión, el Entrevistado también deberá evitar cualquier tipo de confrontación con aquel que le entrevista.

¿Cómo realizar una entrevista?

Así mismo, como técnica al fin, la Entrevista cuenta con una serie de pasos que deben ser cumplidos de forma ordenada, para así garantizar el exitoso desarrollo del diálogo informativo entre Entrevistador y Entrevistado. En consecuencia, la secuencia de acciones que deben seguirse, por parte del Entrevistador, a la hora de hacer una entrevista será la siguiente:

  • Al momento de entablar contacto con el Entrevistado, el Entrevistador deberá presentarse por su nombre, así como en nombre de la institución o medio que represente, en el caso de que así sea.
  • Seguidamente, el Entrevistador deberá plantear al Entrevistado cuál es su objetivo principal sobre la conversación que se entablará entre ellos.
  • Se comenzará a plantear entonces cada una de las preguntas, de forma clara y concisa.
  • Se le permitirá al Entrevistado responder, sin interrumpirlo, ni contrariarlo.
  • Mientras el Entrevistado responde, se prestará atención, y se buscará registrar por algún medio sus palabras y datos textuales.
  • Terminada la entrevista, la cual tampoco deberá excederse en tiempo, se le agradecerá al Entrevistado, teniendo cuidado de obtener y registrar también su contacto, a fin de poder aclarar cualquier duda a futuro, sobre la entrevista, o incluso avisarle cuándo –si el objetivo del encuentro fuese la divulgación- esta saldrá publicada.
  • Despedirse de forma amable y agradecida del Entrevistado.
  • Al momento de dar cuenta de la información obtenida, sea por un medio escrito o audiovisual, se deberá tener cuidado de plasmar textualmente la información dada por el Entrevistado, lo cual implica igualmente no sacarla de contexto, o interferir en el sentido de sus palabras.

Imagen: pixabay.com

La entrevista

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar