Los animales ovíparos

En el ámbito de la Biología, se conoce con el nombre de “ovíparo” a los animales, cuya reproducción se da a través de huevos, los cuales son depositados fuera del cuerpo de la madre, a fin de que el embrión se forme dentro del huevo y fuera del cuerpo de su progenitora, hasta el momento de la eclosión.

Tipos de huevos

Así mismo, los biólogos han señalado que los animales ovíparos pueden clasificarse por los tipos de huevos que producen, así como por el tipo de fecundación con los que estos se reproducen. De esta forma, se distinguirían dos tipos específicos:

Huevos blandos

Algunos animales que hacen vida en medios acuáticos, como por ejemplo los peces o los anfibios son productores de huevos blandos, los cuales cuentan también con la característica de presentar fecundación externa, es decir, la hembra de la especie deposita los huevos en un espacio escogido para tal actividad, mientras que el macho suelta el esperma sobre estos, produciéndose entonces el proceso de fecundación. Así mismo, este tipo de huevos se caracterizan también por ser de apariencia gelatinosa y traslúcida. Igualmente, la incubación de este tipo de huevos es rápida, dando como origen a alevinos, los cuales toman como primera comida el saco vitelino del huevo de donde ha eclosionado.

Huevos secos

En contraposición, están los animales que colocan huevos secos y de cáscara dura, los cuales casi siempre coinciden con aquellos que no pertenecen al medio acuático, sino terrestre, como por ejemplo con las aves o algunos tipos de insecto. Estos huevos corresponden a animales que presentan fecundación interna, es decir que el macho deposita el esperma dentro de la hembra, produciéndose la fecundación en su interior, y procediendo posteriormente  poner el o los huevos, en un nido, en donde generalmente la hembra –y en algunas especies el macho- se encargarán de brindar calor a los huevos hasta su eclosión. Así mismo, los organismos producto de este tipo de huevos nacen totalmente desarrollados, a diferencia de los alevinos, quienes sufren un cambio drástico desde la eclosión hasta su desarrollo. De esta forma, las crías que nacen de huevos secos se desarrollan por completo dentro del huevo, alimentándose durante todo este proceso del Vitelio que la madre ha dejado dentro del huevo.

Ejemplos de animales ovíparos

En cuanto a los animales del reino natural que corresponden a la categoría reproductiva ovípara, se distinguen principalmente las aves, así también como los peces, los crustáceos, los anfibios, los reptiles, e incluso algunos mamíferos como el ornitorrinco. Resulta pertinente entonces revisar algunos casos concretos de animales que cuentan con este tipo de reproducción, catalogada por algunos especialistas como un rasgo evolutivo muy inteligente, a nivel biológico, puesto que las características del huevo hacen que la gestación no ponga en riesgo la vida de la madre ni de la cría en ambientes hostiles o muy calurosos, garantizando en todo momento un ambiente ideal. A continuación, algunos ejemplos de animales ovíparos:

Tortugas

Aun cuando existes varias especies de tortugas, por lo general, la reproducción sucede de manera uniforme en casi todas las familias de esta especie. Uno de los rasgos más sorprendentes del proceso de reproducción de estos animales se encuentra relacionado con el esperma del macho, el cual, una vez depositado en el interior de la hembra, puede permanecer en su interior y activo hasta por un período de tres años. De esta forma, la fecundación puede ocurrir durante ese período, cuando la hembra así lo requiera. Ocurrida la fecundación interna, la hembra abre un hueco con sus partas en la tierra, a fin de crear un nido de unos doce centímetros de profundidad, en donde deposita los huevos, los cuales son los más duros dentro de los reptiles. La tortuga tapa el nido y parte, por lo que la incubación se produce dentro de la tierra de forma natural, hasta la eclosión de las nuevas crías, que nacen totalmente desarrolladas.

Pollos

Los pollos nacen gracias a la unión de las gallinas y los gallos. De acuerdo a lo expresado por los científicos, pise o no pise el gallo a la gallina, ésta igual colocará un huevo, la única diferencia será que no estará fecundado, es decir pondrá un huevo no fecundado dentro de un cascarón. No obstante, si la monta fue hecha, lo más probable es que la fecundación se produzca adentro, por lo que el huevo de la puesta sí será fecundado. Apenas es fecundado se comienzan a formar las células del nuevo pollito, no obstante el proceso de la postura detiene la situación, la cual sólo se reanuda si la gallina decide empollar el huevo, siendo el calor el que reinicie la producción de células de la nueva cría. Pasado un tiempo, los huevos secos hacen eclosión dejando salir a un pollito totalmente desarrollado.

Abejas

Algunos insectos se encuentran catalogados como animales ovíparos, puesto que su reproducción se realiza a través de huevos. Un caso bastante asombroso es el de las abejas. En este sentido, todas las abejas de un panal, independientemente de su categoría y rango social son hijas e hijos de una sola abeja: la abeja reina. De acuerdo a la literatura especializada, la reina abeja, en el momento en que nace y después de asegurarse de que es la única reina de todo el panal, bien porque venció a la antigua o esta se ha ido, comienza el vuelo nupcial en el cual es seguida por todos los zánganos, aun cuando sólo ganará el más fuerte. Éste individuo copulara con la reina muriendo en el acto, pero fecundándola para toda su vida. Cuando está lista para poner, las otras abejas, llevan a la reina al centro del panal, y esta comienza a poner los huevos blandos, los cuales serán cuidados por las abejas obreras. Pasados seis días, los huevos eclosionan dando como resultado pequeñas larvas, las cuales son alimentadas antes de formar un capullo, en donde permanecerán hasta formarse completamente.

Otros animales ovíparos

Otros ejemplos de animales ovíparos son algunos tipos de cocodrilos, aves como el cóndor, el avestruz, el pingüino, anfibios como la rana, reptiles como la víbora de cascabel, insectos como la hormiga, el piojo, la pulga, las arañas y peces como el salmón. Así mismo, existen en la naturaleza también mamíferos ovíparos, es decir, que a pesar de amamantar a sus crías también se reproducen a través de la postura de huevos, un ejemplo de ello lo constituye, además del ornitorrinco, el equidna, animal proveniente de Oceanía.

Imagen: pixabay.com

Los animales ovíparos
Source: Biología  
junio 13, 2016
loading...

Ver más Artículo al azar