Mehmed III: historia del Sultán que acabó con su familia

Mehmed III fue hijo del sultán Murad III y la sultana Safiye. Tuvo dos consortes llamadas Handan y Halime, y su gobierno y vida es tristemente celebrado por ser uno de los sultanes por haber ocasionado un fratricidio masivo dentro de su palacio y no ejercer una fuerte autonomía en su imperio.

La ambición acabó con príncipes y princesas

Ya tenemos algunas entradas en este portal hablando sobre el fratricidio y las leyes que regía el imperio Otomano: sultán que ascendía al trono se veía en la obligación de dar fin a sus hermanos. Cientos de sucesos tristes y muertes rodearon a la familia imperial, pero hubo uno en especial que marco a todos, la muerte de los 19 príncipes.

Ascender al poder no te aseguraba el trono: los sultanes llegaban a ser tan paranoicos que no dudarían en asesinar a su propia madre. Mehmed III no sería la excepción: cuando se coronó como sultán en 1595 llamó a todos sus hermanos para ‘besarle la mano’. Y aun cuando el mayor de todos no tenía más de once años, tras realizar un acto lleno de parafernalia les hizo circuncidar para después llevarlos aparte para ser estrangulados uno tras otro.

Las muertes de sus hermanos no fueron suficientes, decidió ir tras sus hermanas (un total de 20) y también murieron dos niños que acababan de nacer tras la muerte del anterior sultá. Así mismo, toda concubina que se sospechara que estuviera embarazada pereció.

Forma de gobierno del sultán

El nuevo sultán dejó gran parte del poder a su madre, la sultana Safiye, quien ejerció gran influencia no solo en el harén, sino en todo el Imperio. Se le recuerda por ser alguien frívolo y ocioso, sin preocuparse demasiado por la situación de su Estado, aunque uno de los problemas que tuvo que enfrentar fue el conflicto que existían entre sus dos visires, Serdar Fehad pasha y Koca Sinan Pasha. Las disputas entre sus siervos fueron tan serias que causaron problemas entre el mismo ejército.

Otro acontecimiento de gran importancia durante su reinado fue la Guerra Austro-otomana en Hungría (1596–1605), donde los ejércitos de Mehmed conquistaron Erlau (1596) y derrotaron a los Habsburgo y a las tropas de Transilvania en la Batalla de Mezokeresztes durante la cual tuvieron que disuadir al sultán de que huyera del campo de batalla.

La culpa lo terminó matando

El sultán Mehmet murió a la edad 37 años el 22 de diciembre de 1603. Entre las causas de muerte se barajan varias posibilidades: las más probables serían un infarto o la peste, pero existe una historia que dice que el sultán en realidad murió de pena a causa de la muerte de su hijo Mahmud.

La historia dice que Mahmud se encontraba bastante decepcionado por la forma en la que su padre estaba dirigiendo el Imperio, dejando gran parte del poder y decisiones a su abuela, quien movía los hilos más a su propia conveniencia que a los del pueblo. En más de una ocasión se enfrentó a la sultana Safiye y a su padre, quien para ese entonces no gozaba de buena popularidad debido a su estado deplorable, pues había engordado demasiado y ya no podía hacer campaña.

Todos veían con buenos ojos al joven príncipe y más de un visir se encontraba planeando su ascenso. Pero después de la interferencia e influencia de su propia abuela, Mehmed mandó a 4 verdugos a darle fin a su hijo: mientras éste era ahorcado en una habitación su padre esperaba afuera, cuando murió entró a la habitación para asegurarse del hecho.

Fuentes:

  1. https://arrecaballo.es/edad-moderna/el-imperio-otomano/mehmet-iii-1-595-1603/#
  2. https://franciscojaviertostado.com/2013/06/05/el-sultan-que-asesino-a-sus-19-hermanos/

Imágenes: 1: elpais.com, 2: wikipedia.org

Download WordPress Themes Free
Download WordPress Themes
Free Download WordPress Themes
Download Premium WordPress Themes Free
download udemy paid course for free
download coolpad firmware
Download Best WordPress Themes Free Download
online free course
Mehmed III: historia del Sultán que acabó con su familia

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar