Oración activa

Entre los distintos tipos de oraciones que existen, se encuentran las Oraciones activas. Sin embargo, previo a abordar una explicación sobre su naturaleza, se revisarán algunas definiciones que de seguro permitirán su comprensión en su justo contexto lingüístico.

Definiciones fundamentales

De esta manera, podrá tomarse la decisión de delimitar esta revisión teórica a dos nociones específicas: Sujeto y Oración, por encontrarse directamente relacionado con la clase de estructura sintáctica que se estudiará posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

Sujeto

En consecuencia, se comenzará por decir que el Sujeto ha sido explicado, por las distintas fuentes, como uno de los principales elementos sintácticos que tiene una oración, puesto que al unirse con el Predicado forma una, por lo que entonces es además un elemento constituyente.

Así mismo, desde una perspectiva semántica, el Sujeto es visto como la estructura sintáctica, que cumple con la tarea de señalar cuál es el sujeto que realiza o recibe la acción, según sea la naturaleza de la oración en la que participa.

Por otro lado, la Sintaxis ha señalado que el Sujeto siempre tiene como núcleo al Sustantivo, pues se trata de una entidad, la cual puede estar constituida por una persona, objeto, lugar, concepto o animal.

Oración

En segunda instancia, también será necesario lanzar luces sobre el concepto de oración, el cual a grandes rasgos ha sido explicado entonces como una estructura con independencia sintáctica, es decir, que logra transmitir una idea completa, sin la necesidad de ninguna otra partícula o estructura.

Desde el punto de vista sintáctico, la Oración se encuentra conformada por la unión de un Sujeto y un Predicado. Es decir, una entidad que realiza o recibe una acción específica.

Oración activa

Toda vez se han revisado estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre la Oración activa, la cual ha sido explicada, de forma general, como una de las dos principales oraciones, distinguidas en base al sujeto.

De forma mucho más precisa, una Oración activa será entonces la que cuente con un Sujeto activo, es decir, una entidad que ejecuta o realiza una acción específica. De igual forma, en las oraciones activas el complemento es quien recibe la acción realizada por el sujeto.

Otra de las características de la Oración activa es el nombre que recibe su Sujeto, el cual se denomina sujeto agente.

Ejemplos de oración activa

Sin embargo, puede que la forma más eficiente de completar una explicación sobre la Oración activa sea a través de la exposición de algunos ejemplos, tal como los que se ve a continuación:

Luis lee el libro → en esta oración, Luis es el Sujeto agente porque ejecuta la acción de leer. Por su parte, el libro ejerce como complemento. Por ende, al hacer un sujeto activo, la oración es identificada como una Oración activa.

Si se deseara saber si la oración que está enfrente es una oración pasiva o activa, bastaría con convertir la oración a pregunta. En este caso por ejemplo, sería de la siguiente manera:

Luis lee el libro → ¿Quién lee el libro? Luis, entonces se tiene un sujeto agente, y además una acción ejecutada, por lo tanto es una oración activa.

Oración activa

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar