Pitón se come a un trabajador en Indonesia

Tabla de contenido

Serpientes gigantes

En tiempos antiguos rondaban leyendas de gigantescas serpientes, capaces de devorar barcos enteros, rondaban los países del hemisferio norte. En estas leyendas dichas serpientes gigantes podían moverse a la velocidad de un caballo y devorar, de un solo bocado, un elefante.

Vastas regiones del hemisferio sur jamás tuvieron estas leyendas. Estaban demasiado ocupadas lidiando con sus propias serpientes gigantes: la anaconda verde, en América, y la pitón reticulada, en África y Asia. Relatos de estos aterradores monstruos, que pueden superar los 10 metros de longitud y los 130 kilogramos de peso, eran comunes en las comunidades indígenas y entre las familias de colonos que los sustituyeron en muchas ocasiones.

Y sin embargo, los científicos seguían siendo escépticos. Se decía que los hombros de una persona eran demasiado anchos (y no comprimibles) como para que fuesen un blanco fácil de las serpientes. Además, éstas no estaban acostumbradas a lidiar con presas como los humanos, prefiriendo cuadrúpedos como los cerdos, los ciervos e incluso las vacas.

Pues bien, recientemente se encontró el cuerpo de un hombre dentro de la pitón reticulada que lo había matado y comido.

Akbar

El hombre se llamaba Akbar, y se encontraba visitando a sus padres en la localidad indonesia de Sulawesi occidental. Fue a trabajar a una plantación de palma cercana cuando ocurrió el accidente.

No fue hasta el día siguiente que notaron su ausencia. En las cercanías de la plantación hallaron sus herramientas, algunas frutas que había recolectado y una bota. Y oculta, una gordísima pitón reticulada.

Temiendo lo peor, la familia procedió a matar al reptil hallando en su estómago el cuerpo completo de su ser querido y enterándose de una de las peores maneras que él había muerto.

El asunto fue reportado por los medios indonesios y grabado en este video, que no recomiendo ver a quienes son de naturaleza sensible. Por ahora, no queda más que lamentar la muerte de Akbar y reconocer el terrorífico hecho de que algunas serpientes son más que capaces de comerse a un ser humano (que son capaces de matarlo, eso ya lo sabíamos desde hace tiempo).

Imagen: nbcnews.com

Pitón se come a un trabajador en Indonesia

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar