Profesiones que afortunadamente dejaron de existir

Ningún trabajo es deshonra, pero organizar orgías en Roma, limpiar el trasero del rey o ser cazador de ratas masivas, son quizá uno de los oficios más extravagantes que han existido. A continuación, veremos las “profesiones que afortunadamente dejaron de existir”, debido a su extrema dificultad y molestia.

Computadora humana


Resulta    increíble, pero hace mucho tiempo, las computadoras que hoy en día conocemos, eran seres humanos de carne y hueso que desempeñaban las labores de un computador de escritorio: debían estar disponibles las 24 hrs del día y los siete días de la semana. Uno de los precursores de este tipo de empleos fue la NASA, que contrataba cierto tipo de personas para realizar cálculos matemáticos, durante  horas enteras sin parar.

Acomodador de bolos

Los bolos es un deporte que se creó en Egipto. Luego, evolucionó en Roma y Grecia y por último, se modernizó en los países bajos para conocerse luego como bowling, que se es un juego donde el objetivo es derribar el mayor número de pinos de madera, utilizando una esfera del mismo material. Antiguamente, se empleaba a una persona para que reacomodara las piezas de madera en su sitio, para que el siguiente jugador lanzara la bola y así volverlos a derribar. En la actualidad,  en  las modernas salas de bolos, esto lo efectúa un sistema eléctrico que los acomoda en su sitio para poder continuar el juego.

Cortador de hielo

Hace mucho tiempo, en Europa, cuando las personas no contaban con los refrigeradores, no tenían otra opción que contratar al cortador de hielo, que era un personaje que se encargaba de ir a los lagos más cercanos para recolectar hielo y en seguida, cortarlo para distribuirlo a lo largo y ancho de la ciudad.

Cazador de ratas

En  Londres, en la época victoriana, este trabajo era muy bien remunerado porque las ratas siempre han abundado en Europa. Se trataba de algún señor o señores que se dedicaban a caminar por las calles de Londres para atrapar ratas con veneno, perros o en casos más extremos, con armas de fuego. En Europa y en especial en esos siglos pasados, eran toda una peste y demasiado numerosas.

Ladrón de cadáveres

Estos personajes se encargaban de robar cadáveres frescos de los cementerios, para posteriormente venderlos en las emergentes escuelas de medicina de la época. Sin duda, un oficio muy macabro y espeluznante.

Barbero cirujano

Ellos eran lo que actualmente se conoce como curandero. Iban de pueblo en pueblo, ofreciendo brebajes y convenciendo a la gente de que les comprara sus medicinas naturales. Además de vender estas pócimas, practicaban procedimientos quirúrgicos sin ninguna clase de anestesia, como la extracción de muelas, cortar el cabello, extraer piojos, y curar heridas abiertas. Eran barberos, odontólogos y cirujanos a la vez.

Frenólogo

Desempeñaban una tarea importante en su época:   se encargaban de medir la inteligencia de las personas, basándose en la forma y tamaño de la cabeza. Era una tortura someterse a esa prueba.

Acompañantes de baño

Estas personas eran muy importantes en la corte de los reyes, ya que debían   encargarse de que el rey quedara muy limpio después de defecar. Concretamente,  se ocupaban de limpiarle el ano a la realeza. No obstante era uno de los trabajos más codiciados y bien remunerados.

Planificador de orgía romana

En Roma, existían personas que se dedicaban única  y exclusivamente, a organizar los eventos sociales de los romanos, que incluían orgías, cenas y bailes. Planeaban con detalle, la participación de cada invitado y le otorgaban una acomodación específica en los recintos destinados para tal fin.

Imagen: periodistadigital.com

Profesiones que afortunadamente dejaron de existir
Source: Cultura y expresiones artísticas  
septiembre 6, 2016
loading...

Ver más Artículo al azar