Propiedades curativas de la manzana

La manzana es el fruto de la planta conocida con el nombre de manzano doméstico o también de algunos árboles conocidos como manzanos, todos pertenecientes al género Malus. Así mismo, aunque es cultivada en varias partes del mundo, sobre todo en Europa y Estados Unidos, la manzana en realidad es originaria del medio oriente, específicamente de Almá-Atá, actual territorio de Kazajistán.

Otros nombres

En Europa, principalmente en Andalucía, España, los mayores tienden a llamar a este fruto “pero”, no obstante, la globalización y los medios de comunicación han hecho que este fruto, además de ser uno de los más publicitados, sea conocido en todo el mundo con el nombre de manzana, cuya etimología la remonta al nombre Almaty, otra forma de Almá-Atá, ciudad oriental de donde es oriunda esta fruta.

Nutrientes de la manzana

No obstante, la fama que ostenta la manzana no es en vano, pues es una de las frutas con mayores propiedades nutricionales, sobre todo si se consume cruda y con cáscara, pues este último elemento de la manzana es el que más aportes de fibra hace al organismo. En este sentido, de acuerdo a lo que han señalado los distintos especialistas y nutricionistas, la manzana se caracteriza por contar dentro de su composición con importantes minerales como el hierro, el fósforo, el sulfuro, el potasio, magnesio, entre otros elementos que la convierten en un alimento sano, para personas que sufran algunas condiciones de salud como por ejemplo la resistencia a la insulina o diabetes tipo 2.

Así mismo, cuenta con ácido caféico, ácido tónico, alfa caroteno y ácido clorogénico, los cuales constituyen una base indispensable de antioxidantes, al tiempo que protegen al cuerpo contra enfermedades degenerativas como la osteoporosis, el Alzheimer o incluso el cáncer. Igualmente, la manzana constituye una fuente primordial de vitamina C, lo cual ayuda a mantener el sistema inmunológico de la persona fortalecido.

Propiedades curativas de la manzana

De idéntica forma, así como los nutricionistas recomiendan el consumo de la manzana de forma periódica, debido a sus importantes aportes nutricionales, los médicos naturistas también lo hacen debido a sus grandes propiedades curativas, puesto que esta fruta contiene importantes elementos que ayudan a contrarrestar, prevenir e incluso curar ciertas situaciones de salud, siempre y cuando también la persona cuente con la precaución de lavar esta fruta de forma adecuada, puesto que es un elemento que puede requerir varios tipos de pesticidas durante su cultivo, así como traslados en barcos. Así es necesario, siempre y bajo cualquier circunstancia, lavar con abundante agua y si es posible un poco de jabón, las frutas antes de consumirlas. Con respecto a las propiedades curativas que presenta en específico la manzana, se pueden contar las siguientes:

Como depurativo

De acuerdo a lo que han indicado algunos especialistas, la manzana es una fuente importante de Cisteína, elemento que en el cuerpo humano desarrolla un efecto depurativo, sobre todo en el hígado, convirtiendo así a la manzana en un importantes desintoxicante del cuerpo, ayudándolo entonces a eliminar toxinas, tanto de los órganos como de la sangre.

Contra el colesterol

Así mismo, la manzana es una fuente importante de pectina y la metionina, las cuales causan una reducción importante en los niveles de colesterol en la sangre, lo que convierten a la manzana en una fruta protectora del sistema circulatorio de la persona. De igual forma, estas sustancias pueden resultar de gran ayuda para las personas con niveles elevados de azúcar en la sangre, puesto que los ayudan a reducir importantemente.

Astringente

Por otro lado, la manzana –cuando es cocinada y consumida en forma de puré o compota– tiene un efecto astringente, al tiempo que desiinflamatorio, por lo que su uso es recomendado en pacientes con cuadros diarreicos, así como con problemas digestivos, relacionados con la colitis o las flatulencias.

Contra el estreñimiento

Aunque parezca contradictorio, esta fruta también cuenta con un gran efecto en casos de estreñimiento, sólo que en vez de consumirse cocida, ésta deberá consumirse cruda y con su cáscara, pues este último elemento representa un gran aporte de fibra, lo que convierte en la manzana como uno de los elementos más importantes a la hora de combatir la poca movilidad intestinal.

Mentes brillantes

También, los especialistas en nutrición y en Medicina natural han destacado que la manzana contiene grandes cantidades de Fósforo, lo que hace que esta fruta se traduzca en fortaleza de la memoria. Así mismo, su gran contenido de Ácido Tónico produce en la mente humana mayor claridad. Motivo por lo cual es recomendada para incluir dentro de la dieta del individuo.

Contra el insomnio

Con respecto a las funciones cognitivas, y aun cuando resulte increíble, una manzana puede ayudar también a combatir el insomnio. En este sentido, los especialistas han señalado que el elemento responsable de esta cualidad es precisamente el gran aporte de Vitamina B12 que tiene esta fruta, componente que tiene en el cuerpo humano, sobre todo en el Sistema Central Nervioso, un efecto relajante.

Fortalece el Sistema Inmunológico

Finalmente, es importante destacar que el contenido de magnesio que aporta esta fruta favorece la absorción de Calcio en el cuerpo, al tiempo de que su cantidad de Vitamina C produce un efecto de fortalecimiento en el sistema inmunológico de la persona, subiendo sus defensas. Así mismo, sus agentes antioxidantes permiten que el cuerpo esté prevenido contra algunas enfermedades degenerativas.

Imagen: pixabay.com

Propiedades curativas de la manzana

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar