Sostenibilidad de los Productos Cosméticos y de Higiene

Sostenibilidad de los Productos Cosméticos y de Higiene

Trazando el Camino hacia una Belleza Consciente

En la era moderna, el uso de cosméticos se ha convertido en una parte arraigada de nuestra rutina diaria de cuidado personal. Sin embargo, detrás de la fachada de belleza y confianza que ofrecen estos productos, se esconde una realidad preocupante que afecta tanto a nuestro medio ambiente como a nuestra salud. Desde la extracción de materias primas hasta la disposición final de los envases, la industria cosmética deja una huella significativa que merece una reflexión profunda. En este artículo, exploraremos los impactos negativos que el uso desmedido de cosméticos tiene en el medio ambiente y cómo nuestras elecciones individuales pueden contribuir a mitigar este daño.

El Desafío del Desperdicio

El uso generalizado de productos cosméticos, jabones y champús ha alcanzado proporciones enormes a nivel mundial, con una demanda creciente impulsada por la preocupación por la higiene y la estética. Sin embargo, esta creciente demanda ha dado lugar a una producción masiva que, lamentablemente, conlleva un uso excesivo de productos químicos y una generación desmedida de desperdicio, tanto en términos de productos como de empaques. Según estadísticas mundiales recientes, la industria cosmética emplea una amplia gama de químicos sintéticos en la fabricación de productos destinados a la limpieza y el cuidado personal.

Forma correcta de usar el tapabocas Pese a que el cuerpo humano tiene muchas fo...
Propiedades curativas de la ruda La ruda es conocida en todo el mundo por su...

Se estima que alrededor de 82,000 ingredientes químicos están actualmente registrados para su uso en productos cosméticos, muchos de los cuales pueden tener efectos desconocidos o adversos en la salud humana y el medio ambiente. En cuanto al desperdicio de productos, se estima que millones de toneladas de cosméticos, jabones y champús son descartados cada año en todo el mundo. Este desperdicio proviene tanto de la producción excesiva como del consumo desechable, donde los productos son desechados antes de ser completamente utilizados, a menudo impulsados por las tendencias de la industria y la constante búsqueda de productos nuevos.

Además del desperdicio de productos, el problema de los envases también es alarmante. Se estima que la industria cosmética es responsable de generar miles de millones de envases cada año, muchos de los cuales son de plástico no biodegradable. Estos envases a menudo terminan en vertederos o, peor aún, en los océanos, donde contribuyen a la contaminación y representan una amenaza para la vida marina.

Sostenibilidad de los Productos Cosméticos y de Higiene

Salud, Ética y Sostenibilidad

El uso de productos químicos potencialmente perjudiciales para la salud en cosméticos ha sido objeto de controversia durante décadas. Muchos ingredientes comunes en productos cosméticos, como parabenos, ftalatos y formaldehído, han sido asociados con efectos adversos para la salud, como irritación de la piel, alergias, trastornos hormonales e incluso cáncer. Esta preocupación ha llevado a un llamado generalizado para que la industria cosmética adopte estándares más estrictos y utilice ingredientes más seguros y naturales en sus productos. Otro tema polémico es el uso de pruebas en animales para probar la seguridad de los cosméticos.

A pesar de los avances en métodos alternativos de prueba que no requieren el uso de animales, como pruebas in vitro y modelos computacionales, muchas empresas todavía recurren a pruebas en animales para cumplir con los requisitos regulatorios en ciertas regiones del mundo. Esto ha generado críticas por parte de grupos defensores de los derechos de los animales y de consumidores preocupados por el bienestar animal, lo que ha llevado a un mayor llamado para prohibir estas prácticas y promover métodos de prueba libres de crueldad. Además, el impacto ambiental de los residuos generados por la industria cosmética es una preocupación creciente.

Los envases plásticos, en particular, representan un desafío significativo debido a su lenta descomposición y su contribución a la contaminación del medio ambiente. Se estima que millones de toneladas de envases de plástico de productos cosméticos terminan en vertederos y océanos cada año, amenazando la vida marina y afectando los ecosistemas naturales. Esta problemática ha llevado a un llamado para que las empresas adopten envases más sostenibles, como alternativas biodegradables y reciclables, así como para que los consumidores opten por productos con envases minimalistas y reutilizables. Aquí tienes algunas recetas simples para hacer jabón, champú y desodorante casero utilizando ingredientes naturales y sostenibles.

Sostenibilidad de los Productos Cosméticos y de Higiene

¿Cómo Hacer Jabón Casero?

Hacer jabón casero es una excelente manera de reducir el impacto ambiental y evitar el uso de productos químicos potencialmente dañinos.
500 gramos de aceite de oliva
200 gramos de aceite de coco
300 gramos de aceite de palma (asegúrate de que sea sostenible y certificado por RSPO para evitar la deforestación)
140 gramos de sosa cáustica (hidróxido de sodio)
320 ml de agua destilada
Opcional. aceites esenciales para aroma (como lavanda, limón, menta, etc.)

Instrucciones:

  • Prepara tu área de trabajo utilizando guantes de goma y gafas de seguridad para manipular la sosa cáustica de manera segura.
  • En un recipiente resistente al calor, mezcla el agua destilada y la sosa cáustica. Añade la sosa cáustica lentamente al agua mientras revuelves con una cuchara de madera hasta que se disuelva por completo. Ten cuidado, ya que esta mezcla puede calentarse mucho.
  • Deja enfriar la mezcla.
  • En otro recipiente, mezcla los aceites de oliva, coco y palma.
  • Cuando la mezcla de sosa cáustica y agua esté fría, viértela lentamente en la mezcla de aceites, revolviendo constantemente.
  • Continúa revolviendo la mezcla hasta que alcance la «traza», lo que significa que la mezcla se espesa lo suficiente como para dejar una ligera marca en la superficie. Esto puede tomar entre 10 y 15 minutos.
  • Si lo deseas, añade aceites esenciales para dar aroma a tu jabón. Revuelve bien para distribuir el aroma de manera uniforme.
  • Vierte la mezcla en moldes de jabón. Puedes usar moldes de silicona, recipientes de cartón reciclado o incluso moldes de papel reciclado.
  • Deja que el jabón se endurezca en los moldes durante al menos 24 horas.
  • Desmolda el jabón y córtalo en barras del tamaño deseado.
  • Deja que las barras de jabón se endurezcan en un lugar fresco y seco durante 4-6 semanas antes de usarlas. Esto permitirá que el jabón cure y se vuelva más suave y duradero.

¿Cómo Hacer Champú Casero?

Ingredientes
1 taza de agua destilada
1 taza de jabón líquido de Castilla (puede ser de aceite de oliva, coco o cáñamo)
1 cucharadita de aceite de coco
1 cucharadita de miel (opcional, para propiedades humectantes)
10-15 gotas de aceites esenciales (opcional, para aroma y beneficios adicionales para el cabello)

Instrucciones

  • Calienta el agua destilada en una olla a fuego medio hasta que esté tibia, pero no hirviendo.
  • Agrega el jabón líquido de Castilla al agua caliente y revuelve suavemente hasta que esté bien combinado. Ten en cuenta que el jabón líquido de Castilla viene en diferentes aromas y variedades, así que elige el que más te guste.
  • Añade el aceite de coco y la miel al champú y sigue removiendo hasta que todos los ingredientes estén completamente incorporados.
  • Si deseas agregar aceites esenciales para aromatizar o para sus beneficios para el cabello, este es el momento de hacerlo. Agrega las gotas de aceite esencial de tu elección y mezcla bien.
  • Deja que el champú se enfríe a temperatura ambiente y luego transfiérelo a un recipiente de vidrio o plástico reciclado con tapa hermética.
  • Guarda el champú casero en un lugar fresco y oscuro cuando no esté en uso.
  • Instrucciones de uso
  • Agita bien el champú antes de usarlo, ya que los ingredientes naturales pueden separarse.
  • Aplica una pequeña cantidad de champú en el cabello mojado y masajea suavemente el cuero cabelludo.
  • Enjuaga con agua tibia y repite si es necesario.
  • Sigue con tu acondicionador natural favorito si lo deseas.

¿Cómo Hacer Desodorante Casero?

3 cucharadas de bicarbonato de sodio
3 cucharadas de almidón de maíz o fécula de maíz
3 cucharadas de aceite de coco virgen
10-15 gotas de aceite esencial de tu elección (opcional, para aroma y propiedades adicionales)
Instrucciones
En un tazón pequeño, mezcla el bicarbonato de sodio y el almidón de maíz hasta que estén bien combinados. Estos ingredientes ayudarán a neutralizar los olores y absorber la humedad.
Agrega el aceite de coco al tazón y mezcla bien hasta que se forme una pasta suave y uniforme. El aceite de coco actuará como base y también proporcionará propiedades hidratantes para la piel.
Si deseas añadir un aroma agradable, puedes agregar 10-15 gotas de aceite esencial de tu elección. Algunas opciones populares incluyen lavanda, árbol de té, limón o menta. Mezcla bien para distribuir el aceite esencial de manera uniforme.
Transfiere la mezcla a un recipiente limpio y hermético. Puedes reutilizar un recipiente de desodorante vacío o cualquier otro recipiente pequeño que tengas a mano.
Guarda el desodorante casero en un lugar fresco y seco cuando no esté en uso.
Instrucciones de uso:
Aplica una pequeña cantidad de desodorante en las axilas limpias y secas.
Masajea suavemente hasta que se absorba completamente en la piel.
¡Disfruta de una protección natural y duradera contra los olores corporales durante todo el día!
Al hacer cualquiera de estos productos caseros, es importante usar ingredientes sostenibles y reciclar o reutilizar los recipientes y utensilios utilizados en el proceso. Los moldes de silicona son una opción excelente ya que son duraderos y reutilizables, reduciendo así el desperdicio de plástico. Sin embargo, también puedes optar por moldes de papel reciclado o recipientes de cartón reciclado para una opción aún más ecológica.

Sostenibilidad de los Productos Cosméticos y de Higiene

Es esencial concienciar sobre el uso de productos cosméticos y de cuidado personal debido a múltiples razones fundamentales. Informarse sobre los riesgos permite a las personas tomar decisiones más informadas sobre qué productos utilizan y cómo proteger su salud. Además, la producción, el uso y la eliminación de productos cosméticos tienen un impacto significativo en el medio ambiente. Desde la extracción de materias primas hasta la generación de residuos y la contaminación del agua, la industria cosmética contribuye a la degradación de los ecosistemas y al cambio climático.

Concienciar sobre este impacto fomenta la adopción de prácticas más sostenibles y la reducción de la huella ambiental de los productos cosméticos. Por último, es importante concienciar sobre el sufrimiento animal asociado con la industria cosmética. Muchos productos son probados en animales, lo que causa un sufrimiento innecesario a millones de animales en todo el mundo. Informar sobre esta práctica cruel y promover alternativas libres de crueldad animal ayuda a proteger el bienestar de los seres vivos y promueve una industria más ética y responsable en general.

Fuentes:

  1. macroestetica.com/cosmetologia/cosmeticos-para-higiene-principales-caracteristicas
  2. greenpeace.org/colombia/blog/issues/sustentabilidad/los-cosmeticos-tienen-un-impacto-ambiental-enorme-5-formas-de-identificarlo/
  3. teiacosmeticos.com/blogs/noticias/el-impacto-ambiental-de-la-industria-cosmetica
  4. mejorconsalud.as.com/como-hacer-productos-de-higiene-personal-caseros/
  5. belleza.comohacerpara.com/belleza/recetas-caseras-para-la-higiene-personal-12726b.html

Imágenes: 1.img.freepik.com 2. fundacionaquae.org 3. fmdos.cl 4. naturalcosmeticlab.com

Bibliografía ►
El pensante.com (abril 2, 2024). Sostenibilidad de los Productos Cosméticos y de Higiene. Recuperado de https://elpensante.com/sostenibilidad-de-los-productos-cosmeticos-y-de-higiene/