Tejiendo relatos. 5 segundos, por Okami.

5 Segundos

(Relato inspirado en el conflicto de la franja de Gaza)

¿Que diferencia un pensamiento bueno de uno malo? ¿Qué diferencia a una persona buena de una mala? Porque es lo mismo matar por amor que por venganza ¿verdad?…

Y no supe que decirle a el niño, porque ¿Cómo es posible que alguien de esa edad piense en esas cosas? No es normal, y además… ¿de dónde salió este niño? Solamente vinieron a dejármelo con un folder lleno de papeleo y varias fotos pero como era de esperarse de mi no los leí, para que leerlo si iba a terminar como casi todos los niños que se llevan; o enlistados en el ejército o asesinados por las bombas junto con sus familias adoptivas. Pero así es la vida, para unos fácil y para otros difícil y mientras más rápido lo acepten será mejor para todos.  ¿Pero a quien quiero engañar?  Nadie lo acepta, todos viven en un mundo de lástima y fraude donde todo lo tapa una pared de mentiras… ¿ Y que más podíamos esperar?.

En la misma noche se escucharon las bombas más cerca, por mi  aquí me quedo, no pierdo nada, a esta edad ya he vivido suficiente pero los niños están conmigo  así que los tengo que sacar de aquí, y le digo a los mayores que despierten a los pequeños al primer rayo de sol que toque la casa, me debo de mantener despierto así que leo el folder del niño que llegó,  y al ir escarbando dentro del papel, no puedo evitar que se me salga una que otra lágrima, este niño si que ha sufrido, a su familia real los mató una bomba al principio de esta guerra, y a su familia adoptiva los acribillaron enfrente de sus ojos. Al parecer lo encontraron dentro de un refrigerador lleno de agujeros de bala…increíble, este niño si que tiene suerte.

A la mañana siguiente  con todos los niños dentro de el camión llegamos a la frontera, pero nos detuvieron unos soldados y nos dijeron que casi todas las carreteras para salir del estado y del país estaban bloqueadas  para detener supuestos cargamentos de armas y provisiones para las guerrillas que estaban por el área, así que no nos quedó más remedio que darnos media vuelta y regresar a la casa. ¡Maldición!  ¿Ahora qué voy a hacer? No me queda nada más sino esperar lo inevitable…  y obscureció.

A lo lejos pude ver unas lámparas y sin dudar les dije a los niños que se fueran a la parte de atrás de la casa y apagaran las luces, cuando bajé a verlos, permanecían todos amontonados en un rincón sin llorar ni hacer ruido alguno, ya sabían que llorar no servía de nada, no los iba a salvar.

Y mi viejo cuerpo se empezó a mover hacia donde guardo esas viejas armas, tomé  una  granada y  lo demás se lo di a los más grandes del grupo para que se defendieran por si los encontraban, les dije que salieran en silencio por las ventanas de atrás mientras yo les iba a hacer tiempo, tenía una pequeña idea y no sabía si iba a funcionar  pero tenía que intentarlo.

Así  que le quite el seguro y corrí hacia donde estaban los guerrilleros, solo tomó 5 segundos para llegar allí, 5 segundos para ver pasar mi vida ante mis ojos, 5 segundos para que se apagaran las luces.

.

.

Relato cedido a Tejiendo el Mundo por Okami Marduk. (Todos los derechos reservados por el autor)

ARCHIVO DE RELATOS DE T.E.M

Si quieres que se publiquen tus propios relatos en el blog, envíalos a:

Tejiendo relatos. 5 segundos, por Okami.
https://www.youtube.com/watch?v=kHQtLzrr9Q8 El Regreso del Señor Fanta...

Cuando una persona quiere bajar de peso y su abdomen abultado, lo primero ...

el primer dibujo fue de un cerdo Un lugar perdido en el Oriente Sul...

Un antiguo dicho hebreo En el libro Números, capítulo 22 del ver...

Bibliografía ►

El pensante.com (febrero 7, 2010). Tejiendo relatos. 5 segundos, por Okami.. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://elpensante.com/tejiendo-relatos-5-segundos-por-okami/