Topónimos

Ampliar este tema:

Antes de abordar una explicación sobre los Topónimos, puede que sea recomendable revisar de forma breve algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este tipo de Sustantivos dentro de su contexto semántico específico.

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también recomendable tener delimitar esta revisión teórica a tres nociones específicas: la Palabra, los Sustantivos y los Nombres propios, por encontrarse directamente relacionadas con el concepto de Topónimos. A continuación, cada una de estas cuestiones:

La palabra

Por consiguiente, se comenzará por decir que la Palabra ha sido explicada de forma general como una partícula lingüística. Sin embargo, puede que el entendimiento integral de esta partícula contemple la revisión de cada una de las perspectivas, concebidas por las distintas disciplinas lingüísticas.

Así las cosas, se dirá por ejemplo que la Morfología –materia lingüística que se interesa por estudiar la estructura de las palabras- considera la palabra como una estructura morfológica, conformada por una combinación coherente de Lexemas (unidades mínimas con sentido) y Morfemas (unidades mínimas que se unen al lexema para complementar su información, bien si es desde lo semántico o desde lo gramatical).

Por su parte, la Semántica –disciplina que en cambio se enfoca en estudiar las palabras en tanto su significado- ha considerado la Palabra como una partícula lingüística, que hace vida entre dos pausas, que tienen lugar a su vez en un texto. En este punto, es necesario señalar que siempre que en Lingüística se use la palabra “texto” se hará para señalar el texto oral, y nunca el escrito, puesto que para esta disciplina, la Escritura es apenas un registro secundario de la realidad del Lenguaje, residente en la Lengua, y materializado por los distintos hablante, en el Habla.

Con respecto a la definición que da la Sintaxis sobre la Palabra, esta disciplina que se interesa por el lugar que cada palabra ocupa dentro de la oración, considera la Palabra como el núcleo de la oración, así como cada una de las partículas que conforman esta unidad superior de sentido. Por consiguiente, si se hiciera un análisis que fuese de lo micro a lo macro, se tendría que una combinación de lexemas y morfemas produce palabras, mientras que una organización de palabras genera oraciones, y una disposición coherente y cohesionada de oraciones genera textos.

Los sustantivos

En segunda instancia, será también necesario lanzar luces sobre el concepto de Sustantivos, los cuales han sido explicados en primer lugar como uno de los principales tipos de palabras. Empero, los Sustantivos también deberán ser estudiados bajo las diferentes perspectivas de las principales disciplinas lingüísticas, para su comprensión integral.

De esta forma, se tendrá que desde el punto de vista semántico, los Sustantivos son una clase de palabras que servirán para señalar o referir a una entidad específica, tanto si esta se encuentra constituida por personas, lugares, objetos, animales o conceptos. Ergo, los sustantivos son nombres, puesto que sirven para nombrar entes específicos.

Así mismo, la Morfología ha dado también su definición particular sobre los Sustantivos, siendo estos definidos entonces como un tipo de palabras variables, es decir, que modifican su estructura morfológica, para que a través del cambio de sus morfemas, los Sustantivos puedan concordar en género y número con las entidades que desean nombrar. Finalmente, la Sintaxis ha señalado igualmente su propia visión de los Sustantivos, los cuales ha descrito como el núcleo del sujeto, así también como de los Sintagmas nominales o de los Sintagmas preposicionales.

Nombres propios

Así mismo, será necesario traer a capítulo la definición que ha dado la Lingüística respecto a los Nombres propios, los cuales son considerados de forma general como uno de los principales tipos de sustantivos que existen, desde una perspectiva semántica. De igual forma, desde un punto de vista específico, los Nombres propios son vistos como los Sustantivos o Nombres, por medio de los cuales se nombra o refiere a una persona, animal o lugar desde su identidad particular, y no desde la especie genérica a la cual pertenece, como lo haría por ejemplo los Sustantivos comunes.

Los topónimos

Una vez se han revisado cada una de estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo aproximarse a la definición de Topónimos, los cuales han sido explicados de forma general como uno de los tres tipos de Nombres propios que existen en el Español, así como en la mayoría de las lenguas naturales.

De igual forma, los Topónimos, desde un punto de vista más específico, han sido explicados como aquellos Nombres propios, que sirven –o son empleados- para nombrar lugares o accidentes geográficos específicos. Por lo tanto, mientras los Antropónimos o los Hipocorísticos sirven para señalar la identidad particular de una personas, y en algunos casos de una mascota, los Topónimos son usados con la misma intención, pero respecto a los lugares, ciudades y demás accidentes geográficos, a fin de individualizarlos e identificarlos, entre sus semejantes.

Ejemplos de topónimos

Sin embargo, puede que una forma eficiente de completar una explicación sobre los Topónimos, sea exponer algunos ejemplos que sirvan, para ver cuáles son algunos de los sustantivos de esta clase que existen en el Español, tal como puede verse a continuación:

  Bogotá, San Andrés, Cartagena, Barranquilla, Caracas, Barquisimeto, Mérida, El Amazonas, El Orinoco, el Pacífico, Buenos Aires, Córdoba, Chile, París, Pamplona, Valencia, Madrid, Guatemala.

Imagen: pixabay.com

Topónimos

Bibliografía ►

loading...

See more Random post