Asimilación fonética por sentido

Quizás una de las mejores formas de abordar la definición y demás aspectos relacionados con el concepto de Asimilación fonética por sentido, sea revisar de forma previa algunas definiciones, necesarias para entender este fenómeno lingüístico dentro de su contexto adecuado.

Definiciones fundamentales

En consecuencia, es probable que deba pasarse revista sobre definiciones como Cambio fonético, así también como Cambio fonético condicionado, e incluso sobre el propio concepto de Asimilación, por estar estas definiciones directamente relacionadas con la naturaleza de la Asimilación fonética por sentido.  A continuación, cada una de estas definiciones:

Cambio fonético

Según señala la Lingüística, el Cambio fonético sería toda aquella alteración o cambio en la articulación del sonido de una Lengua, por lo que sería visto también como el cambio lingüístico que ocurre en el nivel fonético-fonológico de la Lengua. Sin embargo, en este sentido, se distinguirían también distintos niveles, lo cual estaría determinado por las dimensiones del Lenguaje en los cuales se ocurrirían estos cambios: por un lado entonces se podría tener un Cambio fonético netamente fonético, es decir, que afecta de forma exclusiva al alófno, sin que pueda notarse ninguna alteración en el fonema al que se encuentra relacionado; así mismo se encontraría también un nivel mucho más profundo en donde no solo se producirían cambios en la dimensión concreta del Habla, sino que se alteraría el fonema de ese sonido, alcanzando entonces la dimensión de la Lengua, así como el inventario fonológico de esta.

Cambios fonéticos condicionados

Así también como la Lingüística habla de los diferentes niveles en que se darían los cambios fonéticos, también hace mención de al menos dos diferentes tipos o clases, las cuales se distinguirían principalmente por la motivación y forma de darse en la Lengua. En este sentido –junto a los cambios fonéticos no condicionados- se hablaría de los Cambios fonéticos condicionados, conocidos también como sistemáticos, y que serían descritos como cambios que ocurren siempre dentro de un contexto determinado, lo cual a su vez hace que no ocurran de forma aleatoria. Así mismo, este tipo de cambios, considerados casi siempre como cambios temporales, se darían siempre como resultado de la influencia de uno o un grupo de fonemas adyacentes a aquel que sufre el cambio.

Asimilación fonética

Por último, en cuanto al concepto de Asimilación fonética, la Lingüística ha señalado que esta es entendida como uno de los distintos tipos de cambios fonéticos condicionados que se dan en la Lengua. De igual manera, este tipo de cambio ocurría –como cambio sistemático al fin- dentro de una palabra, en el momento en que un fonema determinado abandona sus rasgos para asumir los rasgos de otro fonema que ejerce influencia sobre él. En cuanto a las causas o motivaciones que pueden existir detrás de este fenómeno, la Lingüística señala que casi siempre se da por las acciones del hablante encaminadas a procurarse siempre pronunciaciones mucho más sencillas.

Asimilación fonética por sentido

No obstante, la Asimilación no siempre ocurre de manera similar, por lo que la Lingüística habla también de diferentes tipos o subtipos de Asimilación, los cuales se diferencian entre sí según la distancia que existe entre los fonemas involucrados, el sentido en que se da dicha relación o influencia, así como el alcance o magnitud sufrida por el fonema. De esta forma, la Asimilación por sentido será aquella definida según la dirección en que ocurra, dentro de la cadena de habla, la influencia de un fonema sobre otro. En cuanto a esto, la Lingüística tiene en cuenta básicamente dos posibles opciones:

Asimilación regresiva

Es el tipo de Asimilación fonética que ocurre cuando el fonema que cambia se ubica de forma precedente en la palabra al fonema que ejerce influencia sobre él. En consecuencia, se dice que la Asimilación ocurre en sentido regresivo, pues un fonema influye sobre otro que se encuentra antes en la palabra. Un ejemplo de este tipo de casos en el Español podría ser el que ocurre cuando en palabras como /ante/ se tiene un fonema /n/ que se caracteriza por tener un punto de articulación alveolar y un fonema /t/ cuyo punto de articulación también es alveolar, sin embargo, la contigüidad de estos fonemas hace que los dos sean pronunciados de forma dental. De esta forma, el cambio fonético vivido por la /n/ debido a la presencia de la /t/ en la forma /ante/ puede ser entendido como un ejemplo de Asimilación, el cual por tener lugar en un fonema que precedía al fonema que ejerce influencia, será entendido además como Asimilación progresiva.

Asimilación progresiva

Por otro lado, ocurre también que el fonema que sufre en cambio por Asimilación se encuentra de forma posterior al fonema que influye en que la alteración tenga lugar. En este caso, el sentido de la Asimilación sería progresivo. Un ejemplo de este tipo de Asimilación puede ilustrarse con el caso de la palabra /hazte/ la cual específicamente en el Español ibérico o de España será pronunciada a través de un fonema /z/ producido de forma interdental sorda, y un fonema /t/ alveolar. Sin embargo, cuando se encuentran contiguos, como en el caso de la forma /hazte/ la presencia de la /z/ interdental hace que el fonema /t/ también se interdentaliza, por lo que se dice entonces que se ha visto influido por la existencia del fonema /z/. Según las características de este cambio fonético, se identificará como Asimilación, y de acuerdo al sentido en que ocurre, estando la /t/ de forma posterior al fonema /z/ entonces se hablará de Asimilación progresiva.

Imagen: pixabay.com

Asimilación fonética por sentido

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar