Biografía de Mahoma

Mahoma (La Meca, 26 de abril del año 570 d.C, – Medina, 632 d.C). Líder religioso, cuyo nombre probablemente es una variable castellana de “Muhammad”, “Mohammed” o “Mahomet”. Es considerado por sus seguidores el fundador del Islam, así como el medio humano a través del cual Dios hizo llegar a los hombres las “aleyas” del Corán, único libro de esta religión, escrito en base al mensaje dado por Mahoma, quien se cree era analfabeto.

Para el Islam, Mahoma es “el sello de los profetas” por ser el último de una extensa lista de mensajeros divinos, nacidos para propagar la palabra de Dios, entre los que se encuentran Abraham (Ibrahim, en el Corán), Moisés (Musa) y Jesús de Nazaret (Isa). Para los musulmanes, Dios habría escogido a Mahoma para perfeccionar su mensaje.

Primeros años

Perteneciente a la tribu árabe Quraysh, perdió a su padre Abdullah dos meses antes de nacer. Con apenas algunos meses, fue entregado al cuidado una nodriza beudina, en consonancia con una tradición árabe. Su madre falleció cuando él tenía 6 años, momento desde el cual quedó bajo la protección de su abuelo Hallimah, quien también falleció, pasando entonces al cuidado de su tío Abu Talib y su esposa Fatima Bint Asad.

A los 12 años emprendió un viaje hacia Siria, con su tio Abu Talib, quien se dedicaba al comercio de caravanas. En Busra (Siria) tuvo un encuentro con un monje llamado Buhayra, quien pudo reconocer en él ciertas señales que le hicieron pensar que estaba frente al Profeta anunciado por las escrituras, por lo que temiendo por la vida del joven, previno a su tío Talib de que no siguiera su camino hacia Damasco, a fin de que los judíos no pudieran recocer también lo que él había visto y pensaran en dañarlo.

Cuando contaba ya con la edad suficiente para embarcarse en el comercio de caravanas, su tío Talib, quien no tenía capital suficiente, le aconsejó que se empleara bajo las órdenes de Jadiya, una viuda con gran poder económico, con quien Mahoma se casó unos meses después, en el año 595 d.C. Ella sería la primera persona en aceptar la nueva religión.

La revelación

Con 38 años, Mahoma meditaba días y semanas en una cueva de la montaña Hira. Los musulmanes creen que fue allí, donde en el año 610 d.C, Yibril (Arcángel Gabriel) le entregó a Mahoma las primeras aleyas del Corán. Durante 23 años, Mahoma recibió este tipo de revelaciones, que proclamaban la existencia de un solo dios, las cuales eran registradas por sus secretarios, en retazos de cuero de piel de camello, a fin de preservarlas lo más fielmente posible. Mahoma le confió su experiencia sólo a sus más allegados, quienes se convirtieron el Islam, cuyo nombre significa “entrega y sumisión a Dios”.

La propagación inicial de la nueva fe fue muy cautelosa, llegando a tener sólo 30 seguidores en sus primeros 3 años. Al hacerse pública, el número de seguidores se propagó rápidamente, causando preocupación en los jefes de las tribus, cuyo sustento dependía del comercio generado por las peregrinaciones hacia el templo La Kaaba, donde se rendía tributo a las diversas deidades, contra las que Mahoma combatía. El año 619 d.C marcó el inicio de la persecución y repudio hacia el Islam por parte de los Quraysh. Es conocido como “el año de la tristeza”, por coincidir con la muerte de Jadiya y su tío Abu Talib.

La Hériga

En medio de la gran tensión y ante varios atentados, Mahoma se trasladó, en el 622 d.C, a Yazrib (Medina actual). Esta migración es conocida como La Hégira, y marca el principio del año islámico, cuyas fechas son acompañadas con la partícula “AH” (año de la Hériga). En Medina, Mahoma fungió como mediador, logrando el cese del derramamiento de sangre entre pueblos árabes seguidores del Islam.

No obstante, la aceptación no fue la misma en las comunidades judías, quienes lo acusaron de interpretar mal las escrituras. Algunos historiadores creen que ésa es la razón por la cual la oración dejó de dirigirse hacia Jerusalén, y comenzó a realizarse en dirección a La Meca. Habiéndose consolidado como un líder político y religioso, hacia el año 623 d.C, Mahoma proclamó “La Constitución de Medina”, conjunto de términos legales bajo los cuales otras religiones podían vivir dentro del Estado islámico, permitiendo la existencia de cristianos y judíos, siempre y cuando pagaran un tributo, suerte no compartida por las religiones paganas.

La consolidación

Las relaciones entre las regiones de La Meca y Medina cada vez se hicieron más problemáticas a raíz de los asaltos hechos a las caravanas de La Meca, por parte de los musulmanes de Medina. En el año 624 d.C, se produjo un enfrentamiento, donde los musulmanes resultaron vencedores a pesar de ser tres veces menos que sus enemigos, hecho que sirvió a Mahoma para terminar de consolidarse como una autoridad política y militar.

Durante los últimos años de su vida, Mahoma pudo ver cómo el Islam se extendía por todo el territorio, haciendo que pueblos semíticos enfrentados entre sí, comenzaran a unificarse bajo una misma creencia, convirtiéndose en un gran Pueblo. A finales del año 11 de la Hériga (632 d.C) Mahoma murió. Es considerado uno de los hombres más influyentes de la Historia, al haber fundado una de las tres grandes religiones del mundo, practicada por más de mil doscientos millones de personas.

Fuentes de imagen: penultimosdias.com

Biografía de Mahoma

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar