Ejemplo C.C. de Cantidad (complementos verbales)

Ampliar este tema:

Entre los distintos tipos de complementos circunstancias, que existen en las lenguas naturales, se encuentra el Complemento Circunstancial de cantidad. Sin embargo, previo a abordar la exposición de algunos ejemplos sobre esta estructura sintáctica, será necesario revisar algunas definiciones, que de seguro permitirán entenderla dentro de su propio contexto lingüístico.

Definiciones fundamentales

Por consiguiente, se tomará también la decisión de delimitar esta revisión teórica a dos nociones específicas: Complemento Circunstancial y Complemento Circunstancial de Cantidad. A continuación cada una de estas definiciones:

Complemento Circunstancial

En primer lugar, se pasará revista entonces sobre el concepto de Complemento Circunstancial, el cual ha sido explicado, de manera general, como uno de los distintos tipos de complementos verbales, que hacen vida en las lenguas naturales.

Así mismo, ya desde una perspectiva mucho más específica, el Complemento Circunstancial ha sido definido como una estructura sintáctica o partícula lingüística, que en la oración, cumple con la función de señalar alguna de las circunstancias en las cuales ha sucedido, sucede o sucederá la acción referida por la partícula verbal.

En consecuencia, no se puede hablar de un solo tipo de Complemento Circunstancia, puesto que existen tantos complementos circunstanciales como circunstancias puede presentar un verbo, con respecto al lugar, tiempo, modo, finalidad, causa, obstáculo, cantidad o destinatario que presente la acción.

Por otro lado, la Lingüística señala que la forma correcta de identificar este tipo de Complemento verbal en la oración, será interrogar directamente al verbo sobre sus circunstancias, a fin de poder precisar dónde, cuándo, cómo, para qué,  pese a qué, cuánto o para quién se ha producido la acción, que ha ejecutado o sufrido el sujeto, en tanto sea activo o pasivo.

Complemento Circunstancial de Cantidad

Así también, se tomará un momento para lanzar luces sobre la definición de Complemento Circunstancial de Cantidad, la cual ha sido explicada, por las distintas fuentes, como uno de los tantos complementos circunstanciales que existen.

Igualmente, la Lingüística ha señalado que el Complemento Circunstancial de Cantidad puede ser visto también como una estructura sintáctica que acompaña o refiere al verbo, con el fin de señalar en qué cantidad se ha presentado la acción a la cual refiere esta partícula lingüística.

Con respecto a la forma en que debe ser identificado este tipo de complemento dentro de la oración, las distintas fuentes han señalado que debe tomarse el verbo, y preguntarle directamente ¿cuánto ha habido de la acción? La respuesta será el Complemento Circunstancial de Cantidad.

Ejemplos de C. C. de Cantidad

Toda vez se han revisado estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar la exposición de algunos de los tantos ejemplos, que pueden encontrarse en el Español, en referencia a este tipo de Complemento Circunstancial. A continuación, algunos de estos casos:

Estudié bastante para mi examen → En caso de que se quisiera saber cuál es el Complemento Circunstancial en esta oración, se deberá tomar el verbo, y preguntarle directamente ¿cuánto estudié para mi examen? La respuesta a esta interrogante es “bastante”. Este adverbio de cantidad es interpretado entonces como el C.C. de Cantidad de la oración.

Mi mamá trabajó mucho en la casa → Por su parte, en este ejemplo también se debe identificar al C.C. de Cantidad preguntándole directamente al verbo ¿cuánto trabajó mi mamá en la casa? La respuesta es “mucho”. Al ser la respuesta a la pregunta, constituir un adverbio de cantidad y referir a cuánto ha sucedido de la acción señalada por el verbo “trabajó”, esta palabra constituye el complemento que se desea ubicar.

Buscaste apenas las llaves → Igualmente, en esta oración, con el fin de determinar el Complemento Circunstancial de Cantidad, será necesario tomar el verbo, y preguntarle directamente ¿cuánto busqué las llaves? La respuesta es el adverbio de cantidad “apenas”. Por ende, esta partícula lingüística puede ser comprendida como el Complemento Circunstancial de Cantidad.

Soportó poco el empleo → En esta oración, si se quisiera conocer el Complemento Circunstancial de Cantidad, sería necesario entonces tomar el verbo, y preguntarle directamente ¿Cuánto soportó el empleo? La respuesta a esta pregunta es “Poco”. Este adverbio de cantidad es el Complemento Circunstancial de Cantidad de esta oración.

Anoche llovió a mares → Si en este caso se deseara saber cuál es el Complemento Circunstancial de Cantidad, entonces se debería tomar la oración, y preguntársele directamente ¿cuánto llovió anoche? La respuesta sería la perífrasis adverbial “a mares”. Esta estructura lingüística es interpretada entonces como el Complemento Circunstancial de Cantidad.

Aumentaron los gastos notablemente → Por igual, si en esta oración se deseara conocer el Complemento Circunstancial de Cantidad, se necesita volver al texto, y preguntarle directamente al verbo ¿cuánto aumentaron los gastos? La respuesta es “Notablemente”. Este adverbio de cantidad es tomado como el complemento que se buscaba identificar.

En consecuencia, así como la forma de identificar el Complemento Circunstancial de Cantidad es preguntarle directamente a la oración ¿cuánto ha sucedido del verbo? La respuesta, es decir, este complemento siempre estará constituido por un Adverbio de cantidad, como por ejemplo los siguientes: mucho, poco, demasiado, notablemente, poco, bastante, algo, tanto, apenas, nada, a mares, harto, más, menos.

Imagen: pixabay.com

Ejemplo C.C. de Cantidad (complementos verbales)

Bibliografía ►

loading...

See more Random post