Ejemplos de Vitaminas

Concepto de Vitamina

Casi siempre, al momento de ver un comercial sobre algún producto alimenticio, uno de los slogans siempre presentes es que dicho alimento contiene Vitaminas, concepto que refiere inmediatamente al médico de confianza que también recomienda tomar o aumentar el consumo de estos elementos. No obstante cabe preguntarse ¿qué son exactamente las vitaminas?

De acuerdo a la definición que de ellas da la Ciencia, la Vitaminas son compuestos diversos o heterogéneos, no sintetizables o producibles por parte del cuerpo humano, los cuales ayudan al buen funcionamiento de los procesos fisiológicos de éste. Al no ser producidas por el propio organismo, éste necesita tomarlas de otras fuentes, como por ejemplo a través de grandes cantidades de alimentos naturales, como frutas, verduras, vegetales, cereales y carnes rojas y blancas, a pesar de que el requerimiento diario de ingesta de Vitaminas esté calculado por los científicos apenas en pequeñas dosis de miligramos. Sin embargo, este consumo debe ser diario y constante.

Así, aunque los especialistas hablan de ingerir apenas pequeñas dosis diarias de Vitaminas, es imprescindible hacerlo, pues las deficiencias generales de Vitaminas o de Alguna de ellas pueden generar graves daños a la salud, como pérdida de facultades e incluso la muerte. De igual manera su sobre carga en el organismo también es sinónimo de problemas de salud, generando una enfermedad conocida como  hipervitaminosis.

En cuanto a la cantidad y tipos de compuestos que se agrupan bajo la categoría de Vitaminas, los especialistas han detectado hasta ahora trece compuestos, los cuales cumplen funciones distintas en el organismo y son tomados de distintas fuentes alimenticias. A continuación, la definición de cada una de estas Vitaminas, así como los alimentos que las contienen:

Vitamina A

Conocida también por su nombres retinolftalina o retinol, la Vitamina A pertenece al tipo de vitaminas hiposolubles, es decir que sólo puede disolverse en los cuerpos grasos o el aceite, por lo que no puede ser liberada a través de la orina. De acuerdo a lo señalado por los Médicos y Nutricionistas, el consumo de Vitamina A es vital para el ser humano, pues está estrechamente relacionada con el crecimiento y fortaleza de los huesos, la producción y buen mantenimiento de la piel y también de las mucosas. Así mismo juega un papel importantísimo en la salud reproductiva de los seres humanos.

Por último es una Vitamina esencial para el buen funcionamiento de la vista, sobre todo la nocturna o aquella que se desarrolla en condiciones de iluminación tenue. Según lo indicado por los especialistas, esta Vitamina se obtiene a través del consumo de grandes cantidades de frutas, verduras, así como con el consumo moderado de carnes y cereales.

Vitamina C

También llamada Antiescorbútica, esta Vitamina constituye un compuesto esencial para todos los seres vivos. De acuerdo a lo indicado por los Biólogos, la Vitamina C es un elemento necesario para la realización de algunas funciones metabólicas vitales en las plantas y animales. No obstante, este no es el caso del cuerpo humano, el cual sin embargo necesita su ingesta diaria para evitar el envejecimiento y enfermedades como el escorbuto.

En este sentido, las propiedades antioxidantes aportadas por esta vitamina garantizan al cuerpo humano estar protegido contra el proceso de oxidación, al tiempo que previene y combate síntomas gripales. Sin embargo, a pesar de que en un momento se pensó que su consumo a través de suplementos era bueno, hoy en día los especialistas han venido descubriendo que lo mejor es consumirla de fuentes naturales.

La Vitamina C pues obtenerse entonces de verduras y frutas, en especial aquellas cítricas como los limones o las naranjas. Así mismo los pimientos o pimentones de color rojo y verde son una gran fuente de Vitamina C. También se recomienda la ingesta de  brócoli, tomate y vegetales de hoja verde, a fin de obtener de ellos este nutriente.

Vitamina D

Llamada también Antirraquítica o Calciferol, la Vitamina D constituye un compuesto encargado del paso del Calcio a los huesos, por lo que su deficiencia ocasiona que los huesos se vayan debilitando, curvando y dando paso a malformaciones óseas, conocidas como raquitismo, condición que afecta sobre todo a los niños en las primeras etapas de la infancia. Así mismo, la Vitamina D es esencial para el buen funcionamiento muscular, nervioso e incluso para el fortalecimiento del sistema inmunológico. Los especialistas han señalado que se obtiene a través de la ingesta de yemas de huevo, pescado de mar y carne de hígado. No obstante, el cuerpo humano la produce naturalmente después de la exposición a los rayos del sol.

Vitamina E

Denominada también α-tocoferol, la Vitamina E constituye un compuesto liposoluble con grandes propiedades antioxidantes. A su vez cuenta con propiedades que benefician la vista, estimulan el crecimiento de cabello, y ayuda a prevenir el Mal de Parkinson y la demencia senil, debido a que protege el sistema nervioso. Se puede obtener de fuentes naturales como las nueces, las avellanas, almendras, así como aceites vegetales. También se considera que las verduras de hoja verde y los cereales son fuentes de vitamina E.

Vitamina K

Conocida también como fitomenadiona, la Vitamina K es una vitamina liposoluble esencial para los procesos de coagulación sanguínea, así como para la producción de glóbulos rojos.  Así mismo interviene en el desarrollo de los huesos. De acuerdo a lo indicado por los científicos, el cuerpo humano cuenta con la capacidad de producir esta vitamina, a través de bacterias propias del tracto intestinal, por lo que su deficiencia es muy rara, al menos que exista una lesión en el intestino. No obstante, se puede obtener de otras fuentes, a través del consumo de verduras de hoja verde y bayas de color oscuro, como los arándanos.

Complejo B

Conformado por ocho distintos tipos de Vitaminas (B1 o tiamina; B2 o riboflavina; B3 o niacina; B5 o ácido pantoténico; B6 o piridoxina; B8 o biotina; B9 o ácido fólico; B12 o cobalamina) son sustancias esenciales para el organismo, pues intervienen directamente en la producción de glóbulos rojos, la regeneración celular, muscular y nerviosa, así como en la obtención de energía de los alimentos por parte del cuerpo. Este grupo o complejo vitamínico se obtiene del consumo de alimentos como pescado, pollo, carne, lácteos, así como de cereales, granos y vegetales de hoja verde.

De igual manera los científicos han incorporado al Complejo vitamínico B otras sustancias vitales para el funcionamiento del ser humano, a pesar de que no son propiamente vitaminas. Estas sustancias son las siguientes: B4 o adenina; B7 o colina; B10 o Vitamina R; B11 o Vitamina S; B13 o ácido orótico; B14 la cual es una mezcla de las vitaminas B10 y B11; B15 o ácido pangámico; B16; B17 o amigdalina; B22; B-h o inositol; B-t o L-carnitina; Bx o ácido 4-aminobenzoico.

Fuente de imagen: canstockphoto.es

Premium WordPress Themes Download
Download Nulled WordPress Themes
Download Premium WordPress Themes Free
Free Download WordPress Themes
udemy paid course free download
download lenevo firmware
Premium WordPress Themes Download
online free course
Ejemplos de Vitaminas

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar