El origen de los flotadores

x

Los primeros flotadores

El concepto del flotador lleva siglos con nosotros. Desde que el hombre se lanzó a los mares, era común que llevara algún método para mantenerse a flote, hay constancia de que los antiguos marinos noruegos llevaban a bordo bloques de madera o corcho por si se producía algún hundimiento.

La invención del moderno salvavidas se adjudica al capitán Ward del Reino Unido, quien diseñó un traje de corcho en 1854 para llevar a bordo de los botes. Después vendrían los de forma circular de característico color rojo con rayas blancas que todavía se utilizan hoy en día.

Los flotadores que conocemos ahora nacieron junto con los neumáticos (de ahí la forma) a finales del siglo XIX: los flotadores originales eran piezas en forma de anillo fabricadas con materiales ligeros que podían mantenernos a flote: normalmente fabricados con materiales de tipo plástico puede conservarnos a flote durante horas sobre el agua.

Flotadores en la actualidad

Actualmente, existen flotadores de todas las formas colores tamaños y diseños que se puedan imaginar o usar, y pasaron de ser usados en piscinas o en el mar a ser un implemento de moda para sesiones de fotos. Además, existen las versiones minis para usarlos a modo de posavasos y así poder tener las bebidas o snacks a mano mientras nos encontramos en el agua a la hora de divertirse.

Los flotadores y colchonetas son lo mejor para pasar el rato, pero en cuestiones de seguridad y soporte no son lo más confiable: si eres un niño niña o tienes un niño o niña los manguitos y chalecos son más recomendables, proporcionan mayor soporte que los flotadores, los cuales sirven como un juguete divertido y no como elemento de auxilio. Aun así, es recomendable mantenerse alerta, tener un flotador no es señal de seguridad y en especial con los más pequeños.

Fuentes:

  1. https://www.quo.es/ser-humano/a1973/quien-invento-el-flotador

Imagen: milanuncios.com

El origen de los flotadores

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar