Categorías: Mitos y leyendas

Empusas: los monstruos cambiaformas de la Antigua Grecia

Empusas: los monstruos cambiaformas de la Antigua GreciaEmpusas: los monstruos cambiaformas de la Antigua Grecia

Hécate y las Empusas

Pertenecientes al folclor griego, las Empusas eran temidas y respetadas por todos aquellos que transitaran caminos a largas horas de la noche, en especial los hombres jóvenes, presa preferida por estos seres. De acuerdo con la antigua tradición helénica, las Empusas son hijas de Hécate, la diosa de la hechicería y de la noche de quien hablamos en el artículo Hécate y las Lámpades, y eran descritas como mujeres de largas cabelleras flamígeras  y con una pierna de asno o de cobre.

En la compilación de textos llamada La Vida de Apolonio de Tiana, escrita por Filóstrato, se narra la vida de Apolonio, un filósofo pitagórico y maestro. Hay un fragmento en el que se cuenta lo siguiente y se enseña el método para combatir a las Empusas, que es insultarlas:

Caminaban efectivamente bajo una luna brillante y se les presentó la aparición de una empusa que se vuelve ya una cosa, ya otra, y que desaparece. Apolonio advirtió lo que era, así que se puso a insultar a la empusa él mismo y encargo a los que iban con él que hicieran lo mismo, pues este es el remedio contra tal irrupción. La aparición se dio a la fuga chillando como los fantasmas.

Artículo relacionado

Relatos de las Empusas

Hay una leyenda que cuenta que una empusa encontró a un atractivo hombre (su presa favorita) durmiendo al pie de un árbol. La criatura, sin dudarlo, se lanzó lista para devorarlo pero cuál no sería la sorpresa de aquel demonio cuando se dio cuenta que su víctima era ni más ni menos que el rey del Olimpo, Zeus, quien enfurecido por tal atrevimiento, lanzó un poderoso rayo matando a la criatura en el acto.

La única forma de detectar a estos seres, era fijarse muy bien en sus extremidades inferiores, ya que como lo mencionamos al principio podrían poseer una pierna de asno o de cobre. Aún en la actualidad la leyenda de las Empusas aterroriza varias regiones de la Grecia rural y los jóvenes tienen el cuidado de ver las piernas de cualquier mujer con que se crucen por un camino solitario.

Fuentes:

  1. https://supercurioso.com/cambiaformas-mitologicos-j-k-rowling/

Imagen: aminoapps.com

Te puede interesar
Phi pop, espíritu devorador de Tailandia
De cuerpo en cuerpo Cuenta la historia que un noble aficionado a la magia aprendió de un...
Kitsune: leyendas del monstruo cambia-formas de Japón...
Cambiaformas El mundo está lleno de leyendas de seres que pueden (voluntaria o involunta...
De antiguas leyendas y árboles que comían humanos...
El Árbol de Madagascar Mundo salvaje Cuando los europeos comenzaron a recorrer los océa...
Los Amantes de Teruel
Isabel y Diego Aconteció un día que en el mercado de la ciudad de Teruel, España, la jov...
Bentesicime, la diosa de las olas
Diosa menor La siguiente deidad no cuenta con representación en el arte por ser u...
Leyendas urbanas. Los gatos bonsai
     Bonsai cats El caso de los “gatos bonsai” es una clara muestra de leyenda urbana...
El recorrido de San Brandán
La vida del monje Fue en el siglo VI que un hombre irlandés llamado Brandán, monj...
La Leyenda Celta de los gatos blancos y negros...
Buigh, la gata negra Cuenta la historia que había una gata negra de ojos amarillo...

Actualizado por última vez en noviembre 8, 2022 6:07 pm

Compartir

AVISO LEGAL


Este sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para poder ofrecer una experiencia personalizada y ofrecer publicidades afines a sus intereses. Al hacer uso de nuestra web usted acepta en forma expresa el uso de cookies por nuestra parte... Seguir leyendo

ACERCA DEL SITIO


El pensante es una biblioteca con miles artículos en todas las áreas del conocimiento, una pequeña Wikipedia con ejemplos, ensayos, resumen de obras literarias, así como de curiosidades y las cosas más insólitas del mundo.

DERECHOS DE AUTOR


Todos los derechos reservados. Sólo se autoriza la publicación de texto en pequeños fragmentos siempre que se cite la fuente. No se permite utilizar el contenido para conversión a archivos multimedia (audio, video, etc.)

© 2024 El Pensante