Famosos que eran flacos y se volvieron gordos

Uno de los requisitos de Hollywood para sus celebridades, es que los actores deben mantenerse en forma estupenda y atractivos ante la opinión pública. Según ellos, “la imagen es lo que cuenta”. No obstante, muchos de esos cuerpos musculosos y atléticos, en la actualidad son gordos y flácidos. Veamos a los famosos que cayeron en la gordura:

Vin Diesel

El famoso actor que protagonizó la saga de “Rápido y Furioso”, hoy no cuenta con el mismo físico del film. Hay quienes dicen que es debido a los anabólicos que les aplican para figurar perfectamente en la pantalla, pero luego de que se dejan de inyectar, los músculos se tornan flácidos y caídos. 

Jared Leto

Existen algunos actores que deben subir de peso obligatoriamente, debido al papel que van a desempeñar. Por ejemplo, Jared Leto tuvo que incrementar 20 kilos para poder actuar como Mark Chapman, el supuesto autor material del crimen que acabó con la vida de John Lennon, en el filme “Chapter 27”.

Matt Damon

Un increíble cambio sufrió el aspecto de esta celebridad, cuando debió aumentar 13 kilos de peso para realizar el papel de Mark Whitacre, en “The Informant”.

Russell Crowe

Para poder desarrollar su rol en “Body of Lies”, aumentó la “nimiedad” de 28 kilos de peso, razón por la que su corpulenta figura que tenía en la película “Gladiador”, sólo es ahora un buen recuerdo.

Gerard Butler

Otro personaje que actuaba en películas de guerreros y gladiadores como “300”, que finalmente resultó con su cuerpo obeso, pero no por ningún papel que lo haya obligado a empeorar su aspecto, sino por la falta de ejercicios y una sana alimentación, producto de dedicarse a disfrutar de su fortuna, quizá de un modo excesivo.

Vincent D’Onofrio

Es de las transformaciones más increíbles que haya experimentado una estrella hollywoodense, pues más de 32 kilos subió en tan sólo 7 meses, a base de refrescos gaseosos, helados, harinas y comida chatarra en general. Todo fue motivado para la filmación de la película “Full Metal Jacket”.

Antonio de La Torre

Este actor que gozaba de un cuerpo atlético y bien formado,  para poder protagonizar la película “Gordos”, estrenada en el año 2009, tuvo que subir de 69 a 102 kilos de peso. Aunque los rebajó luego con supervisión médica, en un proceso de recuperación. Sin embargo, las estrías fueron inevitables.

Steven Seagal

Aunque parece increíble, especialmente para los fans de uno de los más afamados actores de los filmes de acción, ahora Seagal pesa casi 140 kilos, aunque conserva muchas de sus habilidades de artes marciales, pues llegó a ser “cinturón negro” en la modalidad de Aikido, en  la vida real.

Arnold Schwarzenegger

El exgobernador de California y uno de los más conocidos actores de todos los tiempos, debido al uso de anabólicos durante años, sumado al disfrute de los placeres de su fortuna y la vejez, hoy el actor presenta este estado contrario al que disfrutaba hace unos años.

Imágenes: que.es; eleconomista.es; recreoviral.com; eleconomista.es; as.es; recreoviral.com; fotogramas.es; recreoviral.com; fotogramas.es;

Famosos que eran flacos y se volvieron gordos

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar