Grandes Batallas: Edgehill (1642)

Ampliar este tema:

La Revolución Inglesa

Siempre que pensamos en una revolución, la primera que viene la mente suele ser la Revolución Francesa. Sin embargo, más de un siglo antes que los franceses los ingleses tuvieron su propia revolución, si bien fue muy diferente (en objetivos y resultados) a la francesa.

En esencia, la Revolución Inglesa consistió en una serie de conflictos entre los burgueses y los nobles de aquel país por el poder e influencia que el parlamento tendría en las decisiones del rey. Mientras que los monarquistas buscaban defender el poder absoluto del monarca, los parlamentarios buscaban fortalecer la situación del parlamento y permitirle tomar más decisiones y, sobre todo, permitirle ejercer poder de veto sobre las decisiones del rey relativas a los impuestos.

En últimas, tras tres guerras civiles los parlamentarios terminaron por imponerse y construyeron así las bases del sistema de gobierno británico, que en el largo plazo se mostraría mucho más resistente que la monarquía absoluta francesa. Sin embargo, en un principio parecía que iban a ser derrotados y de no haber sido por casi un milagro durante la batalla de Edgehill quizás la historia habría sido completamente diferente.

Chocan los ejércitos

Edgehill fue la primera batalla de este largo conflicto, que podría haber terminado de una vez y para siempre las ansias parlamentarias por controlar el gobierno.

El Rey, una vez se dio cuenta de que no había negociación posible, optó por viajar al noroeste desde Londres, tierras más seguras, donde podría levantar sus ejércitos sin el riesgo de un juicio de los parlamentarios.

El bando rebelde, a su vez, comenzó de inmediato a reclutar milicias para estar preparado por el conflicto que se avecina.

Cuando su ejército estuvo preparado, el Rey Carlos I tomó la decisión de marchar inmediatamente a Londres, pues estaba convencido de que el Conde de Essex, quien comandaba el ejército parlamentario, marcharía a su encuentro. Efectivamente, los parlamentarios dependían del control de la capital y no podían permitir que cayera en manos enemigas.

El 23 de octubre los dos ejércitos se encontraron. Mientras que el Rey tenía la totalidad de sus tropas, los parlamentarios no habían logrado acumular todo su ejército, aunque aún así tenían una leve ventaja numérica. La infantería parlamentaria estaba mejor armada que la monarquista, pero esto se contrarrestaba por una severa inferioridad en términos de caballería y artillería.

La batalla de Edgehill

Pese al mayor número de soldados parlamentarios, los monarquistas tenían la ventaja en términos de calidad y entrenamiento a sus tropas. Habían colocado la elite de su caballería en los flancos y al momento que fue dada la orden de cargar estos jinetes destrozaron la caballería parlamentaria. Parte del flanco izquierdo de los parlamentarios se desbandó en este momento, mientras que flanco derecho había sido flanqueado por la caballería monarquista. En este momento, la batalla estaba ganada.

Pero la caballería, sin responder a las órdenes de sus comandantes, optó por continuar la carga. Persiguieron a los soldados que habían en desbandada y a los propios jinetes parlamentarios que también se han retirado. Y al hacerlo, no se dieron cuenta que en el centro de la formación parlamentaria se encontraba, desmontado, un batallón de curaisseurs.

Estos jinetes armados con espadas podrían haber resistido la carga de los monarquistas de haber estado en los flancos. De hecho, reservar los en el centro fue probablemente un grave error de los parlamentarios. Pero ahora que la caballería monarquista había abandonado el campo de batalla los jinetes parlamentarios podían básicamente aniquilar la retaguardia de la infantería monarquista.

Y así, cuando la caballería monarquista retorno al campo de batalla, esperando encontrar su ejército victorioso, se encontraron con unas tropas en rápida retirada que habían perdido gran cantidad de soldados en el campo. La situación no era crítica, y gran parte del ejército monarquista se salvó (de hecho, ambos bandos tuvieron casi la misma cantidad de bajas), pero el rey perdió su primera y mayor oportunidad de acabar para siempre la amenaza parlamentaria. Terminaría perdiendo su vida a causa de esta derrota en los años por venir del conflicto.

Fuentes:

  1. https://www.quora.com/Was-there-ever-a-battle-where-one-side-truly-snatched-defeat-from-the-jaws-of-victory/answer/Cem-Arslan-2
  2. https://en.wikipedia.org/wiki/Battle_of_Edgehill

Imágenes: 1: warfarehistorynetwork.com, 2: spartacus-educational.com

Grandes Batallas: Edgehill (1642)

Bibliografía ►

loading...

See more Random post