Historia del Baile de los Ardientes

Historia del Baile de los Ardientes

Una celebración de la aristocracia parisense

Isabel de Baviera, esposa de Carlos VI de Francia, fue la encargada de realizar una majestuosa fiesta a la que se le llamó el Bal des Ardents, el baile de los ardientes o de los salvajes, la comitiva fue celebrada el 28 de enero de 1393, en París.

Un gran banquete fue ofrecido en el Hôtel Saint-Pol, para celebrar el tercer casamiento de una de las doncellas, Catherine de Fastaverin, quien había enviudado y se creía que sí una viuda contraía nupcias nuevamente, aquel suceso sería tomado como un evento para la mofa y diversión, con un baile de máscaras, idea que se llevaría a cabo en Saint-Pol.

Siguiendo con la propuesta, rey junto con cinco nobles irían disfrazados de hombres salvajes, para esto se diseñó un traje especial compuesto de lino y fibras, los vestidos fueron tejidos sobre los hombres y fueron empapados de resina a la cual se le adhirió linaza, con el fin de dar una apariencia más primitiva, para complementar todo mascaras ocultaban sus identidades a la audiencia.

La mujer que enloqueció por un teléfono Esperando el bus en la carretera Cuando Mar...
Los deportes más extremos del mundo Los deportes extremos son prácticas en las q...
Países europeos donde la universidad es gratis Para muchos jóvenes, viajar y experimentar n...
Historia del Baile de los Ardientes

Una fiesta para nunca olvidar

En medio de un ambiente festivo y algo desenfrenado, los 6 hombres aullaban y saltaban sobre los invitados, decían obscenidades e invitaban a la audiencia a adivinar sus nombres. Para realizar tal evento se habían tomado ciertas precauciones, como que nadie entrara al recinto portando antorchas ya que los trajes eran althttp://historictrash.com/2015/08/el-bal-des-ardents-una-fiesta-que-se-fue-de-las-manos/amente inflamables.

La presentación estaba teniendo un gran éxito, todos se estaban divirtiendo a gusto y sin mayores percances. Sin embargo, el hermano del rey, Luis de Orleans llegó junto con Phillipe de Bar, tarde y borracho y sin saber el peligro que representaba llevó una antorcha al sitio y una de las chispas terminó cayendo sobre uno de los bailarines, quien se empezó a calcinar, el fuego rápidamente se propagó por el lugar y otros cayeron víctimas de las llamas.

El rey fue salvado gracias a su tía, Juana Duquesa de Berry, quien lo cubrió con parte de su vestido y otro de los afortunados se arrojó a un tonel de vino y se ocultó ahí hasta que pasara la conmoción. Cuatro de los bailarines murieron y la fiesta desató la desconfianza del pueblo sobre las habilidades de mando de su monarca.

Fuentes:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Bal_des_Ardents
  2. http://historictrash.com/2015/08/el-bal-des-ardents-una-fiesta-que-se-fue-de-las-manos/

Imágenes: 1. radio.perfil.com/noticias/podcasts/historias-reales-el-baile-de-los-ardientes.phtml 2. wunderkammertales.blogspot.com/

Bibliografía ►
El pensante.com (abril 29, 2022). Historia del Baile de los Ardientes. Recuperado de https://elpensante.com/historia-del-baile-de-los-ardientes/