La iglesia de los niños de Dios y sus crímenes

Ampliar este tema:

Una nueva iglesia

Durante los años sesentas, el giro cultural por los nuevos movimientos sociales y políticos, hizo que gran parte de los jóvenes de EEUU apoyaran las ideas de paz y amor. El final de las guerras mundiales dieron a Estados Unidos la esperanza de una nueva etapa llena de paz.

Los movimientos hippies apoyaron estos ideales con mucha fuerza. Presionaron al gobierno para que acabara las guerras que tenía en Vietnam y dieron un alto paso al libertinaje sexual, rompiendo con los lazos religiosos que mantenía la sociedad unos años antes.

Además, la teología de la liberación y otros lineamientos nuevos de las iglesias, llevaron al nacimiento paulatino de nuevas iglesias como de la que hablaremos a continuación: La iglesia de los niños de Dios.

El pastor David Brandt Berg de la Iglesia Christian Missionary Alliance (Alianza misionera cristiana), fundó en 1968, “The Children of God” (La iglesia de los niños de Dios). La mayoría de sus integrantes eran hippies californianos y cristianos protestantes.

En Huntington Beach, California, la nueva religión estableció su iglesia donde el sexo era la norma. Partían del principio de que a Dios le gustaba el sexo y que por ello, todos debían hacer el amor como manera de agradecer al creador.

La idea central era alejarse del sistema. La iglesia no quería que sus fieles vivieran en las ciudades así que compraron un gran rancho en Texas llamado “Texas Soul Clinic (TSC)”. En este lugar miles de feligreses se congregaron para alejarse de la iglesia tradicional, de los medios de comunicación y del gobierno.

Parte de su ideología era anarquista y seguían una nueva interpretación de la Biblia que ellos mismos desarrollaron. En sus principios se establece que todos los feligreses deben tener sexo como manera de agradecer la vida, así que se hacían grandes orgías con mujeres, hombres y niños.

Los niños de Dios, daban la impresión de ser una secta con un alto conocimiento religioso y una rigurosa interpretación del libro sagrado, antes de que se revelara su verdadera naturaleza nauseabunda. David Berg estableció que el mensaje debía llegar a todos antes del Fin del mundo.

Es impresionante como el movimiento creció tanto en menos de diez años. La mayoría de los condados de Estados Unidos estaban con una iglesia de Los niños de Dios. Luego empezaron a llegar a otros países como Brasil.

Berg hizo creer a sus feligreses que él sería el último profeta y que cuatro años después de su muerte, llegaría Jesús para hacer el juicio final. Desde 1972 se repartieron miles de panfletos escritos y dibujados de la letra del polémico líder religioso.

Los mandamientos de Los niños de Dios

Así como toda secta, Los niños de Dios reformaron los principios de Dios en unos nuevos mandamientos que pueden parecer enfermos pero curiosos. El primer mandamiento era: “A Dios le encanta el sexo porque el sexo es amor”.

En sus otros principios se establecen varias normas y verdades: el diablo odia el sexo porque es amor; el incesto debe estar permitido porque así las madres pueden enseñar mejor a sus hijos lo que es el sexo.

Los niños pueden practicar sexo libremente con su familia o con quien quieran, incluso Berg proponía que tendrían una formación básica como si fuera la básica secundaria. Se prohibía a los feligreses hablar sobre lo que se hacía en la iglesia con externos.

Para que sus principios llegaran a un gran público que incluía niños y niñas, Berg hizo muchas viñetas donde normalizaba esta sexualidad sin límites. Incluso en sus historietas permitía las violaciones o por lo menos las justificaba.

No permitía el homosexualismo pero si el lesbianismo. Aunque Berg tenía su esposa, él y ella podían acostarse con cualquier miembro de la congregación, incluso cuando él murió, su esposa pasó a ser la nueva lideresa y se casó con otro miembro.

Las investigaciones sobre el grupo

En 1974, los abogados de Nueva York, abrieron una investigación sobre esta iglesia. Los resultados fueron escandalosos para la opinión pública: se reveló que cientos de niños y niñas fueron abusados con el consentimiento de sus familias.

Además, se lavó activos y se reveló que el adoctrinamiento era pesado. Miles de personas fueron aisladas, impidiendo que revelaran información sobre la iglesia. La ayuda que le dieron a la policía fue nula por lo cual no se pudo encontrar tanta información.

Incluso se dieron lecciones de antisemitismo, donde se apoyaba las acciones de Hitler y se condenaba al pueblo judío. Ellos decían que el holocausto era un mito de los bancos y empresas judías para apoderarse de la mayoría del dinero del mundo.

La iglesia fue cerrada y se les prohibió volver a participar en acciones religiosas. Esta demanda no impidió que Berg cambiara su nombre y formara otra iglesia con otro nombre: La Familia Internacional.

Como varios de sus feligreses lograron escapar, el líder impuso a las mujeres traer nuevos integrantes a la congregación por medio del “ligoteo de captación”. Consistía en tener sexo con no-conversos para llevarlos a la iglesia.

El método le sirvió por varios años e incluso se cree que hoy en día la Familia Internacional sigue operando con las mismas bases que dejó Berg. La iglesia todavía existe y se sabe que funciona en varios países del mundo.

Las acciones que hizo en un inicio aparentemente ya no se hacen ahora, pero los principios fundamentales no fueron abandonados del todo. Muchas fueron las víctimas inocentes de este grupo religioso que se suicidaron y hay otros que claman por algo de justicia.

Fuentes:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/La_Familia_Internacional#cite_note-1
  2. https://www.exfamily.org/children-of-god/
  3. https://www.dailystar.co.uk/real-life/672903/children-of-god-cult-survivor-shares-experiences
  4. https://www.vice.com/es/article/7b3pmb/los-ninos-de-dios-473

Imágenes: 1: twentytwowords.com, 2: allthatsinteresting.com, 3: disqus.com

La iglesia de los niños de Dios y sus crímenes

Bibliografía ►

loading...

See more Random post