La leyenda de la Torre de la Doncella

Ampliar este tema:

Leyendas de Turquía

Cuenta la leyenda que un emperador turco tenía una hija muy querida que nació con una profecía de muerte colgando sobre sus hombros. La predicción decía que a los 18 años la chica moriría. Preocupado por la situación de su hija, el emperador decidió construir una torre en un islote al frente del castillo de la capital.

Durante 18 años la princesa estuvo en la torre, siendo visitada solo por su padre, y creyéndose finalmente libre de la maldición el emperador visitó a la hija y llevaba con él una deliciosa cesta de frutas para celebrar el cumpleaños.

Lamentablemente el emperador no notó que entre en la fruta, se escondía un áspid (una serpiente venenosa) que picó a la princesa quien murió en los brazos de padre.

La Otra Torre de la Princesa

Curiosamente, hay otra leyenda de la Torre de la Princesa, esta vez proveniente de tiempos aún más antiguos. Esta surge del mito de Hero y Leandro: dos jóvenes amantes quienes se vieron separados por las rencillas de ambas familias. Para continuar con su relación, la pareja se encontraba en secreto en una torre: Hero cada noche dejaba encendida una vela para que su amante pudiera divisar en donde se encontraba el lugar y pudiera cruzar a nado hasta llegar a ella.

Pero una noche hubo un fuerte vendaval que apagó la lumbre y el joven Leandro pereció en el mar. Hero, al enterarse del destino de su amado, se lanzó de la torre: ambas familias al enterarse del destino de su progenie decidieron sepultarlos juntos. Cabe resaltar que esta última historia, se le atribuido erróneamente a la torre en Turquía, debido a la ubicación y cercanías entre ambas, pues la historia de Leandro y Hero se localiza en los Dardanelos (estrecho ubicado entre Europa y Asia), mientras que el lugar de la Torre protagonista de la primera historia es Estambul.

Terremotos, incendios y reconstrucciones

La Torre de la Doncella se encuentra ubicada en Estambul, en un pequeño islote en el estrecho de Bósforo a 200 metros de la costa de Üsküdar (Turquía). Fue construida supuestamente por el ateniense Alcibíades como estación aduanera para toda aquella embarcación viniera del Mar Negro. El islote estaba conectado al continente por medio de una muralla defensiva, que hoy en día todavía es visible. Durante una invasión Bizantina, la torre sirvió como guarnición para el veneciano Gabriele Trevisano.

Fue usada como atalaya por los otomanos durante el reinado del Sultán Mehmed II: en el año 1509 fue destruida por un terremoto y posteriormente sufrió un incendio en 1721. En 1832 fue restaurada por el Sultán Mahmut II, en 1945 la administración portuaria invirtió en algunas mejoras y para la grabación de una película en 1998 (James Bond: El mundo nunca es suficiente) la restauraron. Después del terremoto de 1999, añadieron soportes de acero alrededor de la torre por precaución.

En la actualidad la Torre se ha transformado en una cafetería y restaurante, que cuenta con unas excelentes vistas. Aparte de ser el escenario de varios filmes, como James Bond o de Hitman, también ha servido como fondo para producciones turca como Erkenci Kuş y durante los años de 1966 a 1981, apareció en el reverso de los billetes de 10 liras turcas.

Fuentes:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Torre_de_la_Doncella_(Estambul)  

Imágenes: 1: planetaestambul.wordpress.com, 2: youtube.com

La leyenda de la Torre de la Doncella

Bibliografía ►

loading...

See more Random post