Las duras dietas durante el medievo

Las espantosas dietas de las novicias

A diferencia de otros monasterios o comunidades religiosas habitadas por hombres en los que la mayoría gozaban de bastas provisiones de alimentos, las religiosas de esos mismos tiempos medievales tenían otros ideales o metas relacionados con su apariencia física. Han surgido muchas dudas e investigaciones alrededor de la dieta de las religiosas, pues se sabe que muchas de ellas llegaron a una delgadez extrema y al parecer sufrieron desordenes alimenticios.  

Se cree que la mayoría deseaba llegar a cierto tipo de delgadez, ya que el sobrepeso estaría relacionado con la glotonería y placeres descontrolados, es decir, un pecado. Así, por ejemplo, se tienen anotaciones de Santa Catalina de Siena, quien mantenía una penitencia relacionada con la comida en la que solo se alimentaba de la Santa Comunión y se negaba a consumir cualquier otro alimento.

Una guía estética para adelgazar en la espiritualidad

Para el siglo XIII, surgió una guía creada para mujeres que vivían en la espiritualidad, en la que se les exigía que no comieran más que un pequeño plato de vegetales al día. Obviamente, tales dietas les pasaban factura más adelante: desnutrición, desorden menstrual, pérdida del cabello y de calcio y finalmente, las dejaría propensas a una serie de enfermedades que las llevaría a la muerte.

Cabe aclarar que no todas las órdenes religiosas se regían por los mismos reglamentos a la hora de alimentarse. Un claro ejemplo sería la norma que existía en el monasterio de las clarisas. El papa Urbano IV, estableció una regla en la que se limitaba a establecer ciertos periodos de ayuno y abstinencia dentro del año.

La iglesia recomendaba una dieta vegetariana acompañada de pescado o de aves. Existían limitaciones respecto a los dulces y al uso de especias, al igual que el consumo del vino. El objetivo de aquella dieta era: brindar los alimentos necesarios para llevar una vida saludable, pero a su vez enseñar la práctica de la abstinencia al controlar el consumo de comida que diera cierto placer.

Un punto importante que se debe tratar es que si alguna de las monjas se encontraba enferma o en su período su dieta variaba para satisfacer sus requerimientos calóricos.

Fuentes:

  1. https://stopalaobesidad.com/tag/dieta-de-la-monja-medieval/
  2. https://www.monestirpedralbes.barcelona/en/node/472

Imágenes: 1. revistahegemonikon.com 2. historiasdelahistoria.com

Las duras dietas durante el medievo
Una personalidad controversial En la actualidad, no nos parecería...

La Bandera de Dinamarca La bandera de un país suele ser uno de los eleme...

Quizás una de las frutas exóticas latinoamericanas de mayor fama en el ...

Dentro de la Historia del Arte, se conoce con el nombre de Arte paleocrist...

Bibliografía ►

El pensante.com (agosto 31, 2022). Las duras dietas durante el medievo. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://elpensante.com/las-duras-dietas-durante-el-medievo/