Las mujeres en el FBI y sus orígenes

La primera mujer en ingresar al FBI

Un poco de contexto antes, para 1922 la organización del FBI se encontraba investigando caso de trata de mujeres, pero sus misiones no tenían demasiado éxito. Es así como William J. Burns, el directo de aquel momento decide contratar a una mujer que cumpliera el rol de infiltrada. Para el 22 de octubre de ese mismo año, con 54 años de edad Alaska Davidson se convirtió en la primera mujer en trabajar para el servicio de inteligencia estadounidense.

Davidson poseía cualidades idóneas para ser una espía perfecta: gran inteligencia, un bajo perfil y la capacidad de pasar desapercibida. Es tan poco lo que se sabe de ella, que hasta el día de hoy no se tiene información de la dama, solo se sabe que estuvo casada dos veces y que tuvo una hija que falleció muy joven.

Algo que no debería ser sorprendente, pero si injusto era que a Alaska se le pagaba la mitad del salario a pesar de realizar u ocupar el mismo cargo que sus compañeros masculinos. Cuando John Edgar Hoover, sube al cargo de director, fuerza a Davidson a renunciar alegando que “una señora muy refinada, no podría funcionar en las investigaciones donde una mujer pudiera ser útil”.

Junto con ella ingresaron otras dos agentes, pero sus historias también están cubiertas por un velo de misterio: Jessie B. Duckstein y Lenore Houston.

Fue despedida dos semanas después

Según la información que se encuentra de ella, estuvo trabajando solo 7 meses en el FBI como agente especial, pero antes de eso se desempeñó en puestos administrativos y de oficina. Fue nombrada como agente por el mismo Director Burns. Ella fue entrenada en la sede de Nueva York y al igual que sus compañeras mostró grandes capacidades en el campo. Tristemente, cayó bajó el machismo de Hoover y terminó siendo despedida a las dos semanas.

¿Qué pasó con Lenore Houston?

Houston nació el 12 de agosto de 1878 en el condado de Lancaster, Pensilvania. Como sus anteriores compañeras fue entrenada y se desempeñó como agente de campo. Sin embargo, su situación dio un giro de 180 grados, cuando el director Hoover, ‘recomendó’ que la agente fuera internada en un sanatorio, haciendo la aclaración de que sí salía sería un peligro público.

Mientras Hoover se mantuvo el cargo de director, pasaron 44 años en los que una mujer no pudo aspirar a convertirse en agente, con su muerte en 1972 se estableció una ley en la que se obligaba a los organismos federales a favorecer a las féminas en la igualdad de oportunidades laborales.

Lamentablemente, solo un 12% ocupan cargos altos de esta institución y a esto hay que sumarle que han salido escándalos de acoso sexual contra las trabajadoras del FBI.

Fuentes:

  1. https://margowestenhoff.blogspot.com/2013/08/lenore-houston-international-woman-of.html
  2. https://www.adoptaunchico.com.mx/lab/article/alaska-davidson-la-primera-espia-del-fbi

Imágenes: 1. s.hdnux.com 2. margowestenhoff.blogspot.com

Las mujeres en el FBI y sus orígenes
En todas las culturas, existen infinidad de mitos y leyendas, llenas de se...

Los premios Darwin premian a las muertes y accidentes más absurdos del mu...

Santas del Catolicismo Hoy vamos hablar de una de las figuras más...

    Una versión muy especial de la vida del 16º presidente de EE.UU...

Bibliografía ►

El pensante.com (mayo 2, 2022). Las mujeres en el FBI y sus orígenes. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://elpensante.com/las-mujeres-en-el-fbi-y-sus-origenes/