Los héroes de la Masacre de San Bartolomé

Una tambaleante paz que terminó en masacre

Las diferencias religiosas trajeron muchas tensiones en el país francés, los líderes que se encontraban en el trono encontraron bastantes obstáculos en su camino. La guerra había mermado el ánimo del pueblo y las arcas dentro del palacio, las diferencias entre católicos y protestantes parecía crecer en vez de disminuir, no sólo era un enfrentamiento entre creencias había conflictos armados entre ambos bandos.

Catalina Medici

Tal contexto, puso traspiés a la llegada de la futura pareja de la hermana del rey Carlos IX. El elegido fue Enrique de Navarra de familia protestante, la Familia Real era católica. Aquel enlace buscaba dar fin a los conflictos, pero al parecer solo hizo acrecentarlo; el anunció de la boda solo dividió aún país y planteó una difícil acogida a la pareja. A continuación, les contaremos como una boda, trajo una matanza.

Un matrimonio para concertar la paz

La paz de Saint- Germain, fue el acuerdo entre católicos y protestantes para dar fin a la tercera guerra religiosa que se vivía en Francia. Varios de los católicos francés no aceptaron varios de los términos del acuerdo y mucho menos aceptaron la llegada del partido protestante en la corte y la administración.  El rey Carlos IX y su madre Catalina de Médici aceptaron las concesiones para evitar un nuevo desastre bélico y siendo conscientes también de las dificultades financieras del reino. Inclusive aceptaron a Gaspar de Coligny (protestante) como parte del consejo real.

Para mostrar su buena voluntad, la Reina Madre concertó el matrimonio de su hija Margarita con el príncipe protestante Enrique de Navarra, tanto el papa Pío V y su sucesor Gregorio XIII, se opusieron a tal alianza.

Gaspar de Coligny

Una ciudad a punto de explotar

Enrique de Navarra había llegado a la ciudad parisina y con él, arribaron cientos de nobles protestantes que acudieron en apoyo del príncipe. En París se respiraba cierta tensión, pues una capital netamente católica siendo abordada por hugonotes era algo que no se tenía previsto, la boda se realizó a pesar de las trabas puestas por los predicadores católicos y el Parlamento de París, los cuales mostraron su malestar ante el matrimonio.

La madre de la novia, Catalina de Médici, no logró obtener el permiso del Papa para la realizar el enlace; la Reina Médici conocida por su astucia, aplicó todos sus trucos para lograr que el cardenal de Borbón oficiase la boda. La rivalidad se hizo presente, y Francisco, duque de Montmorency y gobernador de Parías, quien no logró controlar las revueltas, prefirió huir de la ciudad.

Un intento de asesinato y una masacre en proceso

Gaspar de Coligny, noble francés, político y militar que lideró el partido de los hugonotes; fue herido durante un atentado que sucedió el 22 de agosto de 1572. El almirante perdió un dedo y resultó herido en el brazo izquierdo, se presume que la mente intelectual detrás del atentado había sido la reina madre, Catalina de Médici, quien tal vez buscaba sabotear el proceso de paz que se llevaba a cabo, aunque existen otros posibles autores como los Guisa, quienes tal vez buscarían vengar la muerte de Francisco de Guisa.

Otra opción era el duque de Alba, gobernador de los Países Bajos, quien para esos momentos buscaba evitar la intervención de Francia en su país y la finalmente, un hecho aislado propiciado por una persona cercana a los medios de los Guisa y pro-españoles.

Como lo mencionamos antes, Coligny era el líder los protestantes, el cual era muy admirado por su grupo, teniendo en cuenta aquello el rey francés y la reina madre le aseguraron amparo al militar. Mientras Catalina se encontraba cenando, fue interrumpida por un grupo de protestantes que ingresaron al palacio y le exigieron justicia a la corona, por lo sucedido con su líder.

Tal situación, hizo crecer los temores de los católicos, quienes creían que los hugonotes buscarían venganza, teniendo en cuenta que, a las afueras de París, el cuñado de Coligny, contaba con unos 4000 hombres. La noche del 23 de agosto, Catalina se reunió con el rey para discutir cómo lidiar con aquella situación: se decidió eliminar a los cabecillas protestantes, con excepción de los príncipes de Navarra y el príncipe de Condé; se dispuso también cerrar las puertas de la ciudad y dar a cada noble francés católico un arma.

París se tiñó de sangre

Hasta el momento los historiadores no determinan la línea cronológica de los hechos, pero se cree que todo inició con las campanadas dadas desde la iglesia de San German en Auxerrois, de inmediato los nobles franceses fueron tras los protestantes, quienes fueron expulsado del palacio de Louvere y masacrados en la calle. El almirante Coligny, quien pensó que estaba a salvo, fue sacado por la fuerza de su lecho y arrojado a la calle por una ventana del palacio. Durante varios días la matanza fue continua, solo se vio a la muerte recorrer las calles de París.

Finalmente, buscar un responsable de los hechos sigue sin definirse: se sigue pensando que la que realizó el plan maquiavélico fue Catalina de Médici y sus consejeros, quienes habrían forzado a un rey dubitativo a tomar acción. Otros presumen, que el rey tomó la iniciativa por temor a perder su poder y otros que fue la popular familia Los Guisa, quienes aprovecharon la situación para presionar al líder monarca.

Historias de los sobrevivientes

Las versiones de los sobrevivientes, quienes se lograron salvar gracias a algunos católicos que los acogieron solo podían preguntarse: “¿Por qué Dios permaneció en silencio? ¿Dios había rechazado a su Iglesia? Estas preguntas permanecieron mucho después de que terminaran las masacres”

Otras historias cuentan como un jovencísimo duque de La Force, fingió morir en la calle y esconder bajo los cadáveres de su padre y su hermano, hasta que finalmente, un hombre católico lo encontró y lo escondió poniéndolo a salvo. Algo similar le ocurrió al capellán de Coligny, Pierre Merlin, quien se escondió durante tres días en un pajar, hasta que él y su familia encontraron refugio en la casa de una mujer noble, quien los sacó de París.

La religión en manos de los hombres es otro invento más usado para la manipulación, las historias de los sobrevivientes atestiguan que la bondad de muchos no radicó en sus creencias, sino en su deseo de proteger a sus semejantes, otro ser humano que buscaba su propia verdad en la vida.

Fuentes:

  1. https://biteproject.com/matanza-dia-san-bartolome/
  2. https://latam.historyplay.tv/hoy-en-la-historia/ocurrio-matanza-de-la-noche-de-san-bartolome
  3. http://pabellondelenigma.blogspot.com/2013/05/la-matanza-del-dia-de-san-bartolome.html

Imágenes: 1. es.wikipedia.org 2. pabellondelenigma.blogspot.com 3. biteproject.com/matanza-dia-san-bartolome/

Los héroes de la Masacre de San Bartolomé
Wandering Leatherman Vivió en varias regiones del nororiente de los Esta...

El nacimiento de un sueño En Richmond, un poblado cerca a Londres, Richa...

Te Presento a Jeff Una ola de misteriosos asesinatos se desató en el a...

CRISPR Ya hemos hablado en esta página de la revolución que se viene en...

Bibliografía ►

El pensante.com (enero 30, 2022). Los héroes de la Masacre de San Bartolomé. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://elpensante.com/los-heroes-de-la-masacre-de-san-bartolome/