Oraciones predicativas activas reflexivas

Entre los distintos tipos de raciones que existen, en una clasificación hecha según el verbo que funge como núcleo del Sujeto, se encuentran las Oraciones reflexivas. Sin embargo, previo a abordar una explicación sobre esta clase de oraciones, se revisarán algunas definiciones, que de seguro permitirán entender, en su justo contexto, la clase de oraciones, que se revisarán posteriormente.

Definiciones fundamentales

Por consiguiente, podrá comenzarse por delimitar esta revisión teórica a dos nociones específicas: Oraciones y Verbos reflexivos, por encontrarse directamente relacionados con el tipo de oraciones que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

Las oraciones

De esta manera, se comenzará diciendo que las oraciones han sido explicadas, por las distintas fuentes, como uno de los principales tipos de estructuras lingüísticas que existen en las lenguas naturales.

No obstante, si se deseara tener una visión mucho más integral de ellas, se deberá tener en consideración también las definiciones que han promulgado respecto a ellas, las diferentes disciplinas de la Lingüística.

En consecuencia, por ejemplo, se encontrará que la Semántica –disciplina que se encarga de estudiar los significados- entiende las oraciones como la mínima estructura lingüística, con capacidad de transmitir un mensaje completo, al tiempo que goza de total independencia sintáctica, es decir, que no necesita de ninguna otra partícula o estructura para completar un mensaje.

Por otro lado, la Sintaxis –área de la Lingüística que estudia las partículas según su función y posición- señala que la oración puede ser definida como una estructura lingüística, conformada por una disposición lógica y coherente de palabras, dispuestas así, con el fin de transmitir un mensaje completo.

Verbo reflexivo

En segundo lugar, se tendrá que tomar en cuenta la definición de Verbo reflexivo, el cual ha sido explicado, de forma general, como uno de los distintos tipos de verbos, que pueden encontrarse en las lenguas naturales, según una definición hecha en base a la semántica.

Desde una perspectiva mucho más específica, el Verbo reflexivo puede ser visto también como una estructura verbal, cuyo significado señala una acción que es cometida por el sujeto, y que finalmente afecta al mismo sujeto que la ejecuta. Es decir, una acción que sujeto ejerce sobre él mismo.

Oración reflexiva

Toda vez se han revisado estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre las oraciones reflexivas, las cuales han sido explicadas, por las distintas fuentes, como uno de los distintos tipos de oraciones que existen según el tipo de verbo que tiene su predicado.

De forma mucho más precisa, la Oración reflexiva será aquella que en su estructura sintáctica tiene dos rasgos particulares:

  • La presencia de pronombres reflexivos: me, te, se, nos, os, se.
  • Un predicado, cuyo núcleo es un verbo reflexivo, el cual adquiere este sentido, cuando está acompañado por un pronombre reflexivo.

Ejemplos de oraciones reflexivas

Empero, puede que la forma más eficiente de cerrar una explicación sobre las oraciones reflexivas sea la exposición de algunos ejemplos, tal como se ve a continuación:

Jaime se peina temprano → en este oración puede verse un ejemplo de oración reflexiva, en tanto que al revisar su estructura se puede ver la presencia del pronombre reflexivo “se”, así como del verbo “peina”, el cual se vuelve reflexivo cuando se une al pronombre reflexivo, y entonces comienza a referir la acción de un sujeto sobre sí mismo.

Me comí todo → por su parte, en esta oración también se encuentra un ejemplo de oración reflexiva, en tanto se puede identificar el pronombre reflexivo “me”, así como el verbo “comí”, el cual al unirse a la partícula “me”, comienza a ejercer como un verbo reflexivo, señalando una acción que el sujeto comete consigo mismo.

Oraciones predicativas activas reflexivas

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar