Oraciones según la actitud del hablante

Ampliar este tema:

Antes de abordar una explicación sobre los distintos tipos de oraciones que pueden clasificarse según la actitud del Hablante, se revisarán algunas definiciones, que de seguro permitirán entender cada una de estas estructuras sintácticas en su justo contexto lingüístico.

Definiciones fundamentales

Por consiguiente, podrá tomarse también la decisión de delimitar esta revisión teórica a tres nociones específicas: Sujeto, Predicado y Oración, por encontrarse directamente relacionadas a las oraciones que se revisarán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

Sujeto

De esta manera, se comenzará por señalar que el Sujeto ha sido explicado como una de las dos principales estructuras sintácticas que, junto al Predicado, conforma la oración. Sin embargo, si se deseara tener una visión mucho más integral de esta estructura, se tendrá que tomar en cuenta también las distintas definiciones que han promulgado sobre ella las principales disciplinas lingüísticas.

En consecuencia, por ejemplo, se encontrará que la Semántica -área de la Lingüística que se encarga de estudiar las partículas y estructuras según su significado- entiende el Sujeto como una estructura lingüística que se encarga de señalar cuál es el ente que ejecuta o recibe la acción que es expresada finalmente por la oración.

Por su lado, la Sintaxis –disciplina que busca entender las partículas y estructuras lingüísticas- entiende el Sujeto como la estructura sintáctica que tiene como núcleo el Sustantivo, y que se encara de unirse, sin pausa alguna, al Predicado, con el fin de conformar una oración.

Predicado

En segunda instancia, también será necesario lanzar luces sobre el concepto de Predicado, el cual ha sido explicado, en líneas generales, como una de las principales estructuras que pueden encontrarse en la oración.

Así mismo, el Predicado es explicado por la Semántica como la estructura sintáctica que tiene como propósito señalar cuál es la acción que comete o sufre el sujeto, dentro de la oración, según sea pasivo o activo.

Por otra parte, el Predicado ha sido mostrado igualmente por la Sintaxis como una estructura, cuyo núcleo es el verbo, y que se encuentra unido al Sujeto, estructura esta con la cual forma la Oración.

La oración

Finalmente, también será necesario pasar revista sobre el concepto de la Oración, la cual es entendida como una de las principales estructuras sintácticas, que se encuentran en las lenguas naturales.

De forma mucho más específica, la Oración es entendida en términos semánticos como una estructura sintáctica independiente, capaz de trasmitir una idea de forma completa, sin necesidad de otra estructura o partícula para complementar su significado.

Para la Sintaxis, en cambio, la Oración es vista entonces como una estructura conformada por la unión del Sujeto y Predicado, es decir, por un ente que realiza o sufre una acción, y la acción que esta realiza.

Tipos de oración según la actitud del hablante

Una vez se han revisado estas definiciones, puede que sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre las distintas oraciones que pueden organizarse según la actitud del hablante, es decir, según la función lingüística que el emisor esté ejerciendo, y que varía según desee este decir, ordenar, exclamar, expresar una duda o un deseo.

A continuación, una breve explicación de cada uno de los distintos tipos de oraciones que existen según la actitud del hablante:

Oraciones enunciativas

Este tipo de oraciones, también conocidas como oraciones declarativas, se caracterizan por expresar situaciones o acciones de forma objetiva. Por ende, le sirven al hablante para decir o expresar ideas. Un ejemplo de este tipo de oración será el siguiente: Jaime toma sopa.

Oraciones exhortativas

Así también, se encuentran las oraciones exhortativas o imperativas, las cuales han sido explicadas como aquellas estructuras sintácticas, que buscan transmitir consejo, ruego o mandato, es decir, que muestran que el hablante requiere algo del receptor. Entre los distintos ejemplos de este tipo de oraciones se encuentran los siguientes: Pásame el libro / Ven acá / Ve para allá.

Oraciones exclamativas

Por otro lado, dentro de las distintas oraciones que pueden clasificarse según la actitud del hablante, se encuentran aquellas que pueden servir al emisor para trasmitir sus emociones y sentimientos. Algunos ejemplos que existen sobre este tipo de oraciones serán las siguientes: ¡Qué sorpresa tan grande! / ¡Qué frío hace!

Oraciones interrogativas

Igualmente, dentro de este conjunto de oraciones se encuentran aquellas estructuras sintácticas usadas por el hablante para trasmitir al receptor una pregunta, es decir, sirve al hablante para solicitarle al hablante una oración. Por ejemplo: ¿Qué día es hoy? / ¿Cuántos libros hay en la biblioteca?

Oraciones dubitativas

Otra de las oraciones que se pueden encontrar dentro de las distintas oraciones clasificadas según la posición o actitud del hablante son las oraciones dubitativas, las cuales se usan para ayudar al hablante a expresar una suposición, una duda o incluso una probabilidad. Algunos ejemplos de esta clase de oración serían los siguientes: Tal vez vaya a verte mañana / Puede ser que nos esté mintiendo.

Oraciones optativas

Por último, dentro de este grupo de oraciones, también puede encontrarse la Oración optativa o desiderativa, la cual sirve al hablante para expresar un deseo. Por ejemplo: Ojalá puedas venir con nosotros de vacaciones / Dios quiera aparezca con bien.

Imagen: pixabay.com

Oraciones según la actitud del hablante

Bibliografía ►

loading...

See more Random post