“Planchado extremo”: el peculiar deporte extremo del momento

Planchar

Que todos preferimos una camisa planchada y un pantalón sin arrugas es algo que se da casi por sentado. Pero la tarea de planchar estas prendas es tediosa, y muchos prefieren simplemente omitirla y comprar telas que no requieran de planchado diario.

Pero ¿y si pudiésemos ponerle más emoción al acto de planchar los ropa? ¿Y si combináramos la monotonía de pasar la plancha sobre la tela con la adrenalina de otra actividad?

Pues bien, ésta es precisamente la actitud de un montón de personas que se han unido a una tradición que ya lleva cuatro décadas y que resulta francamente extravagante: cargar consigo tabla, plancha y ropa a los lugares más alejados y de difícil acceso y parar allí a planchar las camisas.

O los pantalones. O las faldas. Acá no se discrimina.

A la práctica se le conoce como “planchado extremo” y, hay que admitir, da para algunas buenas fotografías.

Planchado Extremo                                       

La tradición parece haber nacido cuando un inglés llamado Tony Hiam comenzó a molestar a su cuñado por el hábito de planchar la ropa siempre, incluso cuando estaba de campamento. Originalmente se trataba del simple acto de planchar en lugares extraños, como un aeropuerto o una sala de espera.

Pero sería un practicante posterior, Phil Shaw, quien comenzaría a cargar su tabla de planchar consigo a los sitios de escalada, y subir con ella a lo alto de las rocas. Allí, cómo no, comenzó a planchar.

Y el tema cogió impulso. Más y más personas comenzaron a combinar el planchado con actividades extremas de algún tipo, llevando al primero torneo mundial de la disciplina en Alemania, en 2002, y a que en 2003 John Roberts y Ben Gibbons plancharan la bandera británica en la cima del Monte Everest.

Y el asunto seguiría. Eventualmente tendríamos varios grupos de buzos rompiendo el record mundial de planchado submarino (72 en 2008, 128 en 2009 y 173 en 2011), personas planchando en una Maratón, e incluso un buceador planchando en el fondo de una piscina natural sin equipo (a 42 metros de profundidad).

Y bueno, el deporte (o mejor, la actividad) sigue teniendo algo de popularidad, y aún está por verse dónde más encontrarán los amantes de la ropa planchada un lugar para garantizar la pulcritud de su vestido.

Fuentes:

  1. https://en.m.wikipedia.org/wiki/Extreme_ironing?utm_source=quora&utm_medium=referral
  2. https://www.thefactsite.com/2009/06/extreme-ironing-sport.html

Imagen: allthatsinteresting.com

“Planchado extremo”: el peculiar deporte extremo del momento

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar