Categorías: Educación

Quién inventó la enciclopedia

Quién inventó la enciclopediaQuién inventó la enciclopedia

Cuatro milenios antes de Jesucristo, la humanidad intentó clasificar y organizar todo el conocimiento que se había obtenido hasta el momento, en forma de un glosario temático. Esto ocurrió en Sumer. Seis siglos más tarde, en Ebla se repite el experimento, pero esta vez con un orden de signos bastante convencional.

Las “listas léxicas” fueron el resultado de esas dos aproximaciones a recopilar y organizar todo el saber tangible. Lo mismo sucedió en el Egipto primitivo, donde se hallaron otras listas temáticas similares y fueron denominadas como “protoenciclopedias”.

Cerca del año 1750, se sospecha que se redactó otro diccionario parecido, organizado por categoría de palabras y fue bautizado con el nombre de “la Onomástica del Ramesseum”. Otros seis siglos más tarde, surgió la “Onomástica de Amenofis”. Uno de los objetivos de esos egipcios antiguos con estos primeros ensayos de enciclopedias, era efectuar un catálogo sistemático del Universo.

En el diálogo ‘Timeo’, del gran ilustre Platón, el filósofo pretendió resumir todos los conocimientos de su tierra y época, en cuanto Física, Medicina, Astronomía y Cosmogonía. Su pupilo traidor, Aristóteles, también realizó múltiples esfuerzos por reunir una considerable cantidad de conocimientos de diferentes asuntos, como la Retórica, Política, Psicología, Ética, Biología, Poética y más.

Artículo relacionado

Pero como siempre, hasta siglos más tarde es cuando se valora el trabajo de los genios, afortunadamente rescatado por el Islam, cultura que significó mucho para la historia de las enciclopedias. Por culpa de esa desvalorización y ceguedad de las épocas, los arduos trabajos de muchos filósofos y enciclopedistas, como Posidonio y Demócrito, se perdieron para siempre en el olvido. Quedaron sepultados por los años.

Por su parte, en la Roma antigua, Varrón se propuso llevar a cabo un compendio de la sabiduría, basado enfáticamente en la etimología de las palabras, por lo que su obra enciclopédica fue “las Etimologías”, constituida por 41 libros, con temas exclusivos de la Divinidad y las cuestiones humanas trascendentales. La obra desapareció.

Años después de Cristo, encontramos a Cornelio Celso quien produjo una enciclopedia con 26 tomos, donde se apreciaban las ciencias de la Guerra, la Filosofía, la Agricultura, el Derecho, la Mdicina y la Retórica.

Te puede interesar
Archivo privado de interés público
de Archivo Dentro del ámbito administrativo, se conoce con el nombre de Archivo a un co...
La ficha topográfica
Al buscar la definición de “ficha topográfica” en la web, se pueden conseguir dos concept...
Historia de la Universidad de Harvard
Una Institución Emblemática de Excelencia Académica La Universidad de Harvard, fu...
Biblioteca Luis Ángel Arango (catálogo)
Dentro de la Red de Bibliotecas pertenecientes al Banco de la República en Colombia, la B...
¿Para qué sirve la Responsabilidad?
La Responsabilidad puede ser definida como uno de los valores éticos del ser humano, rela...
El valor de la amistad para niños
¿Qué es la amistad? La amistad puede ser definida como el vínculo de afecto y respeto ent...
Historia del E-Learning
La Transformación Educativa del Siglo XXI En la era digital, la educación ha expe...
El Origen de las Adivinanzas
Origen histórico de las adivinanzas Las adivinanzas son un tipo de juego de palab...

Actualizado por última vez en noviembre 11, 2022 12:07 pm

Compartir

AVISO LEGAL


Este sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para poder ofrecer una experiencia personalizada y ofrecer publicidades afines a sus intereses. Al hacer uso de nuestra web usted acepta en forma expresa el uso de cookies por nuestra parte... Seguir leyendo

ACERCA DEL SITIO


El pensante es una biblioteca con miles artículos en todas las áreas del conocimiento, una pequeña Wikipedia con ejemplos, ensayos, resumen de obras literarias, así como de curiosidades y las cosas más insólitas del mundo.

DERECHOS DE AUTOR


Todos los derechos reservados. Sólo se autoriza la publicación de texto en pequeños fragmentos siempre que se cite la fuente. No se permite utilizar el contenido para conversión a archivos multimedia (audio, video, etc.)

© 2024 El Pensante