Whittier: dos edificios que hacen un pueblo

Pueblo de Alaska

El día de hoy vamos hablar sobre un pequeño pueblo que posee características bastantes especiales: la mayoría de sus pobladores viven en dos edificaciones de gran tamaño y allí la mayoría de los ciudadanos vive en armonía, compartiendo una cercanía que sobrepasa lo habitual, pues literalmente tienes a tu vecino a unos pocos metros.

Ubicado al sur del estado, cerca de la capital de Alaska, Anchorage, se encuentra el pueblo de Whittier. Aparte de estar rodeado de los más hermosos paisajes o de pasar por bajas temperaturas, este pequeño poblado se caracteriza porque su población en general vive en un edificio: los habitantes pasan todo el día dentro de aquella edificación: hacen sus compras, van al hospital, a la policía, a la parroquia o a la alcaldía.

La Base Militar

Después de la II Guerra Mundial, la Marina de Estados Unidos quería construir una base militar secreta, en una ensenada del estrecho Prince William Sound, en Whittier, y este era un buen lugar por dos razones: las enormes montañas que la rodean la mantienen oculta y tiene la ventaja de estar frente a una bahía donde el agua no se congela en invierno, así que se puede navegar.

La construcción de Begich Towers

La partida de los militares fue uno de los puntos para convertir aquellos edificios en residencias para la población civil. Se planeó construir otros diez edificios de este tipo, pero al final solo se hicieron dos. Con la llegada de la década de los 60’s, el ejército dejó oficialmente la zona y se terminó de adaptar para el resto de la población. Solo uno de los edificios de la zona está totalmente abandonado desde que los soldados dejaron la zona, la torre conocida como Buckner, se consideró derribarla, pero los gastos serían superiores y hasta innecesarios, lo que convierte The Begich Towers en el corazón de la zona.

¿Cómo es el edificio The Begich Towers actualmente?

Cuando entras al edificio en las primeras plantas encontraras las oficinas administrativas locales, la comisaría, la oficina de correos, la iglesia, el centro de salud, el supermercado, la cafetería, el videoclub, la lavandería, un pequeño hotel y también el acceso a la pequeña escuela municipal. Si la zona está atravesando épocas de invierno, para acceder a la escuela (que en realidad se encuentra unos metros del edificio principal) hay que cruzar un túnel subterráneo.

Para las personas que quieran salir a caminar o ir al cine, pueden hacerlo en Anchorage: para ello deben cruzar túnel que llega a la mencionada ciudad, pero hay que tener en cuenta que el túnel cambia de dirección cada media hora, es decir, si decides hacer uso de el y si llegas en mal momento, debes esperar varios minutos. Cabe resaltar que el túnel se cierra exactamente a las 22:30 am., hasta el otro día. Es así que, sí deciden emprender una aventura lo mejor es planificar un buen horario para no quedarse atrapado.

En The Begich Towers reina la sostenibilidad energética, cuantas menos fachadas haya en un sitio, menos desperdicio de calor se presenta, algo muy útil teniendo en cuenta la localización en la que se encuentra el pueblo de 220 habitantes, 80% de cual vive en las edificaciones.

Economía en las Torres

Muchos de los habitantes de Whittier trabajan dando servicio a la misma población: muchos de ellos se desempeñan en le mantenimientos de las calles o el mantenimiento del túnel de más de dos kilómetros que permite el acceso a este territorio. Otras de las labores que se pueden encontrar es en la escuela, educando a los niños o inclusive desempeñándose como cuidador de enfermos o personas mayores.

Noches blancas y días negros

Las noches blancas, son un prodigio de la naturaleza en donde el sol no llega a ocultarse completamente y el cielo sigue iluminado durante toda la noche. Aquel suceso puede ser observado en regiones polares, en especial época de solsticio de verano, aunque podría ser una complicación para las personas que tengan dificultades para conciliar el sueño.

Caso contrario será, si visitan el territorio en invierno, en donde tendrán la experiencia de no ver el sol durante todo el día, una oportunidad que aprovechan no solo los lugareños sino los turistas para visitar uno de los edificios que fue abandonado por los militares y no pudo ser restaurado. Y no hay que preocuparse por el alojamiento, en las torres es posible encontrar habitaciones exclusivas para los turistas.

Los glaciares, la fauna, las mismas montañas ofrecen una visión espectacular que la mayoría de personas quedarían extasiadas solo al verlo. Lo más increíble, es que precisamente en época de verano se puede acceder por barco y se pueden ver de cerca los más hermosos lagos y navegar durante un buen tiempo.

Entonces ya lo sabes, si quieres ver paisajes espectaculares en una ciudad de un solo edificio, Whittier es el lugar al que debes viajar.

Fuentes:

  1. https://www.jll.es/es/analisis-y-tendencias/ciudades/whittier-el-pueblo-que-vive-dentro-de-un-mismo-edificio
  2. https://www.youtube.com/watch?v=dZ_OaXCvoVM

Imágenes: 1: npr.org, 2: whittieralaska.gov, 3: adn.com

Whittier: dos edificios que hacen un pueblo

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar