Batalla de Wuhan (1938)

La derrota de Shangai y la derrota de Nankin

Fueron años tormentosos para los nacionalistas chinos. Observar como su ejército y pueblo eran brutalmente masacrados por una fuerza extranjera que a todas luces tenía una poderosa capacidad de acción, era deprimente y humillante.

No sólo los hombres asesinados por las bayonetas y los racimos arrojados por bombarderos japoneses habían marcado la tendencia en la Segunda Guerra Sino-Japonesa, era las violaciones, la injusticia e inhumanidad resultante del ejercicio japonés al marchar para conquistar lo que fue un Imperio milenario: el Imperio Chino.

Aunque sus divisiones internas como parte del proceso de modernización habían terminado de acabar el Imperio Qing, la civilización resultante estaba siendo herida mortalmente por el nacionalismo japonés que a todas luces deseaba suscribirse en todo el magno territorio asiático.

Las pretensiones japonesas no pararon luego de la batalla de Shangai donde los chinos resistieron fuertemente, ni en Nankin donde la población civil fue tratada horriblemente. Con estos sucesos, los chinos abandonaron para reagruparse y crear una estrategia que les diera tiempo para desbaratar a los invasores.

El inicio de la batalla

 El general Chiang Kai-shek reunió una fuerza superior de un millón y cien mil hombres en la región de Wuhan, junto con los suministros, mientras el gabinete gubernamental se dirigió a Chongqing.

Wuhan no sólo era un paso estratégico al centro político y económico de China. Era la segunda ciudad más grande con dos millones de habitantes y estaba protegida por una fuerza de élite china en espera de ver japoneses.

Desde febrero de 1938, Wuhan fue bombardeada y el 29 de abril, por motivo del cumpleaños del emperador Hirohito, volvió a ser dañada por los aviones japoneses. La población civil empezó a desalojar pero al mismo tiempo Chiang supo que era necesario retrasar a su rival.

Para llegar a Wuhan desde la ubicación japonesa, tenían que pasar por el río Amarillo. Cuando el general quiso destrozar los diques, la estrategia le funcionó, pero también ocasionó la pérdida atroz de más de 800000 vidas campesinas chinas. La cifra entera nunca se supo, pero sí que el área inundada cayó sobre una cantidad enorme de tierras fértiles.

Los japoneses, entonces, prepararon su ofensiva por otro punto, eso dio tiempo suficiente para que el bando chino pudiese prepararse para lo que venía del imperio que ya tanto tiempo les estaba ocasionando daño.

Los eventos sucedidos luego de la batalla harían que Mao Zedong la conociera como la Madrid china, en honor a la enorme resistencia republicana contra los sublevados fascistas durante el 36 al 39:

“¿Dónde estará el Madrid chino? Estará allí donde se logren las mismas condiciones que en Madrid, y en adelante debemos esforzarnos por crear algunos, pero ello depende enteramente de las condiciones. Y la fundamental de ellas es la amplia movilización política del ejército y el pueblo enteros”.

Mao

La invasión de Xuzhou y la toma de Anqing

En mayo del 38, los japoneses acababan de tomar la ciudad de Xuzhou. Sabían que en Wuhan se escondía el pedazo más grande del contingente chino y vieron la necesidad de tomarlo enteramente.

Con la toma de Anqing se marca el desembarco de todo el contingente japonés a enfrentar las fuerzas chinas. La movilización de la 9° Región Militar China atacó la 11° división japonesa para impedir en vano su desembarco. Progresivamente fueron avanzando y capturaron la ciudad cercana de Jiujiang.

Dicha división fue la primera en asediar la ciudad con artillería y luego le siguieron la 9° división que mientras iban bajando el río acababan las fuerzas que resistían la embestida. Durante todo octubre, sólo hubo victorias para los japoneses… era impresionante ver que el avance no frenaba por toda la provincia de Wuhan.

Tomando Wanjualing, los japoneses tenían mayor oportunidad de acabar esa batalla, por lo cual dirigieron todos sus soldados pero los chinos rechazaron todos los ataques, tanto que quedaron sus regimientos desprovistos de suministros y los chinos aprovecharon para acabarlos definitivamente el 10 de octubre.

Esa fue una de las primeras victorias chinas, conocida como la Victoria de Wanjialing, pero a pesar de todo los japoneses no pararon. El avance siguió por todo el río Yangtze, desplazando la 6° división japonesa que atacó Taihu, rompiendo las líneas defensivas chinas de dos ejércitos chinos.

Esa fuerza que tenía avance fue interceptda por la fuerza principal de la 5° Región Militar China y lograron romper el flanco nipón, no sin antes entrar a una terrible lucha por el control, donde varios aviones despejaban con bombas lo que no hacía la artillería.

A finales de octubre, los soldados japoneses retomaron sus posiciones ofensivas y no pararon hasta capturar Huangpo, lugar desde el cual, era más sencillo destrozar la ciudad de Hankou, para cercar definitivamente Wuhan.

Durante ese tiempo, otras divisiones japonesas se habían apostado en el norte para destrozar otras líneas defensivas. La 10° división japonesa rompió y capturó Liuan en agosto y en septiembre, la ciudad de Gushi. Aunque los chinos resistieron en el río Huang, los japoneses lograron capturarlo el 19 de ese último mes.

Aprovisionamiento chino y resistencia nacional

La llegada japonesa no impidió que las redes de suministros (especialmente de extranjeros soviéticos) dejara de aprovisionar a los chinos. Estos seguían resistiendo y por mar, la fuerza naval también luchaba y resistía.

Como el cerco japonés cada vez dominaba más el área china, el general Chiang decidió desplazar los contingentes que quedaban. La mayor parte del ejército se salvó mientras los japoneses seguían empecinados en tomar la ciudad de Guangzhou, la cual tomaron el 21 de octubre.

Con la pérdida de Guangzhou, los soviéticos dejaron de aprovisionar porque se dieron cuenta que Wuhan había perdido su lugar estratégico en esta guerra. Los días siguientes significaron triunfos para los japoneses pero ya la mayor parte estaba segura en otros puntos.

El 26 y 27 de octubre, los japoneses tomaron Wuchang, Hankou y Hanyang, logrando ganar aunque a un coste altísimo en bajas y además, quedando desprovistos de tiempo para que los chinos se organizaran como terminaron haciendo.

Consecuencias militares y políticas de la victoria japonesa en Wuhan

Aunque la batalla por Wuhan sigue siendo controversial y un poco opacada por las masacres sucedidas en Shangai y Nankin, lo cierto es que fue el inicio de la victoria china (aunque claramente todavía faltaba muchos años para eso).

Los japoneses empezaron a perder crédito como la fuerza invasora élite por excelencia y el desgaste se empezó a sentir en las filas niponas. La necesidad de que los chinos capitularan en Wuhan no se logró porque lo caro que iba a salir, proseguir con esta conquista, era impagable.

Es por ello que se entiende la necesidad de expandirse en busca de otros recursos. Además el inicio de la Guerra contra Francia e Inglaterra y la necesidad japonesa de respaldar el pacto del eje hicieron que la política exterior nipona se encargara de la Indochina francesa.

Los nuevos frentes de batalla y la búsqueda de más recursos, llevarían a que la potencia de EEUU impartiera grandes sanciones contra los japoneses, dando inicio con eso, al ataque de Pearl Harbor y a los eventos sucedientes.

China por el contrario, organizó su fuerza lo suficiente para los años siguientes. La guerra aunque se volvió de baja intensidad, la siguió ganando Japón, consolidándose en más territorios y minando el poder del general Chiang Kai-Shek.

Fuentes:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Wuhan
  2. https://es.wikipedia.org/wiki/Operaci%C3%B3n_Ichi-Go
  3. https://www.marcialpons.es/libros/la-segunda-guerra-sino-japonesa-1931-1939/9788417859183/
  4. https://www.calendarz.com/es/on-this-day/june/11/second-sino-japanese-war

Imágenes: 1. lhistoria.com 2. abc.es 3. es.wikipedia.org

Batalla de Wuhan (1938)
La imprenta es una máquina, cuyo proceso mecánico está destinado a impr...

Por siglos, el Amazonas, territorio inexplorado, hogar de indígenas y av...

  Te prometí la luna…. Tened cuidado cuando prometáis la luna a...

Tierra Cocida La técnica de terracota o tierra cocida es un térm...

Bibliografía ►

El pensante.com (julio 30, 2022). Batalla de Wuhan (1938). Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://elpensante.com/batalla-de-wuhan-1938/