Historia de la Independencia Coreana. Parte II

El asesinato de la emperatriz Myeongseong

La victoria japonesa contra China supuso la eliminación de trabas para poder ejercer soberanía sobre las tierras asiáticas. Pero antes de ello, Japón tenía que eliminar las influencias políticas que iban contra el régimen imperialista que deseaban establecer.

La Primera Guerra Sino-Japonesa hizo débil a China, lo que ocasionó la anexión de la península de Liadong para los japoneses, algo que los coreanos, rusos, alemanes y franceses no vieron como algo positivo, pues la expansión comercial de los japoneses podía traer cambios coloniales en la región.

La emperatriz era querida en Corea por ser la esposa de Gojong, el representante de la dinastía Joseon, familia noble que llevaba cinco siglos gobernando la península. Con la llegada japonesa, la emperatriz influyó políticamente para evitar cualquier acercamiento de la nobleza a los japoneses, lo que la hizo ver como un obstáculo a los planes que tenían los nipones.

Enviaron un grupo de japoneses al palacio Gyeongbokgung para matar a la dirigente. Esos asesinos, probablemente ninjas, se escabulleron hasta dar con la mujer de 43 años a la cual dieron final con una daga. Presenciado por un ruso arquitecto que se encontraba ahí, la narración de los hechos dejó al pueblo coreano con el alma rota.

La conmoción de la muerte de la joven emperatriz llevó a los asesinos a un juicio pero todos quedaron absueltos por falta de pruebas. El dominio japonés sobre Corea apenas empezaba.

La expansión rusa y el fracaso de las negociaciones

La victoria sobre China, llevó a los japoneses a querer proteger sus intereses hacia el enemigo que se despertaba. El Imperio Ruso necesitaba un puerto en oriente que no se congelara y tomó Port Arthur por concesión con China, por lo cual pusieron rieles y fortificaron el lugar.

Los japoneses no estaban contentos porque Rusia, Alemania y Francia se opusieron a que las tierras ganadas en la guerra fuesen ocupadas por Japón. Se hizo la triple intervención en 1895 y todo lo tuvo que ceder Japón a regañadientes y con deshonor.

Además los rusos ganaron influencia en Corea por un acuerdo en 1898, pero los japoneses hicieron todo lo posible para limitar a los rusos comercialmente y culturalmente entre los coreanos.

Los rusos empezaron con la estrategia de limitar el uso de Port Arthur a los mismos chinos, lo que los ingleses consideraron un problema y vieron la única opción de aliarse militarmente con Japón, lo que benefició la construcción de navíos y la compra de otros, de última tecnología.

El 8 de febrero de 1904 atacaron las fuerzas navales rusas a las afueras del puerto. El inicio de esa guerra mostró al mundo que los japoneses podían lidiar con otro imperio tan fuerte como el ruso. La batalla de Chemulpo significó la invasión a Corea por Japón.

La guerra fue devastadora en el mar, especialmente por la táctica de minas profundas en el Mar Amarillo, donde hundieron varios buques y acorazados de ambos lados.

La conclusión de la guerra fue la victoria japonesa, siendo la nación oriental una nueva potencia que doblegó a los rusos en el tratado de Portsmouth en 1905 y los llevó a una revolución que crecentó el descontento contra la familia del zar Romanov. Todas las tierras disputadas pasaron a Japón y Corea tuvo mayor preeminencia de los intereses japoneses.

El protectorado del tratado Japón-Corea, 1905

Las reformas luego del tratado de Portsmouth, obligaron a los coreanos a reducir su ejército a 1000 hombres y al aumento de la fuerza japonesa. Convirtieron a Corea en un protectorado donde los japoneses pusieron gendarmes en todas las ciudades y dejaron solo un reducto coreano.

La Segunda conferencia de Paz de la Haya en 1907 empezó de manera trágica porque la delegación coreana que fue de manera secreta, no fue recibida, por lo cual, uno de los representates, Yi Tjoune se suicidó como protesta. Los japoneses con ese acto depusieron a Gojong y propusieron a Sunjong, el último emperador coreano.

La anexión coreana por parte de Japón

En 1910 los japoneses pusieron final al protectorado para dar paso a la anexión. Los coreanos aunque no estaban a favor la influencia japonesa obligó a la península a doblegarse y ser parte de Japón. La soberanía pasó al emperador de Japón y la policía militar japonesa fue la autoridad durante 10 años.

La llegada de concesiones económicas para los japoneses en tierras coreanas, llevó a más de 170 mil japoneses a Corea. Se estableció una reforma agraria que benefició a los japoneses en detrimento de los coreanos que no tenían por escrito su propiedad. Obviamente la propiedad japonesa de las tierras enriqueció a las compañías privadas y los derechos coreanos quedaron anulados.

Además de la obligación del trabajo forzado de los campesinos y los altos impuestos, los coreanos sufrieron el desabasto de sus propios alimientos debido a la escasez de arroz en la isla japonesa, pues una gran parte de la producción era el impuesto.

Con el tiempo Corea llegó a enviar hasta 55,7% del arroz que producía, a la isla. Las condiciones de vida de Corea durante estos años fue calamitosa. Para pagar impuestos los coreanos tenían que buscar de donde fuera. Actividades como la prostitución y el trabajo forzado solo fueron unas de las maneras en las que conseguían el dinero.

Más del 90% de los edificios que hicieron parte del emperador coreano fueron demolidos para la construcción de edificios del gobierno japonés.

Coreanos durante la Segunda Guerra Mundial

Una cantidad exorbitante de coreanos fue llevada a fábricas por todo el territorio del Sol Naciente. Más de cinco millones fueron trasladados a distintas partes. Dos millones fueron llevados a las islas, donde muchos sufrieron por las hambrunas y las bombas que lanzaba EEUU.

Eran obligados por una Ley de Movilización que facilitaba la llegada de obreros coreanos a la fábrica o la obra que fuese necesaria. También se sabe que el nivel de aceptación de coreanos en el ejército fue casi nulo hasta 1944.

Varios coreanos pasaron a altos puestos en el ejercito e incluso después de la derrota japonesa. Un teniente general, Park Chung-hee pasó a ser presidente de Corea del Sur. Pues luego de que la ocupación japonesa terminó y empezó la famosa Guerra de Corea, era necesaria toda la experiencia militar conocida durante la Segunda Guerra Mundial.

Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, 148 coreanos fueron llevados a juicios militares donde 23 fueron condenados a muerte. Incluso es sabido que los coreanos eran brutales en las cárceles y en la participación activa de la guerra.

Incluso durante la toma de prisioneros estadounidenses en Malasia, los coreanos eran conocidos por sus brutalidades. Al no ser parte de los soldados japoneses (se les prohibía ir al frente), estos guardias querían derramar sangre y lo hacían por medio de violencia injustificada.

La participación coreana en la Segunda Guerra Mundial es más reconocida por las víctimas porque se sufrió por los experimentos de armas japonesas en el Escuadron 731. Junto con la esclavización que sufrieron al final de la guerra y las esclavas sexuales que sufrieron tanto.

Este panorama de violencia y racismo contra los coreanos por parte de los japoneses no fue cotemplado durante los juicios de Tokio. Muchas de las brutalidades jamás fueron resarcidas y los victimarios quedaron impunes.

Fuentes:

  1. www.historiajaponesa.com/la-guerra-ruso-japonesa-1904-1905-un-inesperado-triunfo
  2. lascronicasdedeckard.com/cine-coreano-la-ocupacion-japonesa-de-corea
  3. www.hoy.es/sociedad/pesadilla-llego-japon-20190815003752-ntvo.html
  4. https://www.efemeridespedrobeltran.com/es/eventos/febrero/ruso-japonesa.-hoy-10-de-febrero-de-1904-se-desencadena-la-guerra-ruso-japonesa

Imágenes: 1. historiajaponesa.com 2. www.efemeridespedrobeltran.com 3. momentosdelpasado.blogspot.com 4. es.wikipedia.org

Historia de la Independencia Coreana. Parte II
Ciudades selenitas. Las construcciones ocultas de la luna La transmisión...

Origen de la leyenda Varios historiadores griegos como Polibio, la des...

El Gran apagón Muchas ciudades han sufrido largos apagones a lo largo d...

Aunque a simple vista esta afirmación parezca fuera de lugar, este fenóm...

Bibliografía ►

El pensante.com (julio 30, 2022). Historia de la Independencia Coreana. Parte II. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://elpensante.com/historia-de-la-independencia-coreana-parte-ii/