Biografía de James Watt

James Watt (Greenock, Escocia 19 de enero de 1736 – Handsworth, Inglaterra, 25 de agosto de 1819). Científico, Inventor e Ingeniero Mecánico de origen escocés, reconocido por haber inventado el motor a base de vapor, la cual sirvió como impulso a la primera Revolución Industrial, que tomó Inglaterra y el mundo, haciéndose merecedor a su ingreso a la Royal Society en 1785. Su invento inició un nuevo capítulo en el campo de la producción de bienes y servicios, los cuales dieron origen al mundo industrializado.


Vida temprana

Nació en el seno de una familia muy próspera. Su padre, había fungido como tesorero y magistrado de Greenok, dedicándose a la industria naval y de la construcción de casas, en la cual ganó rápidamente renombre. James Watt disfrutó de una infancia acomodada. Fue educado en su casa por instructores particulares, al tiempo que pasaba largas jornadas en los talleres de su padre, donde desde muy temprano demostró habilidad manual, desarmando algunos de sus juguetes, y usando sus piezas para elaborar otros.

No obstante, el negocio de su padre sufrió pérdidas considerables que terminaron con su herencia. James tuvo que renunciar a su vida refinada, y escoger un oficio para poder trabajar y ganar su sustento. La salud de su padre se deterioró notablemente, mientras que su madre falleció cuando él tenía 17 años. En 1755, Janes Watt decide trasladarse a Londres a buscar fortuna. Luego de 12 días a caballo, llegó a la capital de Inglaterra, a fin de abrirse camino con la elaboración de instrumentos matemáticos de metal. Sin embargo, después de un año en Londres, Watt enfermó gravemente, teniendo que regresar a Glasgow.

Inicios como técnico mecánico

Trató de abrirse camino en su tierra natal, pero –a pesar de ser el único fabricante de instrumentos de este tipo- el Gremio de Hammermen, por el cual se regían los trabajadores de metales, le prohibió ejercer su actividad, argumentando que Watt no había servido el suficiente tiempo como aprendiz, aunque el mismo carácter de innovación de sus instrumentos hacían que no hubiese nadie con quien pudiese contratarse como aprendiz.

Tuvo que abandonar la idea de su negocio. Sobrevivió gracias a la contratación privada de sus servicios, por parte de profesores universitarios, que lo requerían para reparar sus instrumentos académicos. Igualmente se encargó de reparar todo tipo de aparatos y máquinas.

Máquina de vapor

En 1764, James Watt fue contratado para arreglar un motor Newcomen, máquina que funcionaba a base de vapor, cuyo modelo era usado en todo el país para bombear el agua de las minas. Durante la reparación, Watt consideró que el sistema de la máquina era sumamente ineficiente, y decidió perfeccionarlo.

Pensó largamente como solucionar la pérdida de vapor, a fin de incrementar la potencia de la máquina, hasta que un día concluyó que la razón era la existencia de una sola cámara, donde ocurría también la condensación. En mayo de 1765, decidió crear una cámara aparte, creando su primer gran invento: el condensador separado. Un tiempo después, conoció al inventor Jhon Roebuck, quien le sugirió que construyera un motor que incluyera el nuevo sistema descubierto por él. En 1768 se asociaron para comenzar a fabricar motores a base de vapor, patentando su idea en 1769.

Vida como empresario

En 1775, Roebuck se retiró dándole paso a Matthew Boulton, dueño de una empresa de ingeniería. Juntos comenzaron a fabricar máquinas de vapor, convirtiéndose en la empresa más importante de la región, recibiendo cientos de solicitudes de todos los sectores de la industria, entre las que se encontraba fábricas de papel, harina y algodón. En 1785, tanto James Watt como su socio, Matthew Boulton, fueron reconocidos por la Royal Society.

Para el año 1790, James Watt era un rico empresario. En 1800, junto a Boulton se retirán, entregándole la empresa a sus hijos. No obstante, el hijo de Watt, Gregory Watt, murió solo cuatro años después. No obstante, James Watt decidió permanecer en su jubilación, dedicándose a desarrollar sus investigaciones y su oficio como inventor, produciendo otro tipo de inventos, entre los que se encuentra el motor rotativo, el indicador de vapor y el motor de doble tracción.

Años finales

El 19 de agosto de 1819, James Watt murió, a los 83 años. Su cuerpo reposa junto al de su socio Matthew Boulton. En 1882, el vatio (unidad de energía tanto mecánica como eléctrica) es bautizada en honor. Su invención contribuyó al surgimiento de la era industrial, que cambió dramáticamente el mundo conocido por el hombre hasta el siglo XIX, razón por la cual James Watt es considerado uno de los hombres más influyentes de la historia.

Fuente de imagen: sites.google.com

Download WordPress Themes
Download WordPress Themes
Download Premium WordPress Themes Free
Download Premium WordPress Themes Free
online free course
download intex firmware
Download Premium WordPress Themes Free
ZG93bmxvYWQgbHluZGEgY291cnNlIGZyZWU=
Biografía de James Watt

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar