¿Cómo hacer queso crema casero?

El queso crema siempre resalta como una de los preferidos de los amantes del queso, quizás por su sabor fresco y su suave textura. Además puede hacerse de modo casero. Sin embargo, antes de describir cuál es el procedimiento que debe seguirse para preferir este tipo de queso, se revisarán algunos aspectos sobre él.

El queso crema

De esta manera, se puede comenzar señalando que técnicamente el queso crema puede ser definido como un tipo de queso blanco, suave y fresco, de tipo untable, que se fabrica cuajando una mezcla de leche y nata, por medio de fermentos lácticos.

De forma industrial, a la preparación de queso crema también se le agregan algunos estabilizadores como carragenano o la goma de algarrobo.

Por lo general, tiene la apariencia de una crema blanca, suave y de sabor fresco, que se usa para untar sobre un pan o galleta. No obstante, también se puede emplear como la base de distintos platos, tanto dulces como salados, pues tanto su textura como sabor se prestan para esto.

Historia del queso crema

Con respecto a la historia del queso crema, los distintos textos especializados coinciden en señalar que el creador de este tipo de queso fue Mr. Lawrwnce, un lechero de Nueva York, el cual en el año 1872, descubrió esta preparación, la cual desde entonces comenzó a ganar popularidad entre los comensales.

No obstante, no es entonces hasta el año 1880 que comienza a ser fabricado de modo industrial, cuando la compañía Kraft Foods, crea el queso crema Philadelphia, nombre que terminaría, por un fenómeno de metonimia siendo usado para denominar el queso crema industrial.  

Cómo preparar queso crema casero

Sin embargo, no necesariamente se debe adquirir una marca comercial, para poder disfrutar de la frescura del queso crema, pues este se puede preparar en la comodidad del hogar, siguiendo una serie de sencillos pasos.

En consecuencia, lo primero que deberá hacerse es reunir los siguientes elementos e ingredientes: un (1) litro de leches / jugo de dos (2) limones / un (1) colador de tela / una (1) olla grande / una (1) paleta de madera / un (1) recipiente de vidrio.

Cuando se tenga todo a disposición, se tomará la olla, y se llevará al fuego. En ella, se pondrá la leche a calentar. Cuando esté caliente, sin dejarla hervir, se deberá agregar el jugo de los dos limones, a fin de que el ácido de esta fruta comience a cortar la leche. Algunas personas también agregan un chorrito de vinagre.

A medida de que la preparación se va calentando, el ácido hace su efecto, y se separa el suero de los lácteos sólidos, el cual tiene apariencia de requesón. Se continúa un rato más hasta que se tenga mucho suero disponible.

Se procede entonces a colar la preparación en el colador de tela, a fin de rescatar estos sólidos lácteos. Se retiran del colador, y se colocan en un recipiente de vidrio. Con ayuda de un tenedor, o incluso de una batidora, en velocidad suave, se debe batir el queso crema, con el fin de obtener una textura más suave.

Se pueden agregar a la preparación algunas especias que incentiven su sabor. Si se desea usar para un postre, lo mejor es dejarlo con su sabor semi-neutro.

pixabay.com

¿Cómo hacer queso crema casero?

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar