Cómo preparar jugos a base de limón

Una de las frutas más usadas para la elaboración de jugos y licuados es el limón, debido a su increíble aroma y refrescante sabor. No obstante, previo a abordar algunas recetas sobre estas preparaciones, se revisarán algunos aspectos fundamentales de esta fruta.

El limón

De esta manera, podrá comenzarse por decir que el limón en definido, de manera general por los biólogos, como un cítrico, perteneciente al género Citrus x limon, y que es considerado además como un híbrido entre el limón francés (C. medica) y el naranjo amargo (C. auramtium). Aun cuando la mayoría está de acuerdo con reconocer como padres del limón estos cítricos, algunas corrientes prefieren inclinarse por otros.

Características del limón

Con respecto a las características del limón,  se puede comenzar por describir el árbol del cual nace, el cual se conoce con el nombre de limonero. Así mismo, esta planta es considerada como un árbol perenne, cuya corteza presenta en ocasiones fuertes espinas. Por igual, se distingue por ser un árbol de copa ancha y abundante ramaje.

También, el limonero cuenta con unas flores de color blanco, y cinco pétalos, que se llaman comúnmente flores de azahar. En cuando a su fruto, este se denomina limón, y se caracteriza por tener un endocarpio, dividido por lo menos en 18 gajos, que contienen sus semillas. La corteza que lo recubre varía entre el color verde y amarillo, teniendo una textura parecida a la naranja. Otro rasgo distintivo del limón es su sabor y su frescura.

Origen del limón

Otra de las informaciones importantes que se pueden abordar con respecto al limón es su origen. En este orden de ideas, los especialistas señalan que el Limón puede ser visto como una fruta de procedencia asiática, pues debió nacer por primera vez hace cientos de siglos, en Assam, región de la India, ubicada hacia el norte de Birmania y China.

Un dato sorprendente sobre el limón es su tardía llegada a Occidente, al punto de que los griegos y los romanos, es decir, las culturas antiguas más importantes de esta civilización no lo conocieron. De hecho, fueron los árabes los encargados de llevar el limón a Europa, durante la invasión a la Península Ibérica. Desde entonces, esta fruta prosperó en el Mediterráneo. Por su parte, fueron los españoles quienes llevaron el limón a América, durante la época de la Conquista.

Jugos a base de limón

Una vez se han revisado los distintos aspectos del limón, puede que se entiendan esta recetas desde el contexto histórico y biológico de esta fruta que en la modernidad parece tan natural de todas partes. A continuación, las siguientes recetas:

Jugo de arándanos y limón

Uno de los jugos más populares entre los amantes de los sabores cítricos es esta mezcla de arándanos y limón.

Para prepararlo, se necesitarán los siguientes ingredientes: dos (2) tazas de arándanos naturales / seis (6) tazas de agua fría / cuatro (4) cucharadas de azúcar / un (1) limón.

Toda vez que se tengan todos los elementos a disposición, se comenzará por lavar los arándonos y llevarlos a la licuadora, junto con el agua, el azúcar y el jugo. Activar la máquina, y procesar hasta lograr una crema homogénea.

Jugo de zanahoria, naranja y limón

Otra de las combinaciones ganadoras en cuanto a lo que se refiere a jugos de limón es esta mezcla con naranja y zanahoria.

Para prepararlo, se requerirán los siguientes ingredientes: tres (3) zanahoria / un (1) limón / una (1) naranja / una (1) cucharada de miel.

Lo primero que se hará será sacar el jugo de los cítricos. Así mismo, se procesan las zanahorias en un extractor de alimentos. En una jarra, se mezclan los distintos zumos, y por último la cucharada de miel. Se sirve en vasos largos, con un poquito de hielo.

Imagen: pixabay.com

Cómo preparar jugos a base de limón

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar