Ejemplos de oraciones copulativas

Antes de abordar una exposición sobre los distintos tipos de ejemplos que pueden encontrarse en el Español sobre las Oraciones copulativas, se revisarán algunas definiciones, que de seguro permitirán entender esta clase de casos en su justo contexto lingüístico.

Definiciones fundamentales

Por consiguiente, podrá tomarse igualmente la decisión de delimitar esta revisión teórica a dos nociones específicas: Oración y Oración copulativa, por encontrarse directamente relacionados con las oraciones que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

La oración

En este sentido, se tendrá que la Oración ha sido explicada, a grandes rasgos, como una de las principales construcciones lingüísticas que pueden encontrarse en las lenguas naturales, entre ellas en el Español.

Sin embargo, si se desea tener una visión mucho más integral sobre la Oración, también se deberán revisar de forma mucho más precisa las definiciones que han hecho al respecto las principales disciplinas de la Lingüística.

De esta manera, podrá verse, por ejemplo, que la Semántica –área de la Lingüística que se encarga de los significados- considera que la Oración puede ser vista como la mínima estructura lingüística con capacidad para transmitir un mensaje completo, y con plena independencia sintáctica, es decir, que no requiere de ninguna otra estructura o palabra para trasmitir su idea.

Por otro lado, la Sintaxis –materia que se encarga de estudiar las partículas lingüísticas de acuerdo a su posición o función- señala que la Oración ha de ser vista igualmente como una cadena superior de sentido, conformada por la disposición ordenada, coherente y lógica de una serie de palabras.

Así también, la disciplina sintáctica indica que en la mayoría de los casos, la Oración ha sido explicada como una construcción que se establece gracias a la unión de un Sujeto y un Predicado, es decir, una entidad que realiza o sufre una acción, así como la acción misma, expresada por el verbo, que funge como núcleo del predicado.

Oración copulativa

En segundo lugar, será también necesario pasar revista sobre el concepto de Oración copulativa, la cual ha sido explicada, a grandes rasgos, como uno de los distintos tipos de oraciones que existen en una clasificación hecha en base al tipo de verbos que tiene, o así mismo, según su sintaxis.

De forma mucho más específica, la Oración copulativa será aquella oración que tiene como característica principal contar con un verbo copulativo, o en otras palabras, con un verbo que no expresa una acción en sí mismo, sino que sirve como puente o lazo, entre el Sujeto y el Atributo. De acuerdo a lo que señala la Lingüística, los verbos copulativos pueden ser los siguientes: parecer, estar, semejar, resultar o ser. 

Igualmente, en la oración copulativa existe la presencia de un Atributo, explicado como una cualidad o rasgo que tiene el Sujeto. En este tipo de oración, el atributo puede ser ejercido por un Sintagma nominal, Sintagma adjetival, Sintagma preposicional, Sintagma adverbial, Pronombre, Infinitivo u otra Oración. Otro de los rasgos de esta construcción o partícula es concordar completamente en género y número con el Sujeto.

En consecuencia, se tendrá que la Oración copulativa estará siempre conformada por la siguiente estructura:

Sujeto + Verbo copulativo + Atributo

Ejemplos de oración copulativa

Toda vez se han revisado estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar la exposición de algunos ejemplos, que se encuentran en el Español, sobre las oraciones copulativas. A continuación, las siguientes oraciones:

Carlos es muy trabajador → en esta oración, se encuentra que existe un Sujeto, conformado por el sustantivo o nombre propia “Carlos”. Así mismo, existe un verbo “es”, el cual puede ser identificado como un verbo copulativo, en tanto no refiere una acción como tal, sino que une al Sujeto “Carlos” con el Atributo “muy trabajador”. Al tener esta estructura, entonces puede ser entendido como una Oración copulativa.

Camilo está dormido → por su parte, en esta oración se encontrará una estructura, conformada por el Sujeto “Camilo”, así como el verbo “está”, que puede ser identificado como el verbo copulativo, puesto que sirve de lazo o puente entre el Sujeto y el Atributo “dormido”. Por ende, esta oración, siendo que tiene en su composición un verbo copulativo y un atributo, entonces puede ser tomado como una Oración copulativa.

Pareciera menor que Arturo → en esta oración, se puede encontrar un Sujeto implícito. Sin embargo, existe un verbo copulativo “pareciera”, el cual sirve de puente a este sujeto, para unirse con el atributo “menor”. En consecuencia, esta oración –siendo que cuenta con un verbo copulativo y con un atributo- entonces puede ser identificada como una oración copulativa.

Estoy encantada con la idea → en este caso, también hay un Sujeto implícito: Yo, además del verbo copulativo “estoy”, que une al Sujeto con el Atributo “encantada”. Esta oración, al tener entonces una partícula verbal copulativa y un atributo del Sujeto, puede ser entendida como una Oración copulativa.

Resultó falsa la joya → por último, en esta oración, se puede ver cómo hay un Sujeto: “La joya”, además de un verbo copulativo “resultó” y un Atributo “falso”. Al tener esta estructura, puede ser identificada como una oración copulativa.

Ejemplos de oraciones copulativas
Source: Idiomas y lenguaje  
agosto 23, 2020
loading...

Ver más Artículo al azar