Ejemplos de oraciones transitivas

Antes de exponer algunos ejemplos sobre las distintas Oraciones Transitivas que pueden encontrarse en el Español, se revisarán algunas definiciones, que de seguro permitirán entender cada uno de los casos expuestos, en su justo contexto lingüístico.

Definiciones fundamentales

En este sentido, también se tomará la decisión de delimitar esta revisión teórica a cuatro nociones específicas: Oración, Complemento Directo, Verbos transitivos y Oraciones transitivas, por encontrarse directamente relacionadas con los ejemplos que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

La oración

De esta manera, podrá comenzarse por decir que la Oración puede ser entendida, a grandes rasgos, como una de las principales estructurar lingüísticas que existen en las lenguas naturales, al menos en las que han podido ser estudiadas por la Lingüística.

No obstante, si se deseara una visión mucho más integral sobre este tipo de estructuras, también se debería tomar en cuenta que la Semántica –disciplina que se encarga de estudiar los significados– asume que la Oración puede ser entendida como la mínima estructura lingüística con sentido propio, independencia sintáctica y capacidad de transmitir una idea completa.

Por su lado, la Sintaxis –materia que estudia las partículas según su función y posición en la oración- considera que la Oración es vista como una cadena de sentido, conformada por una cadena de palabras, dispuestas de forma lógica y coherente. Así también, la Oración –desde el punto de vista sintáctico- puede ser entendida –en la mayoría de los casos- como la unión de un Sujeto y un Predicado, es decir, una entidad que recibe o realiza un acción, así como la acción en sí misma.

Complemento Directo

Por su parte, el Complemento Directo es visto como uno de los distintos complementos que pueden encontrarse en la oración, sobre todo en el predicado.

De forma mucho más específica, el Complemento Directo puede ser visto como una estructura lingüística, cuya misión es señalar a qué o a quién va dirigida la acción expresada por el verbo. Por lo general este tipo de complemento siempre es necesario cuando hay un verbo transitivo.

Verbo transitivo

Así mismo, también se tomará en cuenta el concepto de Verbo transitivo, el cual es visto como uno de los dos verbos que existen, de acuerdo al tipo de complemento que requieren.

En consecuencia, los verbos transitivos serán aquellos que necesita un Complemento Directo para expresar totalmente en quién o qué ha recaído la acción que ha sido expresada, y ejecutada por el sujeto. Por ende, el verbo transitivo no puede expresarse solo, sin la compañía del Complemento Directo.

Oración transitiva

Finalmente, se lanzarán luces sobre el concepto de Oración transitiva, la cual puede ser explicada, a grandes rasgos, como uno de los distintos tipos de oraciones que existen, de acuerdo a una clasificación hecha en base al tipo de verbo que ella posee.

Desde una perspectiva mucho más específica, la Oración transitiva será aquella que en su estructura sintáctica cuente entonces con un verbo transitivo, así como con el Complemento Directo que venga a señalar sobre qué objeto o persona recayó la acción realizada. La forma de identificar si el verbo es transitivo, así como cuál es el Objeto Directo, es preguntarle directamente al verbo ¿a qué? o ¿a quién?

Ejemplos de oraciones transitivas

Toda vez se han realizado estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar la exposición de algunos ejemplos que pueden encontrarse en el Español sobre las oraciones transitivas. A continuación, los siguientes casos:

Juan tomó agua → al revisar esta oración puede verse que el verbo “tomó” no expresa una acción absoluta, pues surge en el interlocutor la necesidad de completar el significado, es decir, saber qué fue lo que tomó el sujeto. Por lo tanto, puede considerarse un verbo transitivo. Para identificar el Complemento Directo, se toma la oración, y se le pregunta ¿qué tomó Juan? La respuesta: agua, es el CD. Por lo tanto, al tener un verbo transitivo y un Complemento Directo, la oración puede clasificarse como Oración transitiva.

Camilo llamó a Carlos → por su lado, esta oración tiene un verbo “llamó” que puede considerarse igualmente como un Verbo transitivo, pues el interlocutor siente la necesidad de preguntar ¿a qué? o ¿a quién? para poder completar la información. Cuando hace las preguntas, encuentra la respuesta “a Carlos”, el cual sería entonces el Complemento Directo. Al tener entonces un Verbo transitivo y un Complemento Directo, la Oración puede tomarse como transitiva.

Carlos compró comida → en este caso también puede identificarse el verbo transitivo “compró” y el Complemento Directo “comida”. Teniendo en su estructura estos elementos, la oración puede ser clasificada entonces –según su tipo de verbo- como una Oración Transitiva.

Sylvia botó el saco en el parque → este es otro ejemplo de Oración transitiva, pues al revisarla se tiene que el verbo que sirve como núcleo del predicado: “botó” es un verbo transitivo, que necesita un Complemento directo, el cual en este caso está conformado por el sintagma “el parque”.

Mila agarró las llaves → en esta oración, también se puede encontrar el verbo transitivo “agarró”, así como el Complemento Directo “las llaves”. Por ende, puede ser entendida como una Oración Transitiva.

Imagen: pixabay.com

Ejemplos de oraciones transitivas
Source: Idiomas y lenguaje  
agosto 13, 2020
loading...

Ver más Artículo al azar